Moragues: “Con el actual sistema de financiación, el equilibrio de las cuentas públicas es imposible”

2013-nov-Moragues-1A pesar de que para 2014 los Presupuestos de la Generalitat crecen por vez primera desde 2010, la situación no está para alegrías. “Con lo que recibimos por el sistema de financiación no llega para mantener lo básico: sanidad, educación y bienestar social”, afirma Juan Carlos Moragues, titular de Hacienda y Administración Pública de la Generalitat Valenciana. Según los principales indicadores de gasto per cápita, la Comunidad Valenciana está por debajo de la media nacional. El problema, pues, de las finanzas autonómicas no es de gasto sino de ingreso, lo que exige una revisión del modelo de financiación.

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]Juan Carlos Moragues presentó en Les Corts el pasado 30 de octubre el proyecto de Presupuestos de la Generalitat Valenciana para 2014, haciendo un importante ejercicio de transparencia informativa, tanto por la propia nueva estructura del Presupuesto, como por el esfuerzo didáctico que el titular de Hacienda está realizando. “Los ciudadanos tienen derecho a saber con total claridad cómo y en qué se gastan las Administraciones públicas el dinero que les recaudan vía impuestos”.

Y cuando se analizan los números presentados para el próximo año, la injusticia de la situación que sufre la Comunidad Valenciana es incuestionable: “Hoy por hoy, cada valenciano está recibiendo 204 euros menos que los demás españoles y esto está suponiendo para la Comunitat una infrafinanciación de 1.000 millones de euros anuales. Es más, en los Presupuestos para 2014 hemos recogido las previsiones para el próximo año, donde recibiremos 305 millones de euros menos, dado que por entregas a cuenta y la liquidación del modelo ingresaremos 8.276 millones de euros, mientras que en 2013 la Generalitat ha ingresado por estos conceptos 8.581 millones. Esto supone que no vamos a poder cubrir ni el importe presupuestado para Educación y Sanidad, cuando la base del modelo de financiación autonómico es cubrir el coste de las competencias transferidas, y ese gasto social son 10.088 millones”.

Y esto, “no solo lo decimos nosotros. Expertos como Ángel de la Fuente, BBVA Research, el IVIE, el informe de la Comisión de Expertos creada en el seno de Les Corts y el informe de la comisión de economía del Alto Consejo Consultivo, todos constatan que la Comunitat Valenciana está infrafinanciada”.

“Alguien podría pensar que en la Comunitat gastamos más de lo que correspondería en la prestación de esos servicios básicos”, añade el conseller Moragues, “pero no es así. Por ejemplo, nuestro gasto sanitario per cápita está en 1.047 euros, cuando la media en España supera los 1.200 euros”.

NUEVO SISTEMA DE FINANCIACIÓN2013-nov-Moragues-2

– ¿Cuáles deberían ser los pilares del nuevo modelo de financiación autonómica?

Debemos buscar un modelo que se ajuste a la realidad actual, bien fundado técnicamente, solidario, viable y sencillo, que sirva para corregir las actuales asimetrías financieras que existen entre las comunidades, y que contribuya a asegurar la sostenibilidad financiera a largo plazo.

Ante todo, el nuevo modelo debe asegurar los servicios públicos fundamentales que debemos prestar, como son la sanidad, la educación o el bienestar social, y que estos servicios se presten en las mismas condiciones en todo el territorio.

Para lograr ese nuevo modelo hay una cuestión fundamental: la ruptura con todos los modelos anteriores. Romper con el denominado statu quo, según el cual, ninguna comunidad pueda estar peor con el siguiente modelo que con el anterior. Con este esquema hay muy poco margen para corregir desequilibrios como los que sufre la Comunitat, al tener las transferencias competenciales desde los 80 y haber vivido un importante incremento demográfico.

– ¿Para cuándo la entrada en vigor del nuevo modelo de financiación?

El modelo de financiación, tal como está estipulado, debe tener una vigencia de cinco años; así lo fija la ley. Por ello, dado que el actual modelo es del año 2009, su vigencia debería extenderse hasta el 31 de diciembre de 2013, y la Comunitat está exigiendo que sea así.

El Gobierno, sin embargo, ha pospuesto el debate sobre el nuevo modelo al próximo año 2014, una vez se conozcan las balanzas fiscales, esté finalizada la reforma fiscal y volvamos a un ciclo económico positivo. En todo caso, de ser así, desde esta comunidad estamos defendiendo que, una vez aprobado, tenga efecto retroactivo al 1 de enero de 2014, como ya ocurrió con el modelo de 2009. Esto es fundamental para nosotros y por eso hemos solicitado formalmente que se constituya ya el grupo de trabajo que ha de estudiar el modelo de financiación actual y sentar las bases del próximo, algo que fue acordado por unanimidad en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) del pasado 21 de marzo.

También, en el último CPFF celebrado el 31 de julio, votamos a favor de un déficit simétrico del 1% para 2014, pero condicionando nuestro voto a la revisión del modelo y su retroactividad para 1 de enero del 2014.

GASTOS DE PERSONAL Y FUNCIONAMIENTO

– Dada la situación económico-financiera de la Generalitat, llama la atención la evolución de algunas partidas de gasto del Presupuesto. Por ejemplo los Gastos de Personal (Capítulo I), que crecen casi un 2%.

Lo primero que hay que señalar es que los Gastos de Personal del sector público de a Comunitat han disminuido en un 28,2 % desde el 2011.

Dicho esto, debemos considerar que los funcionarios y el personal laboral de la Generalitat y de sus empresas, organismos y fundaciones ha sido uno de los colectivos que mayor esfuerzo han realizado y quiero agradecer una vez más su apoyo y sacrificio.

En 2013 muchos de los ajustes han recaído sobre este colectivo, pero en 2014, gracias al acuerdo de la Mesa General de Negociación sobre condiciones de trabajo y retribuciones del personal de los sectores docente, sanitario, función pública y Justicia, suscrito el pasado 23 de octubre, estos colectivos van a ver mejoradas sus condiciones de trabajo.

Así, los Gastos de Personal en el Presupuesto de 2014 ascienden a 4.944 millones, aumentando un 1,9% principalmente por las medidas adoptadas en el citado Acuerdo de 23 de octubre, que se ha estimado que va a beneficiar a cerca de 140.000 empleados. Estas medidas van a mejorar la situación del empleado público valenciano en 2014 con respecto a 2013, pero aunque hemos recuperado parte del sacrificio que están haciendo, no será hasta 2015 cuando recuperen el 100% de sus complementos salariales.

– Los gastos de funcionamiento (Capítulo II) crecen más del 10%. ¿Cuál es la explicación aquí?

Lo primero que debemos clarificar es cuáles son los gastos de funcionamiento que crecen. De los casi 263 millones de euros en que aumentan los gastos de funcionamiento, Sanidad, Educación y Bienestar Social se llevan cerca de 252 millones, y todo lo demás crece menos de 11 millones. ¿Y qué atendemos con los Gastos de Funcionamiento de Sanidad o Educación? Pues cosas como la farmacia de los hospitales, el material sanitario para consumo y reposición en hospitales y centros de salud, los laboratorios, el servicio de limpieza, la seguridad, las residencias de menores y centros de día de mayores, los gastos de funcionamiento de los colegios públicos, el servicio de comedor y transporte, etc.

– ¿Qué evolución contemplan los Presupuestos de 2014 para los Gastos Financieros?

Los Gastos Financieros, incluidos en el Capítulo III del Presupuesto, ascienden en 2014 a 1.243 millones de euros, incrementando un 7,2% con respecto al año anterior.

En cifras absolutas esto supone 83 millones de euros entre estos dos presupuestos, pero aquí hay que considerar que hemos estimado que la bajada de la prima de riesgo va a conllevar un ahorro de 72 millones en 2014.

Es importante ver que gracias a habernos acogido al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), nuestro coste de financiación hoy es equivalente al precio del bono a 10 años del Tesoro más 30 puntos básicos, lo que significa movernos en torno al 4%, cuando en 2012 los tipos de nuestro endeudamiento superaban el 6%.

2013-nov-Moragues-3TRANSFERENCIAS E INVERSIONES

– Las Transferencias Corrientes crecen casi un 6% en el Presupuesto para 2014. ¿Qué es lo que hay metido ahí?

Las Transferencias Corrientes para 2014 ascienden a 2.721 millones, lo que supone un crecimiento del 5,9%. Este incremento obedece, principalmente, a las transferencias para cubrir gastos presupuestados de tipo social, como 850 millones para prestaciones farmacéuticas; 709,49 millones a universidades públicas; 658,67 a enseñanza concertada; y 118,99 a ayudas a dependencia, entre otras. Estas cifras son importantes y por ello el ciudadano ha de saber en qué nos gastamos su dinero.

– Dada la precariedad financiera de la Generalitat, ¿queda margen de maniobra para contemplar inversiones públicas en 2014?

Las inversiones directas presupuestadas suben un 0,4% y ascienden a 316,6 millones. Entre las inversiones más destacables en el presupuesto de la Generalitat se encuentran las de infraestructuras, con 86,4 millones; sanidad, con 59,6 millones que se destinarán a diversos hospitales y centros de salud; y educación, con 45,73 millones, para transformar aulas provisionales en definitivas.

A su vez, vamos a centralizar desde esta Consellería la gestión de los sistemas de información, a lo que se destinan 37 millones; 24,3 millones son para inversiones desde la Consellería de Agricultura; y Gobernación y Justicia dispone de 19 millones para mejoras en infraestructuras judiciales.

Por otra parte, también hay que señalar que el Sector Público subirá en más de 29 millones sus inversiones reales.

– Durante años, el sector público autonómico ha tenido un impacto negativo relevante en el Presupuesto consolidado de la Generalitat. ¿Cuáles son las cifras para 2014?

En 2012 y 2013 hemos realizado una amplia reordenación del sector público de la Generalitat y, qué duda cabe, esto tiene su reflejo en los Presupuestos. Sólo por poner un ejemplo: dentro del sector público de la Generalitat, el apartado empresarial ha disminuido su peso en el Presupuesto un 56% entre 2011 y 2014, dato que pone en valor la reestructuración llevada a cabo.

Para 2014 los Presupuestos del sector público ascienden a 2.067,5 millones, y sus operaciones no financieras disminuyen hasta los 1.665,4 millones, lo que supone un descenso del 6,53%. 

Si nos ceñimos únicamente al Sector Público Empresarial y Fundacional (SPEF), lo que significa eliminar los Consorcios y los Organismos Autónomos, supondrá un 7,6% del total del Presupuesto consolidado de la Generalitat y sus operaciones no financieras caen 892,1 millones.

– ¿Se están cumpliendo, pues, las previsiones del plan de reestructuración que se aprobó en su momento para el sector público?

El grado de cumplimiento del plan de reestructuración y redimensión del SPEF se encuentra ya al 81%, quedando únicamente 9 empresas por liquidar inicialmente.

El propio Ministerio de Hacienda nos ha felicitado por el trabajo que estamos haciendo en este sentido y otras autonomías nos han preguntado cómo lo hemos llevado a cabo.

TESORERÍA Y ENDEUDAMIENTO

– A la vista de todos estos datos, ¿cómo evolucionará la Tesorería y el endeudamiento de la Generalitat en 2014?

Gracias a habernos acogido a los mecanismos establecidos por el Gobierno, como el Plan de Pago a Proveedores (PPP) y el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), podemos saldar deudas con nuestros acreedores.

Ya en 2013 se estableció una extensión del Plan de Pagos a Proveedores de 2012, que permitió abonar 70 millones de euros, y este mes de noviembre se abonarán otros 871 millones a proveedores, más 66,7 a ayuntamientos. Además, está en marcha la segunda fase del Plan de Pagos, que permitirá abonar una importante cantidad de dinero a principios de 2014.

En cuanto a endeudamiento, los Presupuestos para 2014 se han elaborado con un recurso al endeudamiento de casi 1.000 millones de euros, de acuerdo con el déficit autorizado para el conjunto de las comunidades autónomas, que se sitúa en el 1%. Es una cifra alineada con nuestro objetivo: trabajar para conseguir equilibrar la situación de las cuentas de la Generalitat.

El Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) de julio aprobó los objetivos de endeudamiento para la Comunitat en el 31,3% sobre el PIB para el final de 2013 y del 31,9 para el final de 2014. En términos absolutos, la deuda viva de la Comunitat Valenciana ascendía a 30 de junio de 2013, a 29.235 millones. Frente a los 29.450 millones con los que se cerró el ejercicio 2012, esto supone una reducción de 215 millones.

Téngase en cuenta que, a 31 de diciembre de 2012, según los datos de la Cuenta General de la Generalitat Valenciana, nuestra deuda comercial se situaba en torno a los 4.900 millones.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter