Golf

Golf en la Comunitat Valenciana: una opción deportiva de riesgo cero en pandemia

La práctica del golf cuenta cada día con más aficionados en la Comunitat Valenciana, que dispone de más de una treintena de campos. Varios de ellos considerados entre los mejores del mundo. Espacios sostenibles que, en su mayor parte, usan agua depurada para el riego, cumpliendo así con la legislación valenciana: “En ningún caso se detraerán caudales destinados al consumo humano o uso agrícola que no hayan sido liberados de dicho uso”.

La ley autonómica de 2006 también exige la declaración de impacto ambiental favorable para la construcción de estos espacios deportivos, que, además, están obligados a conectar con los corredores verdes del entorno. “Garantizando que la actividad que en ellos se desarrolle no afecte a los distintos flujos ambientales que entre ellos se produzcan. Con el máximo respeto al paisaje, la fauna y la flora autóctonas”. Un buen ejemplo de esa armonía se puede contemplar y disfrutar en el Parador de El Saler, en pleno Parque Natural de l’Albufera, a 18 kilómetros de València.

El Saler

Se trata de un ancho campo de hierba natural de 18 hoyos con un recorrido que supera los 6.000 metros. Construido por Javier Arana, –dicen que fue su obra maestra–, e inaugurado en 1968, ha batido este año todos los récords, a pesar de la pandemia. “Es el mejor de la historia con más de 190 salidas diarias. Y eso que el acceso sigue limitado por razones sanitarias”, afirma Francisco Contreras, al frente de las instalaciones desde hace más de 13 años. Y con un claro compromiso con el entorno y su biodiversidad.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Mi objetivo es que El Saler sea un referente de turismo sostenible y de calidad”, destaca desde una de las terrazas con vistas al green del hoyo 18 con el mar de fondo. Un enclave privilegiado cuyo hotel cuenta con 65 habitaciones.

Arana adaptó el campo de golf a las dunas, los pinos y la playa. Apenas alteró el entorno. El Saler no es un campo sencillo. Su brisa marina, las calles anchas, los grandes greenes y un centenar de bunkers, muchos de ellos naturales, aprovechando las dunas, hace que resulte difícil cumplir su par 72. La marca del campo todavía la mantiene el alemán Bernhard Langer desde 1984, cuando en la cuarta jornada del Open de España lo dejó en 62 golpes. Los mejores jugadores internacionales han recorrido sus calles. Severiano Ballesteros, el genio del golf (dos Masters de Augusta y tres Open Británicos), que el pasado mes de mayo fue recordado por sus compañeros en el décimo aniversario de su muerte, era un gran admirador y defensor de El Saler.

Golf

La prestigiosa revista norteamericana Golf Magazine ha seleccionado muchas veces El Saler como uno de los cien mejores campos de golf del mundo en su clasificación anual The 100 Greatest Courses in the World. Llegando a ocupar el número 60. Es la joya del golf en la Comunitat Valenciana, cuenta con 500 abonados, una escuela para niños, que imparte sus clases todos los sábados del curso escolar, y dispone de clases particulares de una hora para adultos por 35 euros.

El Parador de El Saler también es el preferido por los futbolistas. El Arsenal (Londres) suele pasar largas temporadas entrenando en su campo de fútbol. Construido en 1982 con las mismas dimensiones que el Mestalla para que la selección española preparara el mundial que jugó en Valencia. “La cocina de José Alcarazo es otro de los alicientes que ofrecemos para jugadores y visitantes en general”, comenta el director del Parador de El Saler y de su campo de Golf, Francisco Contreras.

La Sella Golf

En Alicante, La Sella Golf, junto al Parque Natural del Montgó, es el único campo de la provincia con 27 hoyos. Su hotel Marriott de cinco estrellas está a 100 metros del hoyo 1. “La idea nace de un promotor local, Pepe Bañó, que decide dar un servicio nuevo a los residentes europeos que comienzan a fijarse en nuestra zona. Estamos a finales de los 80 y el deporte del golf todavía es un gran desconocido en nuestro país. Aunque ya empieza a sonar con fuerza gracias a la figura de Severiano Ballesteros. En ese momento, había una joven promesa, José María Olazábal, discípulo y amigo de Seve, que empezaba a despuntar. Bañó le encargó el diseño del campo”, señala su director, Carlos García.

Durante la pandemia, el golf en todo el mundo ha experimentado un repunte importante. Tanto en licencias como en rondas de juego. “Es cierto que las zonas turísticas se han resentido ya que no se ha permitido viajar. Sin embargo, en las grandes ciudades de todo el mundo hay más jugadores que nunca. De hecho, por primera vez en muchos años en España, el número de licencias ha aumentado”, asegura García.

La Sella Golf es un campo mixto con una gran actividad comercial en la venta de green-fees a visitantes residentes de la zona y turistas que proceden de diferentes lugares. Especialmente, del norte de Europa. “Desde su inauguración con tan solo 9 hoyos el campo ha crecido hasta los 27 actuales. Tras una reforma integral del campo, diseñada también por Olazábal, que concluirá este mes de octubre, después de cuatro años de trabajo, La Sella Golf habrá modernizado sus instalaciones para convertirse en un referente internacional en el mundo del golf”, avanza García a Economía 3.

“Un deporte de riesgo cero”

La pandemia ha fortalecido la práctica del golf porque es un deporte de riesgo cero. Se realiza en espacios abiertos. Los grupos salen de cuatro en cuatro y con distancia. No existe contacto físico. Ha sido una etapa, tras el cierre del confinamiento, en la que la gente ha retomado esta actividad deportiva”, indica Ángel Llopes, secretario general de la Asociación de Campos de Golf de la Costa Blanca y Comunitat Valenciana (ACGCBCV). Se creó en 1992, siendo una de las más antiguas de España.

Inicialmente, la formaban los primeros clubes ubicados en la provincia de Alicante. Hoy en día la componen 24 campos de golf, 42 alojamientos colaboradores y empresas turísticas. Llopes explica que el golf genera más de 9.300 puestos de trabajo; el 0,9 % del empleo en la provincia de Alicante y el 0,48 % en toda la autonomía. Y factura más de 745 millones de euros anuales; el 0,71 % del PIB de Alicante y el 0,37 % de toda la comunidad.

Con más de 500.000 pernoctaciones al año en alojamientos. “Al jugador de golf, el 84 % es extranjero, le gusta moverse, jugar en varios campos. La media de estancia es de cinco noches en cuatro campos diferentes”, agrega Llopes.

Golf

El informe de impacto económico elaborado por la Cámara de Comercio de Alicante, Turisme Comunitat Valenciana y la ACGCBCV, resalta, además, el alto poder adquisitivo de los turistas de golf. Gastan mucho más en el destino que los tradicionales. “Otro dato importante es su desestacionalización. Ya que las temporadas altas son en primavera y otoño sin tocar el verano”, destaca Llopes. “España es como Florida en Estados Unidos, y en la Comunitat Valenciana tenemos mejor clima”, concluye Llopes.

Mediterráneo Golf

A cinco kilómetros de Castellón y a 25 de su aeropuerto podemos encontrar el campo propiedad de otro grande del golf, el del campeón del Masters en 2017, el valenciano Sergio García. En Mediterráneo Golf trabajaban sus padres, Consuelo y Víctor, y es donde aprendió a jugar. Inaugurado en 1978 con diseño de Ramón Espinosa, está situado en la urbanización La Coma de Borriol. Tiene 18 hoyos de par 72, además de otras instalaciones de tenis, pádel, fútbol, gimnasio y zonas de spa.

El Escorpión

Otro campo con mucha solera, de 27 hoyos, es El Escorpión. Situado en la hermosa finca de la Masía de Torre en Conill, en Bétera. El diseño fue obra del prestigioso arquitecto americano, Ron Kirby. Cuenta con tres recorridos diferentes y un pitch & putt de 9 hoyos. La masía está rehabilitada y es una maravilla.

El Club Escorpión abrió sus puertas a finales de 1976 con el Campeonato de España de Profesionales, en el que participaron Ballesteros, Piñero, Garrido, Cañizares y el resto de la ‘armada invencible’ del golf. El club se financia, casi exclusivamente, con las aportaciones de sus socios. Tiene piscina y otras instalaciones deportivas. Además, cuenta con una escuela para niños y jóvenes.

El golf, deporte olímpico desde los Juegos de Río de Janeiro en 2016, ha dejado de verse como un deporte para minorías. Acceder a disfrutar de este deporte ya no es solo para ricos como se pensaba hace unos años. No hay más que ver las ofertas de materiales de golf que centros comerciales como Lidl o Carrefour han ofertado este año. Pero, si todavía no lo tienes claro, mejor prueba una clase, empieza con el pitch & putt, no hace falta estar federado y el equipo es más reducido, o alquila el material.

LANTANIA: el futuro en construccion tren-300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.