Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Ocho ingredientes para dar valor a tus productos

Publicado el:
Ocho ingredientes para dar valor a tus productos


Para conseguir estos objetivos, las empresas deben tener en cuenta una serie de factores que permitirán crear una propuesta de valor efectiva y que sirva para atraer y fidelizar a los consumidores:


1-La marca debe contemplar la opción de poder personalizar los productos y servicios que ofrece, adaptándolos a los gustos y preferencias de cada cliente, tanto en el ámbito online como offline. En los últimos años, estas acciones están dando muy buenos resultados a las empresas.


2-Si una firma es capaz de mantener la calidad de sus productos con un precio inferior a los de su competencia, el valor que les proporciona será mayor que el resto de los existentes en el mercado.


3-El cliente debe percibir que el uso de los productos o servicios de una empresa le hace la vida más fácil, además de proporcionarle una serie de beneficios por su utilización.


4-Se pone el acento en la garantía para evitar riesgos al adquirir el producto o contratar el servicio.


5-El producto necesita para proporcionar un mayor valor añadido a los consumidores ser único, innovador y de diseño exclusivo, para que posea unas características que no tengan los que ofrece la competencia.


6-Para que los clientes perciban ese valor que hace que adquieran unos productos frente a otros, las empresas deben preocuparse de que lo que ofrecen al consumidor sea nuevo y que especialmente se sitúe por encima de sus expectativas, satisfaciendo necesidades que ni siquiera podrían imaginar. A modo de ejemplo cabe citar el nacimiento de los smarphones.


7-La calidad nunca debe faltar en un producto, dado que siempre le aporta valor. Los usuarios prefieren, en ocasiones, pagar un poco más si saben que supera a la competencia o a otros artículos del mercado.


8-Las imitaciones no generan en el cliente ningún tipo de valor. Los consumidores la mayoría de las veces acaban adquiriendo o eligiendo los productos de las marcas originales.