Economía 3: Noticias económicas e Información para el liderazgo Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Elasticidad de la demanda

Elasticidad de la demanda: ¿Qué es y qué factores la determinan?

Un mercado es un espació volátil que está abierto a diversas variaciones y cambios en sus precios, que puede ocurrir de un momento a otro. La oferta y la demanda son los factores que orientan los servicios del mercado y determinan los precios que este tendrá. Para realizar un análisis exhaustivo del mercado es indispensable estudiar estos dos factores para así saber cómo se manejan las cantidades y si es recomendable introducir una nueva línea de productos. La elasticidad de la demanda logra recolectar todos estos precios en una cifra para que sea fácil la comprensión.

¿Qué es la elasticidad de la demanda?

La elasticidad de la demanda es un concepto económico que se utiliza para conocer y medir el cambio que han producido las demandas de un bien, producto o servicio en un momento determinado. Todo, por supuesto, de acuerdo a los cambios de los factores que la determinan. Asimismo, es importante tener en cuenta que el término ‘elasticidad’ hace referencia a la sensibilidad que puede tener una variable frente a otras variables que influyen en esta.

Por esta razón, la elasticidad de la demanda trata sobre el análisis de todos los cambios que se presentan en los precios del mercado, con base en los factores que la determinan. Por medio de la elasticidad de la demanda se puede saber si es conveniente o no incluir algún producto dentro del mercado. O si es preferible subir o disminuir las sumas finales de esos mismos productos. En sí, esta herramienta es una guía para conocer todas las variaciones que posee el mercado.

¿Qué factores determinan la elasticidad de la demanda?

La elasticidad de la demanda tiene la función de determinar cuáles han sido los cambios de precios que ha presentado un producto durante un tiempo determinado. En este sentido, son varios los factores que la determinan. Entre estos están: precio de bienes sustitutivos o complementarios, preferencia de los usuarios, precio del bien y el ingreso de dichos usuarios. Por lo tanto, un producto será menos elástico cuando sea considerado como necesario para la vida del ser humano como la comida o las medicinas, entre otros. Es por ello que en la mayoría de las oportunidades las personas lo compran sea al precio que sea.

Mientras que el precio de un bien más lujoso es más elástico porque está abierto a las subidas de precio. Por ello, los compradores se plantearían si adquirir ese producto o no dependiendo de la necesidad, los intereses o los ingresos que posean. Asimismo, el precio de bienes sustitutivos es otro factor que influye en la elasticidad de la demanda. Este se produce cuando dos bienes de similares características se encuentran en el mercado. Las personas, por lo general, escogen el que posea menor precio, habiéndose producido una demanda elástica. Si un producto no tiene sustitutos, hay menos elasticidad.

Diferencia entre elasticidad de la demanda y elasticidad de precio de la demanda

Normalmente, muchas personas cuando hablan de la elasticidad de la demanda y la elasticidad precio de la demanda se refieren a conceptos similares. Sin embargo, en economía, cada uno posee un significado que lo diferencia del otro en gran medida. Este cambio se representa por las variaciones. En el caso de la elasticidad de la demanda, esta presenta variaciones en las cantidades ofrecidas como resultado de otras variables que son verificadas de acuerdo a la demanda de los compradores. Estas no se dan solamente por el precio del bien, también existen otros factores que influyen.

Entre estos factores están: el precio del propio bien, el ingreso de los usuarios, el precio de los bienes sustitutivos y complementarios, y la preferencia de los consumidores. Mientras que la elasticidad precio de la demanda solamente se rige por las variaciones de las sumas finales demandadas por los compradores. Estos son causados por las variaciones del precio del bien o servicio, es decir, que este tipo de elasticidad no toma en cuenta los otros rasgos que estudia la elasticidad de la demanda.

¿Cuáles son los tipos de elasticidad de la demanda?

Existen diferentes tipos de elasticidad de la demanda: elasticidad elástica, inelástica, unitaria o isoelástica, perfectamente elástica y perfectamente inelástica. En la demanda elástica cuando ocurre un cambio mínimo en el precio de algún producto, trae como consecuencia que se produzca un gran cambio en la demanda del mismo. En este caso, los consumidores están más sensibles a los precios de los bienes y/o servicios, por lo que cualquier divergencia que estos puedan tener puede afectar positiva o negativamente a las ventas de estos bienes y/o servicios.

La elasticidad inelástica es todo lo contrario a la anterior. En este particular la variación de los montos es mucho más evidente, por lo que el cambio en el precio final del producto será de mayor dimensión. Sin embargo, a pesar de ello, casi no se notará un cambio en la demanda, ya que, aunque descenderá la cantidad de bienes y/o servicios vendidos, los precios aumentarán su valor, lo que compensará la suma final. En la elasticidad unitaria o isoelástica se puede visualizar una reacción proporcionada a la que fue cometida.

En este sentido, si se produce una rebaja de los precios aumentará la demanda, mientras que si ocurre un aumento de dichos precios la demanda disminuirá, todo en una misma medida. Asimismo, la elasticidad perfectamente elástica sucede en muy pocos casos, y pasa solo en el caso de que la elasticidad de la demanda sea parecida o idéntica a infinito. Por otra parte, la elasticidad perfectamente inelástica es otra que poco sucede y ocurre cuando la elasticidad de la demanda es similar o igual a cero.

¿Cómo calcular la elasticidad de la demanda?

La fórmula para calcular la elasticidad de la demanda es sencilla de realizar. Se debe dividir el porcentaje del cambio de la demanda entre el porcentaje del cambio del precio. Esto se representa de la siguiente manera:

e =  Cambio porcentual en la demanda/ Cambio porcentual en el precio

Si el resultado es mayor a uno (1) significa que la demanda es elástica. En caso contrario, si dicho resultado es menor a uno (1) quiere decir que la demanda es inelástica. Por otra parte, si al final el número que te da es uno (1) significa que la demanda es proporcional. Lo que es muy poco probable que suceda, solo a veces en los casos en los que el período de observación es corto. Al mismo tiempo, si el resultado te llega a dar cero (0) esto indica que las divergencias en las cantidades no tienen relación con la demanda.

Ejemplo de elasticidades de la demanda

Una librería sube el precio de uno de sus libros de 1,10 euros a 1,25 euros. Si anteriormente vendía ese modelo y volumen de producto 45 veces al día, ahora solamente posee 36 ventas al día. En este caso, la subida de precio de 1,10 euros a 1,25 euros tendría un porcentaje del 13,6 %; mientras que el descenso en las ventas desde 45 a 36 ventas al día fue del 20 %. Si se divide el descenso de la demanda entre la subida de precio el resultado que tendrás será de 1,47. Lo que indica que dicha demanda es elástica.

carretillas-elevadoras-still-300x300
FVferrer-navidad
FVferrer-navidad

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.