La información económica de los líderes

Tecnología acumulativa o disruptiva en el sector auxiliar de la automoción

2015-marzo-mesa-automocion-01

Domingo Ochoa, Emilio Orta e Ignacio Arribas

En un sector tan maduro como el del automóvil, ¿cuánto hay de tecnología acumulativa y de tecnología disruptiva?

Para José Vicente Aguilar, habría que distinguir entre investigación básica o innovación y desarrollo. “En este último apartado sí que se producen avances de un año para otro”.

[masinformacion post_ids=”44284,44306″]

La cualidad que marca la diferencia estaría, según José Vicente Aguilar, en cómo se hace uso de esa tecnología para que ese conjunto funcione mejor. Es en este punto donde muchas veces se producen cambios cualitativos importantes”.

En el caso concreto de Agfra, argumentó, “le proponemos al cliente la mejor solución que se va a adecuar a ese proceso”. A pesar de todo, “la idea que le sugerimos suele estar avalada por otra operación exitosa similar”.

Por ello, aclaró José Vicente Aguilar, a la hora de compertir hay que tener en cuenta dos variables: el precio y la solvencia técnica. “Competir por precio es complicado porque siempre puede haber otro que lo haga más barato. Con lo que competir por solvencia técnica es la forma correcta de hacerlo. Todos sabemos que comprar más barato puede suponer que tengas que estar arreglándolo continuamente porque que no funciona bien”.

A este respecto, Emilio Orta apuntó otros dos aspectos a tener en cuenta como son “la garantía de continuidad de la empresa que ha fabricado el producto y su servicio posventa, cuestiones que inclinarán la balanza hacia un comprador u otro, en el 90% de las veces”.

2015-marzo-mesa-automocion-Jose-Vicente-Aguilar-Agfra

José Vicente Aguilar

Al hilo de lo anterior, Ignacio Arribas agregó también que cualidades como “la robustez de las soluciones, la fiabilidad, la rapidez del servicio, la estabilidad, la calidad y la importancia de contar con personal cualificado, también pueden provocar que el cliente se decante por una solución u otra”.

También aclaró que, “a pesar de que es cierto que todas las tecnologías están inventadas, muchas de ellas no están muy desarrolladas lo que genera que vayan surgiendo aplicaciones nuevas”. El vehículo eléctrico o el hidrógeno como combustible ya existen desde hace años. Pero,  “lo que hace falta es conseguir darle una viabilidad técnica a todas estas innovaciones para que un individuo pueda comprar un vehículo con esa tecnología a un precio razonable y que sirva para algo”, manifestó.

 Del mismo modo, esclareció, “a día de hoy, los clientes generalistas no quieren arriesgarse en el apartado de innovación debido al miedo al fracaso ya que implica importantes inversiones económicas”.

Sin embargo, para Emilio Orta, lo que va a cambiar el mundo y ya es algo imparable es el grafeno, “un nuevo material que se va a convertir en una revolución igual que lo fue el plástico en su momento. De hecho, ya se está fabricando de manera industrial en Ciudad Real, San Sebastián, Logroño o Burgos”.

Colaboración o individualismo

Ante esta cuestión, Emilio Orta argumentó que todo el mundo no puede hacerlo todo. “Las grandes empresas necesitan que haya muchas pymes que presten servicios ya que estas son más baratas y más competitivas. Además, todas las compañías cuentan con proveedores puntuales a los que recurrir cuando se produce una demanda que sobrepasa la capacidad del proyecto. Para ello, se buscan industrias pequeñas o medianas que cumplimentan al gestor que está con el cliente final”.

Para Domingo Ochoa, “es indispensable la colaboración entre empresas pero falta mucho para que esta se materialice en unas reglas no escritas o en una serie de normas”. 

Al hilo de lo anterior, Domingo Ochoa puso sobre la mesa que los chinos están fabricando grandes cantidades de herramientas pero todavía no cuentan con la misma experiencia que otras empresas europeas ya que “ellos llevan cerca de diez años fabricando estas herramientas pero con la experiencia de otros”.

Ante esta situación, incidió, y ante la falta de calidad y fiabilidad de esas piezas fabricadas en China, “existen empresas que no quieren comprar esos productos y prefieren hacerlo en Europa, Canadá o Estados Unidos a pesar de que los precios ya no son iguales. Para ello, están solicitando la colaboración de empresas que puedan realizar esas misma herramientas pero fuera de China”.

2015-mesa-automocion-grupo-03En cuanto a ser proveedor/colaborador de Ford, Domingo Ochoa esgrimió que es complicado ya que “la multinacional cuenta con proveedores tan arraigados que no tienes opción ni para negociar. Desde Industrias Ochoa hemos comprobando que hay que atravesar hasta tres puertas para estar en el momento en el que se producen adjudicaciones a proveedores en el momento del desarrollo inicial de los productos, momento en el que podemos empezar a colaborar”.

Ochoa adelantó también que Ford está barajando la posibilidad de invertir en el norte de África y “Valencia es lo más cercano que hay a esa zona. Si esta opción se produjera provocaría que las empresas valencianas del sector creciéramos en tamaño, calidad, servicio y precio”.

Faurecia, por su parte, –argumentó Ignacio Arribas–, dispone de un panel de proveedores del que “no nos podemos salir. Esto tiene la ventaja de que dichos proveedores son solventes financieramente, cumplen determinadas normas de calidad, etc. Pero, “la entrada en dicho panel es compleja”, recalcó.

No obstante, “tenemos muy buenas experiencias con proveedores locales en el seno de Avia. De hecho, uno de los grandes objetivos del Clúster de Automoción es fomentar las colaboraciones y el networking entre sus miembros”. En Avia, –aclaró Arribas–, hay grandes empresas tractoras asociadas y otras que dependen de estas para conseguir nuevos proyectos y continuar en el mercado y entre ellas han desarrollado diferentes proyectos.

En el caso de una ingeniería como Agfra  también colabora con empresas afines. “De hecho, –precisó José Vicente Aguilaren nuestro ADN está la colaboración ya que una empresa no puede ser especialista en todas las áreas. Por ello, cuando vas a acometer un proyecto tienes que rodearte de los mejores colaboradores”.

A su juicio, “en el sector de la automoción hay una concepción clara de que hay un éxito conjunto si todo el mundo va en la misma dirección”.

Suscríbete a nuestra newsletter