Liberalismo económico

Liberalismo económico ¿Qué es y quiénes son sus principales autores?

Seguramente, en algunos ejemplares de periódico, noticias o incluso en algunas bibliografías has leído o escuchado acerca del liberalismo económico. Pero ¿De verdad conoces su significado? ¿Quiénes lo acuñaron por primera vez como término filosófico? Esta corriente, filosófica y económica a la vez, ha tenido un interés elevado en los últimos años. Un interés centrado en su férrea defensa a la libertad económica individual. Hoy hablaremos acerca de esta corriente, qué es y cuáles son sus principales ideas, sus ventajas, desventajas, autores y las características más importantes.

¿Qué es el liberalismo económico?

El liberalismo económico procede directamente del liberalismo, una corriente filosófica que pregona “la libertad del hombre”. Esta libertad está basada en el individualismo, en una sociedad defensora del estado de derecho, la propiedad de carácter privado y la igualdad (especialmente ante la ley). Por tanto, el liberalismo económico es una corriente de pensamiento basada en la libertad económica para alcanzar pleno desarrollo, sin regulaciones ni impuestos estatales. Al igual que su corriente formadora, tiende a que el gobierno no tenga intervencionismo para modificar el comportamiento natural de la economía.

No es una corriente nueva, sino que ya tiene unos cuantos siglos manifestándose y evolucionando en la sociedad. Procede de la Europa ilustrada de fines del siglo XVIII, donde diversas figuras se opusieron a la intervención económica de los estados. Debido a esta defensa de postulados como la propiedad y la empresa, se convirtió en una teoría antagonista. El liberalismo económico establece que no deben existir barreras productivas o comerciales económicamente hablando; por tanto, es un sistema de pensamiento con adeptos y contrarios.

¿Cuáles son las principales ideas del liberalismo económico?

Veamos cuáles son las ideas básicas o esenciales del Liberalismo económico. Primeramente, destacamos que asume el lema de la fisiocracia: “dejar hacer, dejar pasar”, en concordancia con la creencia del espíritu libre de la economía. En el caso de los actores económicos, postula la libre interacción entre la oferta y demanda, como símbolo del equilibrio binomial producción-consumo. El liberalismo económico define al estado como una entidad de desequilibrio para la libre actuación de la oferta y la demanda.

Su idea esencial en el rol del Estado, es como vigilante. Debe ser el garante de la protección y cumplimiento de los acuerdos o contratos establecidos entre personas y empresas. Otra idea fundamental es que, cada individuo tiene derecho de ahorrar con diversos propósitos (los hijos, la educación, la salud y la vejez). Esto se resume en dos aspectos importantes del ahorro:

  • Ahorrar o acumular capital sirve para impulsar la economía y su desarrollo.
  • Para impulsar un beneficio real social, cada individuo debe buscar su propio beneficio.

Ventajas y desventajas de esta doctrina

¿Cuáles son las principales ventajas del liberalismo económico? Lo primero que debemos mencionar es que, a nivel individual, propugna la creatividad y la innovación de la persona para su desarrollo. Con esta ventaja, personas y empresas pueden generar proyectos de importante beneficio social. Al explotar todas las capacidades del ser, fomenta claramente la libre competencia. Por tanto, individual o empresarialmente, se participa ofreciendo mejores productos o servicios. Esta forma de pensamiento permite una inversión de grandes capitales como fuente, sustento e impulso económico.

Al haber una libre competencia y libertad de desarrollar con creatividad e innovación, se tiene una gran variedad de servicios o productos. Los mismos están a disposición de las personas que lo demanden, en la cantidad que lo requieran. Por último, entre sus mayores ventajas resalta el impulso para el surgimiento de nuevas empresas. Esto último abre fuentes de empleo que mejoran las condiciones sociales. Ahora bien, así como tiene ventajas, el liberalismo económico también tiene desventajas. Vistas en gran medida por sus detractores.

La más relevante de sus desventajas es la falta de atención sobre los sectores más pobres, los que difícilmente pueden participar en la economía. Debido a que, para este tipo de pensamiento, el Estado es ineficaz al controlar la economía, no goza de participación en programas económicos gubernamentales. Una desventaja que crea efectos adversos en contra de la teoría de pensamiento, inclusive amenazas. Por último, al permitir el libre comercio, abre las puertas a productos extranjeros que perjudican productos y empresas locales.

Principales autores del liberalismo económico

Veamos ahora quienes han sido los padres, autores o máximos exponentes del postulado del liberalismo económico. En primer lugar, encontramos a François Quesnay (1684 – 1774), quien es considerado como el padre de la Fisiocracia. Para Quesnay, el estado no debe ser más que un vigilante que acabe con los obstáculos que impidan el desarrollo del sistema económico. Es decir, que no debe colocar dificultades al libre comercio y sus actividades derivadas. De esta forma, se podrá alcanzar un equilibrio natural, apoyando al liberalismo económico.

Adam Smith (1723 – 1790) es otro de los grandes pensadores de esta corriente filosófico-económica, de corte clásico. Proveniente de Escocia, se considera el padre del liberalismo económico, al introducir su estudio en la obra filosófica de 1776 “La riqueza de las naciones”. Su mayor aporte es que no hay que limitar o detener la tendencia creativa humana (en especial por parte del estado). Si a este se le deja desarrollar por su propia cuenta, buscará tanto lo mejor para sí como para sus semejantes.

Por último, uno de los más recientes exponentes de este pensamiento es Milton Friedman (1912 – 2006). Considerado, uno de los actualizadores de las teorías concebidas por Smith. Perteneciente a la escuela económica de Chicago, y el más influyente economista del siglo XX. Sus principales postulados se establecen en torno a los impuestos, los cuales deben ser reducidos hasta llegar a cero. El otro establece que se alcanza la libertad política cuando se tenga una plena libertad económica (es el requisito indispensable).

¿Cuáles son sus principales Características?

Para entender mejor, el liberalismo económico, debemos conocer sus características. La principal es que reconoce y defiende a los actores privados, su propiedad y libertad económica, por encima de las intervenciones del estado. Estas últimas ocurren regularmente a través de impuestos, aranceles, controles cambiarios y más. Al propugnar una libertad económica, se coloca a favor de la propiedad privada y el libre mercado de mercancías de diversos orígenes (local o foráneo). Por lo general, las personas (o gobernados) deben acordar o consentir quién los gobierna.

Al defender la propiedad y libertad de los actores económicos, permite la libre competencia. Así, cada actor hará su mejor esfuerzo y creatividad para satisfacer las necesidades de la demanda de mercado, ganando estatus y reconocimiento dentro del mismo. Pero su característica más resaltante, especialmente en estos tiempos, es la de la libre actuación de mercado. Es decir, esta entidad se regula por sí misma, ofreciendo la debida oportunidad. Esto ocurre a través de la medición de fuerzas entre oferta y demanda.

warmia-Mazury-Polska
Randstad-Verano-300
warmia-Mazury-Polska
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.