Nuevas tarifas de la luz: ¿cuánto le cuesta a la industria española?

Nuevas tarifas de la luz: ¿cuánto le cuesta a la industria española?

La entrada en vigor del nuevo sistema tarifario desde el pasado 1 de junio (te contamos cómo se puede ahorrar con el nuevo modelo de factura eléctrica) ha provocado la reordenación de la recaudación y también ha supuesto un incremento de los costes para la industria. Se han separado los peajes del transporte y distribución de la parte destinada a acreedores del sistema o cargos.

Dentro de la factura eléctrica hay diversos elementos. Uno de ellos es la tarifa de acceso de la luz (también conocida como peajes). Esto no es otra cosa que el coste que tenemos que pagar por poder acceder a este servicio, que depende fundamentalmente de la potencia contratada y de la tarifa horaria. Y supone un 40% del importe total de la factura.

Muestra de 728 puntos de suministro

Grupo ASE ha realizado un estudio a una muestra de 728 puntos de suministro en distintos puntos del país con el objetivo de conocer cuál ha sido el impacto económico que esta reordenación del horario ha supuesto para la economía española. Los resultados ponen de manifiesto un incremento del 16% de media para las empresas españolas, siendo el sector de la automoción el más castigado, con un aumento del 21,7% del coste.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

Este nuevo calendario eléctrico con periodos tiene el fin de gestionar la demanda mediante la promoción económica según el horario. En esta nueva ordenación, los tramos son de una o dos horas, algo totalmente insuficiente para los procesos energéticos de la industria. “Las empresas no pueden maniobrar”, afirma Ramón López, gerente de Grupo ASE. Y, de hecho, “la variación en la forma detectada en la curva de demanda está entre 0 y 0,1%; es prácticamente nula”, recalca.

En la actualidad, con los peajes se cubren los costes del transporte y distribución. Y con los cargos se hace frente a otros costes como las primas al antiguo régimen especial (eólica, fotovoltaica…) o la deuda generada en el pasado. Sin embargo, “a pesar de esta clasificación, el coste ha subido”, afirma López.

Los sectores más perjudicados de la industria española

Además, a todas estas circunstancias, también se suma el hecho de que, actualmente, el precio de la luz es muy elevado por diversas causas, lo que representa un 60% de la factura. El 40% restante se debe a las tarifas de acceso. Aquí es donde se ha instaurado la modificación y donde los costes de las empresas se han elevado.

Por sectores, el más afectado ha sido el de la automoción, con un incremento del 21,7%; seguido de la industria del papel y el cartón o el plástico, con un aumento del 20,8% y un 18,3%, respectivamente. También han sufrido un fuerte impacto sectores clave para toda la industria como el transporte ferroviario o la alimentación, con un incremento del 17,1% y 17,3% cada uno. En el lado contrario, los sectores que menos han incrementado el coste han sido la minería y el sector agrícola, con un aumento del 7,1% y 7,8%.

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.