Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Datos Ministerio de Hacienda

La Comunitat, una de las cinco regiones que no logra situarse en superávit

El impacto de la COVID-19 en las autonomías alcanza hasta septiembre los 5.275 millones, de los que 612 M corresponden a la Comunitat, que se sitúa solo por detrás de Cataluña (1.026 M), Madrid (962) y Andalucía (671 M) 

La Comunitat, una de las cinco regiones que no logra situarse en superávit

Todas las CCAA (salvo Navarra y País Vasco) registran hasta septiembre de 2020 un comportamiento más positivo en sus cuentas que hace un año y, de hecho, la gran mayoría cierra los nueve primeros meses del año en superávit.

Así, salvo estas dos regiones, y la Comunitat Valenciana, Castilla la Mancha y Murcia, el resto, es decir un total de 12 CCAA, logran situarse en superávit, según los datos hechos públicos por el Ministerio de Hacienda, en el informe de Contabilidad Nacional elaborado por la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE).

En conjunto la Administración regional ha registrado hasta septiembre un superávit de 2.597 millones, lo que supone el 0,23% del PIB, frente al déficit del 0,29% del PIB registrado hasta la fecha en 2019; si bien, la Comunitat Valenciana es una de las que mayor avance registra (poco más de mil millones), al pasar de un déficit de 1.202 millones en 2019 (-1,04% del PIB) a situarlo en -192 millones (-0,19%).

Si bien, la realidad es que la Comunitat acaba el tercer trimestre con un déficit de 192 millones, el 0,19 % del PIB, y es una de las cinco autonomías que no ha logrado tener supéravit en este periodo.

La comunidad que mayor avance experimenta en un año, es Andalucía (que mejora en 1.324 millones), seguida de Cataluña (1.249 M), Madrid (1.196 M) y Comunitat Valenciana (1.010 M).

Los motivos de la mejora

Como hemos señalado, la Administración regional ha registrado hasta septiembre un superávit conjunto de 2.597 millones, lo que supone el 0,23% del PIB, frente al déficit del 0,29% del PIB registrado hace un año.

Esta evolución positiva se debe, según el informa, a varias medidas adoptadas por el Gobierno para garantizar los recursos necesarios a las CCAA para atender los gastos derivados de la pandemia.

De este modo, los ingresos crecen hasta septiembre un 9%, destacando principalmente el aumento de los ingresos impositivos un 7,3% (10,8% en el caso de la Comunitat) y sobre todo los corrientes sobre la renta y el patrimonio, que crecen un 18,7% (un 25,7% en CV) fundamentalmente por el aumento de las entregas a cuenta y de la liquidación definitiva del sistema de financiación y la subida registrada en las transferencias recibidas en un 14% (16,5% CV), por los mayores recursos recibidos del Estado.

No obstante, los Impuestos sobre la producción y las importaciones retroceden un 24,5%, destacando el descenso del 23,8% del ITP y AJD. En el caso de la Comunitat el descenso de roza el 29% como se puede observar en este cuadro.

Dentro del gasto no financiero, que aumenta un 4,2% (2,6% en CV), los consumos intermedios crecen un 9% (5,4% en el caso de la Comunitat), debido al mayor gasto sanitario, fuertemente condicionado por la pandemia. La remuneración de asalariados se incrementa un 5% en la Comunitat en línea con el 5,5% del conjunto de la administración regional por la subida retributiva general y por el impacto de la COVID-19 hasta septiembre.

La Comunitat, destaca en subvenciones y prestación social

Por su parte, las transferencias sociales en especie crecen un 2,6% en el conjunto nacional, destacando el aumento del gasto en conciertos de asistencia sanitaria y educativos y el gasto en farmacia; mientras descienden levemente en la Comunitat (-0,1%).

Las subvenciones se elevan un 12% en el conjunto regional mientras en el caso de la Comunitat Valenciana duplican ese incremento, al subir un 32,4%. Con respecto a las prestaciones sociales, el incremento experimentado en la Comunitat  de un 45% es el más reseñable, ya que en el conjunto de la Adminitración regional crece un 5,4%.

Entre los gastos que descienden nos encontramos con las transferencias entre AAPP, que caen en un 2,6% (3,7% en CV), así como los intereses y la inversión, que disminuyen en un 14,8% y en un 3,1%, respectivamente, en el caso de la Comunitat los intereses apenas caen y la inversión retrocede un 9%.

Por su parte, los gastos incluidos en el resto de empleos crecen en conjunto de las autonomías un 25,5%, y en la Comunitat descienden un 36%.

Por último, de acuerdo con la información transmitida por las Comunidades Autónomas, el impacto derivado de la COVID-19 alcanza los 5.275 millones, de los que 612 M corresponden a la Comunitat, que se sitúa solo por detrás de Cataluña (1.026 M), Madrid (962) y Andalucía (671 M) .