Distrito Digital

Del tsunami de ‘Lo imposible’ a ‘hub’ tecnológico: el auge de Distrito digital

Un total de 78 empresas tecnológicas están actualmente instaladas en el ecosistema de Distrito Digital de Alicante con alrededor de 800 empleados repartidos en las cuatro sedes de este proyecto que, impulsado por la Generalitat, echó a andar en 2019. Entre sus cuatro actuales sedes, Distrito Digital cuenta con el recinto de los antiguos platós de la Ciudad de la Luz, donde en su día se rodaron algunas cintas de renombre, como ‘Lo Imposible’; ‘Balada triste de trompeta’, o ‘No habrá paz para los malvados’.

En declaraciones a Efe, el director general de Distrito Digital Comunitat Valenciana, Antonio Rodes, ha explicado que hay desde grandes empresas con varios cientos de trabajadores, -concretamente Accenture, en la sede de la planta baja de la Estación de Cruceros del puerto de Alicante, con unos 300 empleados-, así como muchas pequeñas startups con una reducida plantilla.

Además del espacio que ocupa Accenture en la zona portuaria, Distrito Digital cuenta con el recinto de los antiguos platós de la Ciudad de la Luz: con el edificio Principal acristalado; el que ocupaba la Escuela de Cine, y con el inmueble que en el pasado se utilizaba para restauración del complejo cinematográfico, que albergan unos 250 puestos cada uno.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Distrito Digital

Una quinta sede para Distrito Digital

Y entre finales de 2022 y principios de 2023 se abrirá una quinta sede en un innovador y emblemático nuevo edificio, cuya construcción acaba de iniciarse en el muelle 5 del puerto. Este proyecto cuenta con un presupuesto de 12,9 millones de euros.

Además de las 78 compañías instaladas, Distrito Digital suma unas 200 empresas más asociadas bajo la modalidad de ‘partner’. Estas forman parte del ‘hub’ tecnológico aunque estén implantadas en otros lugares.

Estas empresas se benefician de los paquetes de servicios, como formación; eventos de networking, o asesoramiento sobre financiación. Y a todas ellas se añaden cerca de un centenar de entidades colaboradoras, como ayuntamientos o parques tecnológicos.

Para el director general de Distrito Digital, el número de firmas adscritas de uno u otro modo al proyecto tecnológico de bandera de la Comunitat Valenciana refleja el creciente interés por esta apuesta del Consell encabezada por Ximo Puig.

Cambio de modelo

Ha destacado que supone una ruptura con el modelo económico y productivo de la anterior etapa política basada en “la inversión especulativa y en la depredación del territorio”.

Además, ha recordado que ese modelo del pasado “consumió una cantidad ingente de recursos financieros públicos” en proyectos entre los que ha citado el aeropuerto de Castellón; Terra Mítica; Ciudad de la Luz; el aún inacabado centro cultural de Benidorm o el auditorio de Torrevieja.

Rodes ha recordado que aquellas inversiones se elevaron conjuntamente al entorno de los 1.200 millones de euros y que ahora el valor se ha reducido a unos 160.

Como contraste, ha apuntado que Distrito Digital tiene un coste anual de solo 1,8 millones de euros, con una tasa de autofinanciación de 1,2, lo que supone que “con una pequeña inversión se puede producir un efecto de desarrollo económico y de diversificación” a través de la economía digital.

El empleo creado por estas nuevas empresas suele tener una mejor formación con respecto al anterior a la crisis de la burbuja inmobiliaria, y las previsiones son que en un año o año y medio Distrito Digital pueda llegar a “autofinanciarse”, ha confiado el director general.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.