cheque bancario

Cheque bancario: ¿qué es, para qué sirve y cómo cobrarlos?

Un cheque bancario es un documento mercantil, emitido por un banco o una institución financiera. Es un instrumento financiero muy utilizado que puede emplearse para casi cualquier cosa, desde el pago de facturas hasta la compra de alimentos. El propósito de esta herramienta es realizar pagos a favor de la persona que tiene la cuenta en ese banco o institución financiera en particular. Y hoy, trataremos de disipar todas las posibles dudas que puedas tener con respecto a este método de pago.

¿Qué es un cheque bancario?

Un cheque bancario es una de las formas de pagos en las que no se requiere de efectivo. Se puede definir, como un título valor que contiene una orden incondicional del librador o girador del cheque al banco para pagar la cantidad especificada en él, al beneficiario o tenedor del cheque.

En otras palabras, un cheque bancario es un documento mercantil, mediante el cual una persona (librador o emisor), autoriza a la institución bancaria (librado) donde guarda su dinero, a realizar un pago en su nombre, a favor de otra persona o empresa (beneficiario).

No obstante, en el caso del cheque bancario la figura del librador y librado son la misma. Es decir, que quien emite, firma y garantiza el pago del cheque es la misma entidad bancaria. De esta forma, el acreedor o cobrador, tiene la certeza de ver garantizado el pago por parte del deudor.

¿Qué validez tiene un cheque bancario?

El cheque bancario tiene toda la validez que un título valor o instrumento financiero de este tipo puede tener. Más aun, cuando el instrumento es emitido por la misma institución financiera y cuenta con su total respaldo. Lo que le acredita a su vez una mayor garantía de cobro que en el caso de otros cheques emitidos por particulares.

¿Para qué sirve un cheque bancario?

El cheque bancario es un instrumento o título valor financiero que sirve para realizar todo tipo de pagos. Es un medio de pago que reemplaza el uso del efectivo, es decir, que no se necesita de efectivo a la hora de realizar los pagos.

De tal manera que, el uso de los cheques bancarios permite realizar operaciones financieras sin el riesgo que el intercambio de efectivo conlleva. En resumen, los cheques bancarios sirven para ser utilizados en todo tipo de operaciones financieras (compras, pagos de servicios, pagos de deudas, etc.) que acepten este instrumento como medio de pago.

¿Cuándo caduca un cheque bancario?

La caducidad o plazo para cobrar un cheque bancario va a depender directamente del lugar donde se haya emitido y el lugar de su presentación para el cobro. No obstante, el Código de Comercio, en su capítulo IV, artículo 135, establece los plazos de presentación de los cheques.

En los casos de cheques emitidos y presentados para su cobro dentro del territorio español, el plazo de tiempo estipulado para su pago, es de 15 días desde el momento de su emisión. En los casos de cheques emitidos en el extranjero, pero dentro del territorio europeo y pagaderos en España, el plazo para su cobro se extiende hasta los 20 días. Para los casos restantes, es decir, fuera de Europa, el plazo se extiende hasta los 60 días.

Todos estos plazos computados con base en la fecha presentada en el instrumento de pago mismo. No obstante, si el vencimiento se da un día no hábil, se tomará el siguiente día hábil como fecha tope para su vencimiento.

Tipos de cheques bancarios

Existen diferentes tipos de cheques bancarios que tienen sus propias características.

  • Personal: es el cheque que se emite a favor de una persona o empresa en particular, quien será su único beneficiario autorizado para realizar el cobro. La forma de pago, puede ser en efectivo al portador, o con ingreso a cuenta.
  • Abonado en cuenta: es quizá el tipo de cheque bancario más común o más utilizado. A la vez que la forma más segura de cobrar. Se caracteriza porque su pago nunca se hace en efectivo. Al contrario, se debe ingresar (abonar) el monto en una cuenta a nombre del beneficiario o cobrador del cheque. Otra característica importante es que debe incluir la frase “abonado en cuenta”.
  • Cheque bancario cruzado: este es un tipo de cheque bancario personal, que se caracteriza por presentar dos líneas paralelas diagonales que indican que solo se puede cobrar mediante el abono de dinero en cuenta. De esta manera, se evitan los riesgos que acompañan la pérdida o robo del instrumento. Ya que, nadie podrá cobrar el cheque.
  • Cheque conformado: mediante este tipo de Documento Mercantil de cariz Negociable, la Entidad Bancaria o Crediticia garantiza que la firma del Librador sea auténtica, así como la existencia de fondos en la cuantía que se indica en el propio Cheque.
  • Cheque barrado: respecto a este tipo de sistema, únicamente puede efectuarse el abono de este Cheque a través del ingreso en la cuenta del Beneficiario. Para ello, debe formalizarse, como su nombre indica, mediante la inclusión de sendas barras paralelas e inclinadas en el anverso del Documento. Esta acción tiene como finalidad que, el Cheque Barrado es para ingresar en cuenta, en caso de que se produzca la pérdida del mismo, no pueda ser cobrado por un tercero, únicamente puede serlo por la persona designada como Beneficiaria, en caso de no ser al Portador.
  • Cheque nominativo: aquellos Cheques que son emitidos a favor de una persona concreta. En el propio Documento Mercantil se identifica a la misma a través de la consignación de su nombre y apellidos completos.
  • Cheque emitido al portador: al contrario que en el tipo de Cheque que hemos analizado anteriormente, no se produce la designación de persona alguna, por lo que podrá ser cualquiera quien pueda proceder al cobro del Cheque sin que la falta de consignación de sus datos pueda poner en entredicho la validez de la operación de cobro que pretende llevar a cabo.

¿Cómo cobrar un cheque bancario?

El cobro de un cheque bancario, está supeditado al tipo de cheque que se quiera cobrar en función de sus características particulares. Debemos recordar que existen 3 tipos de cheques bancarios, personal, abonado en cuenta y cruzado. En consecuencia, va a depender de su tipo las condiciones de pago de este.

Sin embargo, el procedimiento de cobro no se aleja por completo de la forma de cobro de los cheques en términos generales. El primer paso a seguir, es la presentación del cheque junto con una identificación válida del beneficiario a un cajero del banco donde se desea cobrar. En el caso de que se trate del primer tipo, “el personal”, podrás realizar el cobro en efectivo, en el caso de los otros dos tipos restantes, deberá abonarse en una cuenta del cobrador o beneficiario.

Fundacion Vicente Ferrer Navidad
Feria del Automovil de Valencia
Marcos Automocion
GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.