La información económica de los líderes

Sin optimismo en el sector metalmecánico tras cinco años de crisis

Vicente Lafuente, presidente de la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval) es prudente ante las expectativas de recuperación de la economía provincial en 2014 pues, aunque el sector metalmecánico valenciano comenzó 2013 mostrando signos de estabilización, estos no son de recuperación. 

“Las previsiones de nuestros empresarios son negativas, así como los índices de inversión y empleo, con lo cual, no puedo decir que sean optimistas para 2014, sobre todo si persiste la sequía del crédito y la debilidad de la demanda interna. A favor tenemos el comportamiento de las exportaciones que se erigen como el indicador que equilibra la actividad productiva del sector”.

Vicente Lafuente

Vicente Lafuente

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]En cuanto a la evolución económica de la provincia en estos últimos cinco años, para Lafuente esta no ha dejado de contraerse y estancarse, “y su huella es evidente en la tasa de desempleo y en la destrucción del tejido productivo valenciano”.

En su opinión, “arrastramos las consecuencias de un boom inmobiliario, un exceso de endeudamiento y una pérdida de competitividad que nos ha hecho vulnerables. Ya no sirve ni el modelo de crecimiento sobre el que estábamos asentados ni las prácticas que acostumbraban las administraciones públicas. A pesar de todo, la crisis nos está permitiendo soltar lastres que nos permitirán asegurar bien los cimientos futuros”.

Para hacer frente a esta de crisis, que se ha traducido en una reducción de plantillas y de producción, “Femeval está abogando por reformas estructurales que favorezcan una mayor flexibilidad del mercado laboral y un apoyo firme a la industria, ya que esta impulsa las exportaciones, la innovación y es un sector que genera empleos estables y de calidad”.

Lafuente explica que las empresas han adoptado una serie de decisiones prácticas como “renunciar a estrategias para obtener beneficios a corto plazo y apostar por nuevos mercados, así como por formas de organización basadas en la participación de las personas, la gestión del conocimiento y el desarrollo de valores añadidos de competitividad”.

Por su parte Femeval ha activado un Plan Estratégico hasta 2016 para el “fortalecimiento institucional de la federación, potenciar la relación con los asociados y aumentar la influencia entre el empresariado valenciano”, concreta Lafuente. Además se ha propuesto impulsar el desarrollo de proyectos tractores sobre la base de la cooperación, así como afianzar el papel de la negociación colectiva y la formación sectorial.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter