Ángeles Delgado Fujitsu España claves tecnología IT computación chips

Las 7 claves de la directiva del líder japonés que inició su expansión en España

En 2023, Fujitsu cumplirá 50 años en España. Fue el primer país donde esta multinacional, fundada en 1935 y cuya sede se encuentra en Tokio, empezó a operar cuando decidió hacer negocios fuera de Japón, donde la compañía cuenta con una posición de liderazgo en el mercado.

Todo ello ocurrió a través de la Empresa Nacional de Tecnología Española, que se llamaba Secoinsa y que fue participada por el INI, Telefónica y la propia Fujitsu. Después, la enseña japonesa fue adquiriendo las participaciones del INI y Telefónica y así se estableció definitivamente en nuestro país.

Tras casi 50 años de recorrido, en Economía 3 repasamos el pasado, presente y futuro de Fujitsu en España con su actual directora general, Ángeles Delgado.

1. Arraigarse mucho al país

– Fujitsu es la tercera empresa mundial del sector de las Tecnologías de la Información y número uno en Japón, ¿cuál es su presencia en España? ¿Cuántos trabajadores tiene?

– España es un país donde tenemos una presencia muy consolidada, generamos cerca de 3.000 empleos y además alojamos muchos centros de excelencia de la corporación.

Por ejemplo, tenemos un centro de excelencia para banca en Barcelona, otro para desarrollo de tecnologías de la Justicia en València, centros de gestión cloud y desarrollo de aplicaciones en Andalucía, en Madrid tenemos un centro de excelencia de Big Data y Analytics para Europa y estamos también empezando con la primera unidad de sanidad digital.

El grupo Fujitsu, en la división industrial, también tiene una fábrica en Málaga. Por tanto, España es un país en el que estamos muy arraigados. Esto es muy de la cultura de las empresas japonesas, que nos arraigamos mucho en las sociedades donde trabajamos.

¿Cuál ha sido vuestra facturación en el último año?

– En cuanto a facturación, no damos datos locales, pero en el mundo factura unos 30.000 millones de dólares y, en número de patentes tecnológicas, la compañía es líder del mundo en Tecnologías de la Información, con más de 100.000. Además, estamos en 180 países.

Estamos muy presentes en entornos corporativos, en el sector financiero, en el público y en el privado, sobre todo en empresas del mundo industrial, manufacturero… Ahí, además, hay un negocio creciente, porque son empresas que están digitalizándose un poco más tarde que lo que lo hizo la banca y la Administración.

La supercomputación y el reconocimiento facial en Cajeros

En cuanto al negocio en España, un tercio son productos tecnológicos, desde ordenadores personales hasta la supercomputación. Estamos en los centros de supercomputación más importantes de España, en el BSC de Barcelona, tenemos el segundo ordenador más potente de España, que está en Canarias… Fujitsu tiene por tercera vez consecutiva el ordenador más potente del mundo, que se llama Fugaku. En España también trajimos la supercomputación.

El otro 70% del negocio en España son servicios. Las redes de cajeros automáticos están muy implantadas y se fabrican en Málaga. Trabajamos mucho, por ejemplo, con Caixabank. Además, en España monitorizamos toda la red de cajeros no solo de Caixabank, sino de otros bancos también. De hecho, Caixabank ha sido el primer banco del mundo en el que hemos implantado reconocimiento facial.

Y, además, todas las posibilidades que ofrece desde el punto de vista del tratamiento de datos. Los miles de cajeros recogen miles de transacciones, de muchos tipos y en muchas geografías, y la analítica de esos datos nos puede dar una inteligencia de negocio para clientes que consideran el cajero como un elemento muy importante en la relación con el cliente.

– ¿A qué se debió que Fujitsu eligiera España para comenzar su expansión internacional?

– En aquel momento, en 1973, no estaba presente en España, pero era proveedor de equipos de comunicaciones para Telefónica. Al crearse Secoinsa se buscaba un tercer socio que fuera tecnológico y se invitó a Fujitsu a participar. Por otra parte, esto fue muy apoyado desde Japón, que aunque parezca un país lejano, tenemos una magnífica relación y compartimos muchos valores.

2. Invertir sostenidamente

– En 2022 está previsto que Fujitsu haga inversiones en España. ¿Cuáles se han hecho y cuáles se van a hacer?

– Nosotros hemos invertido siempre sostenidamente, pero realmente ahora estamos en un ciclo inversor muy importante. Por ejemplo, en 2017, abrimos la primera división de Fujitsu I+D en Europa continental, que está en Madrid, y al cabo de dos años creamos el centro de excelencia para Big Data y Analytics para toda Europa.

3. Acercar las capacidades al cliente

Para tener éxito y ayudar a las compañías y administraciones españolas, la digitalización es muy relevante y también que las capacidades estén cerca de los clientes. En la medida en la que ese diálogo entre tecnología y necesidades de negocio es importante, las capacidades y el conocimiento los tienes que tener cerca del mercado.

Ahora, entre las inversiones más importantes que estamos haciendo está la creación de una unidad de Healthy Living. Llevamos muchos años trabajando en el mundo de la Sanidad.

Pioneros en aplicar la tecnología a la genómica

Nosotros gestionamos los centros de datos que dan servicio a la sanidad pública de alrededor del 50% de la población española. Pero la sostenibilidad de la Sanidad pasa ahora por la digitalización y hace tres años empezamos a invertir en crear una unidad de Sanidad digital, tecnologías digitales aplicadas a genómica. Los dos primeros proyectos de genómica que han salido en España los está haciendo Fujitsu.

Estamos invirtiendo también en acompañamiento del paciente en la medida en la que cada vez más el paciente va a tener que ser partícipe también de su propia salud.

4. Apostar por herramientas que faciliten la vida

Por ejemplo, para cirugía ambulatoria, tenemos una app que va recordando al usuario los pasos que debe seguir para estar preparado porque una gran cantidad de quirófanos se quedan vacíos porque la gente no acude porque no se ha hecho las pruebas o se le ha pasado la fecha.

Ahora tenemos una Sanidad reactiva, a la que acudimos cuando estamos malos y tenemos que pasar a una Sanidad de cuidados preventivos en la que, gracias a la tecnología, el propio sistema de Salud te ayude, pero tú también participes en el cuidado de  tu propia salud.

También tenemos un área de asistencia remota de pacientes, porque cada vez hay más pacientes pluripatológicos no graves pero que tienen que tener muchos controles y es difícil gestionar esto, porque además tenemos una falta de profesionales en la Sanidad. Y esto se puede aplicar también a los cuidados, por ejemplo, con personas mayores que viven solas.

Hay una cuarta área, que es la de datos. Es muy importante tener un repositorio de datos al que puedan acceder todos los actores de la Sanidad.

Otra área muy importante de inversión es la de exportación de servicios hacia el exterior. España ya venía haciendo servicios para otros países –de gestión de cloud, desarrollos de aplicaciones…– y con los últimos acontecimientos hay una mayor demanda de que esos servicios estén relocalizados en Europa y en países cercanos y ahí, España, por los muchos años que llevamos y por la inversión que hemos hecho, tiene muchas capacidades.

También estamos invirtiendo en un centro de operaciones de ciberseguridad, que tenga vocación internacional.

5. Trabajar el nivel de pertenencia a la organización

– ¿Estáis sufriendo problemas de captación de talento? Parece que faltan manos, especialmente en los sectores tecnológicos…

– La verdad es que nosotros tenemos la suerte de que tenemos una rotación más baja que la media del sector. Trabajamos mucho en el nivel de afección de las personas con la compañía y, además, ha aumentado mucho ese nivel de pertenencia durante los últimos años.

De hecho, en las encuestas de satisfacción interna estamos en niveles altísimos. Tenemos un respeto a las personas, llevamos diez años invirtiendo en espacios de innovación y colaborativos y creo que la gente se siente a gusto. Pero eso no quiere decir que la rotación no aumente a medida que se incrementa la demanda de profesionales y eso le pasa a todo el sector.

Hasta ahora, quizá nosotros no lo estamos notando tanto, pero está claro que hay un déficit de profesionales en el mercado. Esto no tiene una solución única. Hay que trabajar en muchos ámbitos.

Por una parte, la conexión temprana con los futuros trabajadores, tenemos acuerdos con universidades, hemos arrancado con el programa de FP Dual con un resultado fantástico y gran parte de estos estudiantes se van a quedar en Fujitsu, también estamos formando a profesionales que ya tenemos para poder evolucionar.

También estamos trabajando en la atracción de talento de otros países. España es un país seguro, magnífico, con unas infraestructuras estupendas y un clima maravilloso y es muy atractivo para atraer trabajadores de otros países.

Ahora, con la situación tan tremenda que hay en los países del este, hay profesionales que quieren venir al oeste de Europa. También está Latinoamérica. España tiene el privilegio de tener un montón de países con gente muy preparada que habla nuestro idioma. Eso no lo tienen otros países.

¿Vamos tarde en la carrera de los microchips?

– ¿Podría convertirse España en un productor de componentes electrónicos?

– Hay un dato que es un hecho y es que se tarda muchos años en construir una fábrica de chips y en ponerla a funcionar. Entonces, seguramente ya vayamos un poco tarde. Hay otras posibilidades, como por ejemplo el diseño, que se puede accionar y poner en marcha mucho más rápidamente.

Y España tiene un enorme valor en la prestación de servicios, hasta ahora muy asociada al sector del turismo, pero tenemos que entrar también mucho más decididamente en los servicios tecnológicos, que cada vez se van a especializar más. Servicios digitales, por ejemplo, para el turismo.

6. Construir desde las fortalezas

¿Por qué nosotros, que sabemos tanto de turismo, no tenemos servicios digitales para el sector turístico que podamos exportar?

O servicios en el sector de la Sanidad, ya que tenemos uno de los sistemas más importantes del mundo. O en determinados sectores de la industria, que son muy exitosos.

Creo que hay que construir siempre teniendo en cuenta primero nuestras fortalezas y, segundo, el tiempo. Y sí que hay industria en otras áreas que tenemos que forzar y recuperar. España tiene industrias y empresas exitosísimas. Habría que prestar atención a esas y no tanto entrar en otros terrenos donde no estamos. España tiene otras oportunidades encima de la mesa que le permitirían desarrollarse en el mundo digital construyendo sobre las fortalezas.

– El tejido empresarial español es fundamentalmente de pymes. ¿Es posible digitalizar un tejido empresarial con estas características?

La respuesta rápida es sí, pero ya no es tanto el digitalizar como el tener otras claves en el negocio, como la capacidad de atraer talento, de hacer inversiones, de impactar…

7. Ganar tamaño

Hay algo que está claro, que es que en España el 99% de las empresas son pymes y muy pequeñas. Las empresas españolas deben ganar tamaño, porque eso permite contar con el liderazgo y la dirección adecuada, hacer inversiones, ser más atractivo para el talento, tener más impacto hacia el exterior… Ganar tamaño sigue siendo una asignatura pendiente de las pymes españolas.

Tres pasos para digitalizar las pymes

Dicho esto, para digitalizar las pymes hay tres pasos muy importantes. Uno es redefinir el modelo de negocio. Estamos viendo muchas empresas nuevas o que se están reinventando. Hay que digitalizarse en modo cloud. Es decir, ahora esa barrera de acceso a la tecnología se ha roto con el cloud. Hoy por hoy, se puede acceder a todo eso en modo pago por uso. Y, por último, la generación de ecosistemas. Vamos a un mundo de ecosistemas y de plataformas.

Por ejemplo, si lo aplicamos a un sector tan importante en España como el del turismo, tener plataformas de Blockchain que permitan a un turista antes, durante y después del viaje, una experiencia única, flexible, que se pueda modificar sobre la marcha, y en la que el turista sea único para todos los agentes implicados (la empresa de autobuses, el restaurante, el hotel, la empresa de los guías…).

Todo eso, en un ecosistema que le permitiera al turista una única experiencia de extremo a extremo es un muy buen ejemplo de cómo la generación de ecosistemas puede hacer más competitivo a un sector como es el del turismo.

Randstad-Verano-300
warmia-Mazury-Polska
warmia-Mazury-Polska
nuevaedicion-julio-600

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.