Ayuntamiento

Ocho años a la espera de una licencia del Ayuntamiento de Valencia

¿Qué empresario puede aguantar el hecho de estar pagando un alquiler y no poder desarrollar su negocio porque el Ayuntamiento tiene la licencia de obra parada? Esto es lo que les está ocurriendo a diversos establecimientos hoteleros que se quieren abrir en Valencia y a que llevan años a la espera de que el Consistorio les conceda una licencia.

Durante la mesa de debate sobre Turismo organizada esta semana por Economía 3, los empresarios turísticos y hoteleros se mostraron satisfechos con los buenos números del sector, que prevén cerrar este año con cifras similares a las reportadas durante 2019. Sin embargo, avisaron, no todo el mundo en la ciudad parece estar remando en la misma dirección.

Atasco en la Administración

La principal cuestión en la que coinciden los representantes hoteleros y turísticos es en la falta de ayuda por parte de la Administración. En concreto, afirman, la ciudad de Valencia tarda una media de tres a cuatro años en conceder una licencia para construir un hotel, frente a los seis meses que tarda la ciudad de Alicante. La propia Lucía Beamud, responsable de la concesión de licencias para desarrollar las distintas actividades económicas, afirmaba recientemente que acumulaban cerca 200 expedientes en proceso de tramitación para implantar hoteles y apartamentos turísticos. Algunos de los cuales llevan en espera desde 2015.

Estamos hablando, explica Alberto Galloso, socio director de Soluciones Turísticas, «de más de 200 licencias paralizadas en el departamento de licencias en el mes de noviembre. Esta situación está impidiendo que se pongan en marcha al menos 50 nuevos alojamientos hoteleros en la ciudad de Valencia. Esto es un poco contradictorio, porque esto supondría un beneficio para el Consistorio en términos de recaudación. De momento no parece haberse hecho mucho para resolver una situación que espanta a los inversores».

La falta de soluciones por parte del Ayuntamiento es lo que más incertidumbre genera entre los empresarios. En este sentido se manifiesta Vicente de Juan, director de Expansión de Moontels, quien afirma que «desde el Ayuntamiento no ofrecen una solución y afirman que el problema es la falta de personal para acelerar la tramitación de licencias. Existen experiencias en otras ciudades que, ante una situación similar, han externalizado el servicio de concesión de licencias. El Consistorio valenciano no parece estar por la labor», afirma.

«Buenas cifras», según el Ayuntamiento

Este medio ha tratado sin éxito de entrevistarse con Lucía Beamud, concejala de Igualdad, Actividades, Espacio Público y Pueblos, para obtener respuestas acerca de los motivos tras las actual parálisis administrativa, y qué se está haciendo desde el Consistorio para tratar de acabar con el embudo de licencias que lastra la expansión hotelera en la ciudad.

En Economía 3 consideramos que, puesto que la actividad de estos departamentos condiciona la viabilidad de las empresas, su funcionamiento se debería regir por los mismo parámetros de productividad que se aplican en la empresa privada. Es por ello que, entre otras cuestiones, les preguntamos acerca de los ratios de productividad que tiene el departamento de licencias, así como cuántas se concedían al día. Estas preguntas no fueron contestadas por el Ayuntamiento.

De forma similar, quisimos saber a qué se debe el hecho de que estas licencias no se tramiten, el personal que el Consistorio destina a este departamento o si tienen constancia del coste que para los empresarios está teniendo esta situación. Ninguna de estas cuestiones obtuvieron respuesta.

Desde el departamento sí nos han hecho llegar, sin embargo, un breve texto en el que el Consistorio afirma «a nivel de tramitación de licencias de actividad en Valencia hablamos de buenas cifras». Y destacan que «actualmente estamos cerrando más expedientes por año que nunca: concretamente en lo que llevamos de año de 2022 son más de 2.400 los expedientes finalizados».

Sí reconocen, sin embargo, que existen una gran cantidad de expedientes por resolver, pero achacan la situación a la herencia recibida por el anterior Consistorio. «El actual equipo de gobierno heredó del PP casi 8.300 expedientes de actividad sin resolver, y en este tiempo los hemos ido reduciendo», aseguran desde el Ayuntamiento.

Trabas constantes a la empresa

La realidad que afirman vivir los empresarios dista mucho de la imagen que trasladan desde la Concejalía. «El Ayuntamiento nos traslada que tienen un problema de recursos humanos, pero tampoco vemos que se busque una alternativa para solucionar esto. La ciudad parece que necesita ingresos constantemente, que por eso nos clava una tasa turística, pero con su inacción hace imposible los ingresos que esos hoteles generarían», afirma Alberto Galloso.

La situación ha llegado hasta tal punto que los damnificados han constituido la Asociación de Afectados por los Retrasos de Licencias del Ayuntamiento de Valencia (Aflival), con el arquitecto Alfredo Burguera al frente. Su objetivo es reclamar la situación ante el Ayuntamiento, así como los perjuicios económicos que se está generando a los inversores locales y no locales.

«Nosotros tenemos una solicitud para un hotel de cuatro estrellas en Ruzafa realizada en febrero de 2018, hace cuatro años, y seguimos sin tener licencia de obra ni de actividad. No nos han dado ninguna explicación, se limitan a enviar requerimientos técnicos cada pocos meses. Nos solicitan que ampliemos información de aspectos técnicos y se va dilatando el proceso durante años sin ver una solución», explica Vicente de Juan.

 

 

Randstad imparables
Randstad imparables
Randstad imparables
Gedescasa-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.