socimi fondo de inversión Fidere Testa Testa Homes Blackstone Juan Pablo Vera

Así crecen dos de las socimis españolas del mayor fondo de inversión del mundo

Fidere Patrimonio Socimi empresa especializada en la gestión profesional de viviendas de alquiler, fue adquirida por la mayor sociedad de inversión del mundo, Blackstone en 2013.

Años más tarde, en 2019, Fidere y la socimi Testa, también propiedad del fondo estadounidense, unieron la gestión de sus porfolios de vivienda y crearon Testa Home; una plataforma que en la actualidad gestiona el alquiler de unos 16.500 inmuebles, de los que 5.678 pertenecen a Fidere.

Se trata de viviendas distribuidas por grandes ciudades de todo el territorio español, aunque la mayor parte están en Madrid.

Las oficinas principales de Fidere se encuentran en la capital, aunque cuentan con delegaciones en otros puntos del país, como Barcelona, Valladolid o Las Palmas de Gran Canaria. “Creemos que la proximidad y el conocimiento de los mercados locales es fundamental a la hora de gestionar nuestra cartera. Atender las necesidades reales de nuestros inquilinos es clave. Tener delegaciones nos facilita la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio”, asegura Juan Pablo Vera, director general de Testa Home y presidente de Fidere.

socimi fondo de inversión Fidere Testa Testa Homes Blackstone Juan Pablo Vera

Profesionalizar la gestión de activos

Por otro lado, desde Testa Home trabajan para Fidere un total de 174 empleados con gran experiencia en el sector. “Sinceramente, creemos haber contribuido a profesionalizar el sector del alquiler residencial en España”, destaca Vera, quien durante la entrevista con Economía 3 enfatiza esta idea.

El responsable de Fidere pone de relieve también que en esta firma sitúan en el centro su forma de trabajar la sostenibilidad y las políticas de ESG (environmental, social and governance por sus siglas en inglés). “Invertimos en la transición hacia el consumo de energía verde y en reducir el impacto ambiental. Integrar las consideraciones ESG en la gestión y modernización de nuestra cartera tiene como objetivo crear valor compartido con nuestros accionistas, empleados, residentes y todo el entorno en el que operamos”, apunta en este sentido.

Abordamos con Juan Pablo Vera los motivos que han llevado a esta compañía a situarse entre las empresas de mayor crecimiento en 2020, con un +2275% en ventas, desde los dos millones y medio de euros de 2019 hasta los 58.

– ¿A qué achacáis este crecimiento tan importante?

– Nuestra cartera se caracteriza por la calidad de sus activos y la diversificación geográfica en la que se encuentran. El 99 % de nuestras viviendas se construyeron en 2004 o después. Al ser edificaciones relativamente recientes, se reduce significativamente el riesgo de obsolescencia y el nivel de gastos de mantenimiento, lo que redunda en un claro beneficio para los inquilinos. Eso no impide que hayamos realizado una inversión importante tanto en renovar el interior de los inmuebles como en mejorar las zonas comunes.

Inmuebles con menos de 18 años

En todos los edificios donde ha sido posible, hemos construido equipamientos, como piscinas, pistas de pádel y campos de fútbol, gimnasios, juegos infantiles y salas multiusos. Estos servicios, con claro valor añadido en áreas urbanas, y la gestión profesional de los inmuebles, son un factor clave para nuestros clientes.

¿Ha influido la pandemia, el confinamiento en esta nueva demanda y en vuestros resultados? ¿De qué modo?

-En primer lugar, durante la pandemia prestamos especial atención a las familias vulnerables afectadas por la covid-19 y, sobre todo, a aquellas que no podían asumir el pago del alquiler. Hicimos un esfuerzo en desarrollar planes de pago específicos adaptados a la situación personal de cada inquilino y lanzamos diferentes herramientas para ayudar en una situación tan atípica. Por otro lado, en ese periodo se produjo un incremento de la oferta de inmuebles en alquiler que derivó en una caída de precios.
Fue una época difícil y todo un desafío para la gestión de la vivienda en alquiler. Al final, creo que salvamos la situación con profesionalidad y atendiendo a las necesidades del momento.

– ¿Cómo os ha ido en 2021 y qué previsiones tenéis para 2022?

– El entorno económico actual es muy diferente al de 2020, de pandemia, con un confinamiento y una crisis sanitaria sin precedentes. Ahora se observa un crecimiento en la demanda que ha estimulado la recuperación. Si bien es cierto que existen múltiples factores socioeconómicos que pueden determinar la evolución de los precios durante 2022.

Demanda muy estable en busca de oferta de calidad

– ¿Cómo ha evolucionado la demanda de los consumidores, qué oferta buscan?

– Durante estos últimos años, incluso, como he comentado, en el periodo más difícil de la pandemia, la demanda de viviendas de Fidere ha sido muy estable en toda España y especialmente en la Comunidad de Madrid.

En nuestra cartera tenemos viviendas de tipologías muy variadas, de uno a cuatro dormitorios, lo que nos permite acceder a una población amplia y muy variada: desde jóvenes que se plantean el alquiler de su primera vivienda, con rentas más asequibles, hasta familias que desean un cambio y mejorar su calidad de vida.

En esta misma línea, y con el objetivo de conseguir el mayor nivel de bienestar posible de nuestros inquilinos, se ha renovado el interior de muchísimas viviendas, mejorando las calidades que venían de origen. Esto nos han permitido ofrecer un estándar de calidad por encima de la oferta existente en el mercado.

Marcos Automocion
Fundacion Vicente Ferrer Navidad
Feria del Automovil de Valencia
GVA Expo disseny i Territori

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.