La información económica de los líderes

Tras cinco años de crisis, diversificación de cultivos e investigación, claves para el futuro agrario

La última campaña de la agricultura valenciana “no ha sido mala si la comparamos con los ejercicios precedentes. Aunque se han producido altibajos en las cotizaciones, este último año muchos cultivos han podido defender un precio más o menos razonable. En principio, para 2014 no hay razón para pensar que tenga que cambiar esa tendencia”, explica optimista Cristóbal Aguado, presidente de AVA-Asaja.

Cristóbal Aguado

Cristóbal Aguado

[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”show”]Sin embargo, y tal y como razona Aguado, “el sector arrastra una larga crisis que se remonta a tiempos anteriores al estallido de la actual recesión”. En su opinión, “esta recesión está provocando el abandono de tierras de cultivo y además, no se está produciendo el necesario relevo generacional que precisa el sector y la población agraria se encuentra muy envejecida”.

Uno de los problemas a los que se enfrenta el sector es la falta de rentabilidad, “debido a que los precios no alcanzan a cubrir los costes de producción”, puntualiza Aguado. Ahora mismo la agricultura tiene tres frentes abiertos como son “los desequilibrios existentes en la cadena alimentaria, que dejan a los productores indefensos ante la posición de dominio que ocupa la gran distribución; la muy escasa cuantía de las ayudas que recibimos en comparación con las que llegan a las agriculturas de tipo continental; y las dificultades para acceder a la financiación”, enumera el presidente de AVA-Asaja.

Por ello, las reivindicaciones de las empresas del sector a las diferentes administraciones pasan por “el pago de las ayudas pendientes, la puesta en marcha de medidas de mercado que corrijan los desequilibrios de la cadena agroalimentaria, la introducción de un seguro específico capaz de proporcionar una cierta estabilidad a las rentas, la restitución de las ayudas al seguro agrario a los niveles previos a los severos recortes que se han aplicado en esta campaña y el apoyo decidido a la investigación”, expone Aguado.

Otras estrategias de futuro, pasan, según el dirigente, por la diversificación de cultivos y la transferencia al campo de las investigaciones: “hay que poner el conocimiento y la tecnología al servicio práctico de los agricultores”.

[/mepr-rule]
[mepr-rule id=”598″ ifallowed=”hide”]

Para leer el artículo completo:
Suscríbase a la la edición digital de Economía 3;
con su cuenta de suscriptor

[/mepr-rule]

Suscríbete a nuestra newsletter