Vista aérea de Galesa.

Galesa, preservar el medioambiente e impulsar la economía circular

Galesa comenzó su andadura en Quart de Poblet hace 55 años de la mano de industriales valencianos y catalanes. Actualmente están en Cheste, donde ocupan una parcela de 34.000 m2 y disponen del crisol más grande de España. Entre sus objetivos: preservar el medioambiente e impulsar la economía circular, un camino que ya han iniciado obteniendo la certificación de una serie de normas internacionales.

Galvanizadora Levantina comenzó su andadura en el año 1966, para pasar a llamarse Galvanizadora Valenciana en 1975, pero ha operado bajo la marca Galesa en sus ya 55 años de historia prestando servicios en el campo de los recubrimientos metálicos y, más concretamente, en el de la galvanización en caliente por inmersión en zinc fundido, un proceso que evita la oxidación de una gran cantidad de elementos que nos acompañan en nuestro día a día como los semáforos, las torres de tendido eléctrico o las señales de tráfico, entre otros.

Los inicios de Galesa

Galesa nació de la mano de un grupo de industriales valencianos y catalanes al 50%, en Quart de Poblet (Valencia), junto a la A3. La primera caldera y horno que se instaló tenía 6,5 metros de longitud, 1,4 m de ancho y una profundidad de 1,6 m. Estaba ubicada en unas naves que ocupaban una superficie de 6.000 m2 que se han ido ampliando hasta llegar a la superficie de
9.550 m2.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

En los inicios, la producción de material galvanizado era inicialmente de 300 toneladas mensuales. El crisol tenía 100 Tm de zinc fundido y su plantilla ascendía a 11 personas en producción. Actualmente, esa producción e incluso más, se lleva a cabo en un día sobre uno de los crisoles más grandes de España y que cuenta ya con 700 Tm de zinc. La compañía ha instalado también una caldera de alta temperatura para galvanizar por centrifugación piezas pequeñas o roscadas.

La formación

La formación y la necesidad de explicar en qué consiste su modelo de negocio ha llevado a la compañía a habilitar un aula, con capacidad para 70 personas, donde informan sobre “el galvanizado como protección frente a la corrosión del hierro”. Los asistentes suelen ser estudiantes de escuelas técnicas y también personal de los departamentos técnicos y comerciales de clientes o proveedores.

El presente

En estos momentos, la propiedad de la compañía está en manos de la segunda generación de una empresa familiar del sector que compró las acciones a sus fundadores. De todas formas, su dirección está profesionalizada desde el principio. Desde el año 2000, sus instalaciones se encuentran en Cheste, en el Polígono Industrial Castilla, donde cuentan con una parcela de 34.000 m2 en la que se ubican unas naves de 12.000 m2.

Este crecimiento que ha experimentado la compañía se ha podido conseguir gracias a las continuas inversiones realizadas, a la mayor profesionalización de los empleados y ofreciendo una mayor calidad del galvanizado y un mejor servicio. Y, sobre todo, adaptándose a las necesidades de sus clientes, que depositan su confianza en la compañía año tras año. Todo ello, claro está, respetando siempre el medioambiente.

La calidad por encima de todo

Durante los últimos años, Galesa ha conseguido las certificaciones en una serie de normas internacionales que afectan a la Gestión de la Calidad; la Gestión Ambiental; la Seguridad y Salud Laboral; y la Gestión de la Eficiencia Energética.

Además, dispone del Cálculo de Huella de Carbono de Organización para Alcance I, II, y III; y han obtenido el sello Reduce durante los tres últimos años, certificado por Aenor.

Por otra parte, las medidas adoptadas por Galesa para reducir el consumo de energía, residuos, etc., inciden directamente en la disminución de las emisiones de gases de efecto invernadero. De hecho, fuentes de la compañía afirman que trabajan “para cambiar el modelo de residuos de carácter lineal por una economía circular”.

Promover la mejora continua del comportamiento ambiental de las organizaciones, objetivo de Galesa

Actualmente, Galesa ya ha superado la auditoría realizada por Aenor para conseguir el registro europeo del Sistema Comunitario de Gestión y Auditoría Medioambientales (EMAS). Su objetivo es promover la mejora continua del comportamiento ambiental de las organizaciones. Se trata del Sistema de Gestión ambiental de mayor prestigio en Europa.

“Certificación que para nosotros es muy importante –añaden las mismas fuentes– ya que seríamos pioneros en España en el sector del galvanizado en cuanto a tratamiento medioambiental, ya que ninguna empresa lo tiene en estos momentos”.

Panel fotovoltaico. (lotusgraph)

Por otra parte, Galesa trabaja con todos los sectores, pero actualmente lo hace más intensamente con aquellos que trabajan el hierro para evitar su oxidación; y con empresas relacionadas con las energías renovables, como las fotovoltaicas, haciendo material para los huertos solares.

También galvanizan barandillas y andamios, chasis para los camiones, estructuras metálicas, perfiles y tubos metálicos para cerramientos e invernaderos o materiales de arte y decoración como monumentos, materiales para jardines, etc.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.