Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Comparecencia de Goirigolzarri y Gortázar

Nace la nueva Caixabank: incógnitas y certezas sobre la mayor entidad financiera de España

Presencia del Estado, salida a bolsa, reestructuración de la plantilla y otras cuestiones clave

Publicado el:
José Ignacio Goirigolzarri y Gonzalo Gortázar

Goirigolzarri y Gortázar presentan el nuevo banco

La nueva CaixaBank ha culminado los trámites legales de la fusión con Bankia, tras la inscripción de la escritura de fusión en el Registro Mercantil. La operación, que supone la creación de la entidad líder del sector financiero en España, fue aprobada por amplia mayoría por las Juntas Generales Extraordinarias de Accionistas de CaixaBank y de Bankia el pasado diciembre y ha obtenido todas las autorizaciones pertinentes.

El presidente de la nueva entidad, José Ignacio Goirigolzarri, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, han presentado en València esta recién nacida entidad bancaria. La operación ha cumplido así con el calendario establecido el pasado septiembre para materializar la fusión legal en el primer trimestre de 2021. Además, mantiene el objetivo de ejecutar la integración operativa entre las dos entidades antes de finalizar 2021.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri -pendiente de su designación por el Consejo de Administración en los próximos días-, y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar, han señalado que el objetivo de la entidad es “seguir siendo un factor clave de apoyo a familias y empresas, y convertirse en un actor muy relevante para la recuperación socioeconómica de nuestro país”. Por su parte, Gortázar ha subrayado que la integración les convierte “en el líder destacado del sector financiero en España”. En opinión de Gortázar, “una operación transformacional como ésta es necesaria para adaptarse a un nuevo entorno donde las condiciones han cambiado como consecuencia de la disrupción tecnológica y el entorno económico”.

Durante la rueda de prensa celebrada en la sede de Caixabank en València, ambos responsables de la nueva entidad financiera han despejado algunas dudas sobre la puesta en marcha del banco resultante de la fusión y han dejado en el aire otras cuestiones, como los detalles de la reestructuración de la plantilla resultante de la unión de ambos equipos.

Posición de la nueva Caixabank en el mercado financiero español

Uno de los hitos que más se han esforzado en destacar Goirigolzarri y Gortázar es que la nueva CaixaBank tendrá cerca de 20 millones de clientes en España y 623.800 millones de euros en activos totales, un volumen que la convertirá en el banco de mayor tamaño del mercado doméstico, con una posición relevante a nivel europeo, y una capitalización bursátil superior a los 20.500 millones de euros.

Además, CaixaBank reforzará su liderazgo en banca retail en España, con la primera posición por cuota de mercado en todos los productos clave: depósitos (24%), créditos (26%) y ahorro largo plazo (29%), que incluye seguros de ahorro, fondos de inversión y planes de pensiones.

Salida a Bolsa

Las nuevas acciones de CaixaBank cotizarán el próximo 29 de marzo. Los Consejos de Administración de ambos bancos aprobaron el 17 de septiembre de 2020 la ecuación de canje de 0,6845 acciones ordinarias nuevas de CaixaBank por cada acción de Bankia. El precio pactado incluye una prima del 20% sobre la ecuación de canje a cierre del 3 de septiembre, antes de la comunicación al mercado de la existencia de negociaciones sobre la operación. Además, supone una prima del 28% sobre la media de ecuaciones de canje de los tres meses anteriores al anuncio.

Si se considera el número total de acciones en circulación de Bankia que podrían acudir al canje, el número máximo de acciones de CaixaBank a emitir para atender el canje de la fusión asciende a la cantidad de 2.079.209.002 acciones ordinarias de CaixaBank de un euro de valor nominal cada una de ellas. Las acciones de Bankia dejarán de cotizar el 26 de marzo a cierre de mercado y las nuevas acciones de CaixaBank emitidas como consecuencia de la fusión cotizarán el próximo 29 de marzo. Las acciones entregadas darán a sus titulares los mismos derechos que corresponden al resto de accionistas de CaixaBank.

Reestructuración de la plantilla tras la fusión

Ni Goirigolzarri ni Gortázar han querido dar demasiados detalles sobre la reestructuración de la plantilla que se avecina tras la convergencia de ambas entidades financieras. Únicamente, el consejero delegado ha señalado que “a la vuelta de Semana Santa” comenzarán las conversaciones con los representantes sindicales. “Lo hablaremos primero con ellos. Será conocido en las próximas semanas. Nos gustaría cerrar estas negociaciones a final del segundo semestre. Es un proceso complejo en el que priman las personas”, ha desarrollado.

Sobre los criterios concretos que se van a seguir en este proceso, Gortázar ha asegurado que quieren “hacer algo no traumático y que prime la voluntariedad y la meritocracia”. “Buscar la máxima voluntariedad y retener a los mejores. Meritocracia y voluntariedad”, ha resumido, al tiempo que ha afirmado que esta reestructuración se abordará en una única fase.

Red de cajeros

La entidad pretende alcanzar una presencia geográfica “equilibrada y diversificada”, con la red de oficinas “más extensa y especializada” del sector, y pretende mantener ”la cercanía al territorio y la inclusión financiera que CaixaBank y Bankia siempre han demostrado”. La entidad combinada tendrá presencia en alrededor de 2.200 municipios, y en 299 será la única entidad con representación.

Sobre este punto, Goirigolzarri ha asegurado que, en línea con los condicionantes expuestos por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Caixabank mantendrá la presencia en los 290 municipios en los que solo está presente Caixabank o Bankia. Además, los ‘Ofibuses’ de Bankia se incoporarán al nuevo banco para alcanzar puntos geográficos con nula presencia financiera.

Integración de los clientes de Bankia

Desde la nueva Caixabank han explicado también que los hasta ahora clientes de Bankia no deberán realizar ninguna gestión para el cambio de entidad. Pese a la integración formal, la operativa de los clientes no cambiará, prácticamente, hasta la migración de la plataforma operativa de cada entidad, en un proceso que tiene previsto ejecutarse antes de que finalice el año. Las cuentas corrientes y las libretas de ahorro cambiarán de numeración. Este cambio, sin embargo, no afectará a los recibos domiciliados ni a las transferencias ni a los abonos recibidos. Los créditos e hipotecas contratados mantendrán igualmente las condiciones pactadas.

Sobre las tarjetas de Bankia, podrán utilizarse hasta que el usuario realice la activación de las de CaixaBank, que recibirá en su domicilio, tras la integración de los sistemas informáticos. Además, desde ya mismo, todos los clientes de CaixaBank y Bankia podrán efectuar reintegros a débito con sus tarjetas, sin comisión, en los 14.000 cajeros de la red conjunta en España que tendrán ambas entidades tras la fusión.

En cuanto a las comisiones y los productos de cada entidad y de la nueva Caixabank, Gortázar ha indicado que “se empezarán a lanzar pronto productos que se puedan lanzar igual por las dos redes”, por lo que “van a converger”. Sobre la política de comisiones, ha afirmado que “con un conjunto de condiciones relativamente fáciles de cumplir se permitirá a los clientes no pagar comisiones por su operativa”.

Desaparición de la marca Bankia

Goirigolzarri y Gortázar también han explicado que se va a producir un “proceso progresivo de transición de la marca Bankia”. La entidad resultante mantendrá la marca CaixaBank, por lo que, una vez completada la fusión legal, se procederá a la sustitución de la marca Bankia en las oficinas y en otros edificios singulares. El proceso de transición de marca será progresivo, pero se va a afrontar desde los primeros días de la integración, con un proceso de sustitución de rotulación en los edificios emblemáticos que se prevé que esté concluido durante la próxima semana. A nivel de oficinas, el cambio de rotulación se iniciará también en paralelo y se prolongará durante varias semanas. Los canales electrónicos (web, móvil y cajeros) se personalizarán para incorporar la imagen de CaixaBank a la de Bankia hasta la definitiva integración tecnológica.

Salida del Estado

Otra de las cuestiones fundamentales que giran en torno a esta fusión es la participación del Estado, que contaba con gran parte del accionariado de Bankia. Sobre este punto, El hasta ahora máximo responsable de esta entidad y nuevo presidente de Caixabank ha explicado que el Ministerio de Economía “tiene la capacidad de modificar la fecha límite de privatización de Bankia y ahora de Caixabank”. “Hace unas semanas, el Ministerio propuso al Consejo de ministros y este aceptó pasar la fecha de privatización del 2021 al 2023. Ellos tienen que entender cuándo, cómo y a qué precio hacer la desinversión”, ha añadido.

Sobre si la nueva entidad tendrá que devolver las ayudas concedidas a Bankia como consecuencia de la anterior crisis, Goirigolzarri ha dicho que esa pregunta corresponde al Frob y al Gobierno. En cualquier caso, ha puntualizado que “el Estado no ha desinvertido en esta operación”. “Tenía un sesenta y tantos por ciento de Bankia y ahora pasa a tener un 16 por ciento de Caixabank. La revalorización de la participación del Frob ha sido de 1.600 millones de euros”, ha destacado.

Sede social

En cuanto a la sede de la nueva Caixabank, Gortázar ha explicado que la entidad tendrá su razón social en València, dado que tanto Bankia como la propia Caixabank tenían hasta ahora su sede social en la capital valenciana. Además, ha asegurado que no tienen intención de abordar ningún cambio en este sentido.

Gortázar ha explicado también que él, personalmente, no trabajará desde un punto fijo, sino que reparte su tiempo fundamentalmente entre Madrid y Barcelona, aunque también en Portugal -donde están presentes a través del banco BPI- y València.

Planes de expansión de la nueva Caixabank

Preguntado por si, dada la nueva fortaleza en el sector de Caixabank la entidad se plantea traspasar fronteras e implantarse en otros países, Gortázar ha recordado que ya dieron el salto a Portugal, donde poseen el 100% de BPI, por lo que la colaboración transfronteriza “no es nueva” para Caixabank. “Esta operación nos va a dar mucho trabajo. Cuando hayamos pasado estos primeros dos o tres años veremos si hay o no ventajas para dar el salto a mercados exteriores. Con el tiempo, lo deseable es que esto pueda evolucionar a una mayor integración en Europa”, ha añadido.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.