Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Jornada sobre el papel de la industria española en la transición energética

La industria española pugna contra el fondo ‘verde’ del Gobierno

El FNSSE tiene como objetivo reducir la factura eléctrica doméstica en un 13%, sin embargo, apuntan las empresas que perjudicaría a los sectores industriales

Publicado el:
Imagen de tendido eléctrico frente a industria contaminante.

Los sectores industriales de España han mostrado su descontento con el Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) propuesto por el Gobierno. Señalan que supondría un aumento de los costes energéticos soportados por las empresas lo que perjudicaría a la competitividad de la industria y desalentaría la inversión en el país. Así lo han expuesto diversas entidades industriales este miércoles en una jornada online organizada por Sedigás.

“Esto puede ser otro clavo más en el ataúd de la industria siderúrgica”, ha lamentado Andrés Barceló, Director General de la Asociación de las Empresas Productoras de Acero y de Productos de Primera Transformación del Acero de España (Unesid). Culpa al Gobierno de “no tener interés por transmitir a los inversores el atractivo de la industria de España” y tilda al FNSSE de “instrumento parafiscal que no logra ahorrar ni un euro y lo único que hace es repartir los costes”.

Advierte, a su vez, que se trata de un proyecto “extemporáneo” ya que en Bruselas se está revisando la normativa sobre el clima y la energía con lo que el Fondo puede sufrir alteraciones en el futuro. Reclama al Gobierno, además, que publique los estudios de impacto que tendrá la medida sobre los sectores afectados. “Nos preocupa esta decisión”, señala Barceló y apunta que el sector de la siderurgia saldrá castigado con el FNSSE ya que es un sector de gran consumo eléctrico y de gas.

¿Qué es el FNSSE?

El Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico propone financiar los costes asociados al régimen retributivo específico de las renovables, cogeneración y residuos (Recore). De esta forma dejará de formar parte del recibo de la luz lo que, según estimaciones del Gobierno, podría rebajar la factura eléctrica doméstica al menos un 13% gracias a la disminución de los cargos.

Los sujetos obligados a la financiación del FNSSE serán los comercializadores de todos los sectores energéticos y para garantizar la equidad y la redistribución, existirán exenciones y compensaciones para aquellos sectores con menor capacidad de adaptación y respuesta al nuevo sistema.

En cuanto a la distribución de las aportaciones al FNSSE por parte de las empresas comercializadoras, dependerá de su peso relativo en el “mix” energético nacional en cada momento, y con una progresión gradual y lineal desde su puesta en marcha. Asumiendo que ésta comienza en 2021 (año completo) y que se mantiene un reparto en el “mix” energético como el actual, la progresión sería la siguiente:

Fuente: Anteproyecto de Ley del FNSSE.

Como recoge el anteproyecto de ley del FNSSE, los impactos sobre los precios finales de los distintos combustibles “dependerán del grado con que los comercializadores puedan optar por repercutir, en su caso, las obligaciones de aportación al FNSSE a dichos precios”. Para estos casos, la norma prevé “el establecimiento de compensaciones para aquellos consumidores y sectores en los que se constate que ha habido una traslación significativa de dichas contribuciones a los precios finales”.

La implantación será gradual a través de un calendario lineal de 5 años, “lo que permitirá la adecuación progresiva al mismo de todos los actores implicados, permitiendo un acompañamiento en los próximos años mediante el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia”, indican desde el Gobierno.

En riesgo la inversión y la competitividad

Para el sector azulejero, el fondo propuesto por el Ejecutivo de Pedro Sánchez “lanza un mensaje negativo a cualquier inversor que pudiera tener los ojos puestos en la industria española”. El Secretario General de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER), Alberto Echavarría, ha cuantificado el coste de la implementación del fondo para el sector en 213,5 millones de euros adicionales. “Nos va a tocar pagar más por la misma energía sin que nos den nada a cambio”, se ha quejado Echevarría y ha alertado que la medida “complica la posición de la industria española frente a los competidores europeos”.

Por su parte, Isaac del Moral, Director de Energía en la Asociación Española de fabricantes de pasta, papel y cartón (ASPAPEL), ha explicado en la jornada que, al aumentar el coste en todos los vectores energéticos, “se pierde el incentivo a la electrificación”. “Incluso recibiendo ayudas, el coste es mayor que si el Recore permaneciera en el sistema eléctrico”, ha defendido del Moral. Pese a ello, confía en que el Gobierno “será sensible a la industria” y se acometan mejoras sobre el FNSSE.

“El proyecto como está redactado es inviable”, ha sentenciado Javier de Juan, vocal de la Federación Española de la Industria Química en España (FEIQUE), quien advierte que el FNSSE “supondría el cierre de muchas industrias que ya están al límite”. Propone que los cargos sean asumidos en los Presupuestos del Estado.

En esta línea, Verónica Rivière, presidenta de la Asociación para un Gas Industrial Competitivo (GasINDUSTRIAL), señaló que la medida aumentará la brecha de competencia de la industria española y apuntó que el precio del gas aumentará con el FNSSE entre 5 y 6 euros el megavatio hora.

A este respecto, reclamó el Javier Rodríguez, Director General de la Asociación Española de Cogeneración (ACOGEN) mayor transparencia en la norma para conocer las cargas y compensaciones que afectan a la industria. Misma petición a la que se sumó Mauricio García de Quevedo, Director General de la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB), quien pidió al Gobierno seguridad jurídica para las empresas, evitar que se penalice la competitividad y tomar en cuenta el contexto europeo e internacional a la hora de aplicar la norma.


Mantente informado cada día con nuestra newsletter. Suscríbete gratis.