Equipo Classlife

Espósito (Classlife): “El modelo educativo tendrá que tener más flexibilidad”

Después de la pandemia nos hemos dado cuenta de que las carencias tecnológicas en los centros educativos estaban a la orden del día. Casi ninguno estaba preparado para centralizar sus funciones de manera remota. Por ello, muchos han optado por hacer una reconversión completa al mundo tecnológico y adaptarse a las nuevas oportunidades que se les presentan. De esto lleva encargándose desde hace un tiempo la startup Classlife.

Se trata de una plataforma en la nube pensada para la gestión ‘todo en uno’ de los centros educativos. Surgió cuando su CEO, Mario Espósito, en 2015 se dio cuenta de que en su trabajo como docente no es usaba casi nada la tecnología. Por eso, el objetivo de Classlife es ofrecer un espacio seguro donde centralizar datos, automatizar procesos y mejorar la comunicación. De esta manera los centros podrán dejar de dedicar tanto tiempo a tareas más recurrentes y centrarse en lo importante: la enseñanza.

Además fueron unas de las 130 empresas escogidas por Lanzadera para participar en el proyecto de la Marina de Empresas de Juan Roig desde el año pasado.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

  • En el aspecto de la gestión del centro aporta muchas novedades. Sin embargo, en cuanto al proceso de enseñanza- aprendizaje, ¿Qué novedades conlleva?

Classlife brinda una mayor flexibilidad a centros y a alumnos, ofreciendo recursos tanto para formación presencial o semi presencial, como para online. Con un Campus Virtual muy completo, que fomenta la participación de los alumnos, la plataforma permite que los profesores utilicen recursos digitales para dinamizar las lecciones.

  • Habláis mucho de la centralización de tareas en los centros, pero ¿qué beneficios aporta esta centralización?

Los centros cuentan con muchas herramientas digitales para gestionar el día a día. Sin embargo, usar muchas soluciones diferentes para resolver cada necesidad genera dificultades en el acceso a la información, errores humanos en el traslado de datos y un sobrecoste de licencias. Es aquí donde Classlife está marcando la diferencia, con una plataforma muy completa pensada específicamente para el mercado educativo.

La tecnología, fundamental en la educación actual

  • ¿Crees que la tecnología juega un papel fundamental en la educación actualmente?

Esta tecnología es ya imprescindible y necesaria. El uso de herramientas digitales, no solo mejora la gestión del centro, sino que aumenta la calidad de los cursos y da acceso a la formación a personas que, por diferentes motivos, no podían cursar estudios que muy probablemente tendrán efecto directo en su vida laboral.

  • En este sentido, ¿crees que la pandemia ha acelerado la actualización de la educación al mundo tecnológico? ¿Cómo?

La pandemia ha provocado una aceleración de un proceso inevitable como es el de la digitalización de la educación. Muchos centros han invertido tiempo y dinero en introducir herramientas digitales y tecnología en el aula para poder seguir con su actividad y en algunos casos ha resultado, incluso, en una reestructuración de la formación que estaban ofreciendo.

  • ¿Pero realmente los centros estaban preparados para ello?

El mundo educativo está repleto de profesionales altamente cualificados, pero es responsabilidad del centro definir la dirección, que no siempre se adapta fácilmente a la realidad cambiante. Habiendo trabajado mano a mano con los centros durante estos años, tenemos claro que, a día de hoy, o bien ya están preparados o están a punto de tomar la decisión y dar el salto a la digitalización.

El futuro de la educación pasa por la reconversión

  • ¿Cómo visualizas el futuro de la educación?

El futuro educativo pasa por un modelo híbrido o semipresencial. Un modelo con mayor adaptabilidad y que dé respuesta a las necesidades reales de los estudiantes y los centros en pleno siglo XXI. El modelo presencial no va a desaparecer, por supuesto, pero se va a ir adaptando a las circunstancias. Y muy probablemente, aparecerán nuevos centros online, con formaciones 100% remotas.

  • ¿Y el de Classlife?

El número de instituciones que han decidido gestionar su día a día con nuestro software desde que nos vimos obligados a confinarnos ha aumentado de forma exponencial y cada vez más centros, estén digitalizados o no, piensan en Classlife como futura plataforma de gestión educativa. Estamos convencidos de que en muy poco tiempo nos confirmaremos referentes en la mayoría de países de Europa y Latinoamérica y, más adelante, en los Estados Unidos.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.