Inicio sesión E3 TV Revista E3 Eventos E3 Editorial E3 Newsletter Suscripción revista 5€/mes
Economía 3 menú
Newsletter Suscripción revista 5€/mes

Fracasa la fusión

Banco Sabadell-BBVA: Los entresijos de la ruptura que el mercado celebra con BBVA

La falta de acuerdo se achaca a la ecuación de canje de las acciones. Según fuentes cercanas a la negociación, el banco de origen catalán con sede en Alicante demandaba un precio de 0,50 euros por título

Banco Sabadell-BBVA: Los entresijos de la ruptura que el mercado celebra con BBVA

El Banco Sabadell y BBVA finalizaban en la madrugada de este viernes las conversaciones que mantenían para abordar una eventual fusión sin alcanzar ningún acuerdo, según informaron ambas entidades con hechos relevantes remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El Sabadell, en su comunicación al supervisor, precisaba que el motivo del desacuerdo había sido la ecuación de canje de acciones entre ambas entidades: “El consejo de administración de la entidad, por unanimidad, ha decidido dar por finalizadas las conversaciones al no haber alcanzado las partes un acuerdo sobre la eventual ecuación de canje de las acciones”, rezaba.

Y BBVA corroboraba que la ruptura de las conversaciones se había debido a razones económicas exclusivamente –donde encajaría la valoración de las acciones– y no al reparto de poder en la entidad fusionada.

A principios de esta semana, ambas entidades habían acordado que la presidencia ejecutiva del futuro grupo quedaría en manos de Carlos Torres Vila, que ya ocupa ese puesto en el BBVA, y la vicepresidencia no ejecutiva sería para Josep Oliu, el presidente del Sabadell.

Pero precisamente ahí podría estar una parte del problema, pues, según diversas fuentes consultadas, Oliu querría plantear una copresidencia del grupo con Torres Vila y este no estaría dispuesto a ceder ni un milímetro. “Sabadell quería obtener más de lo que aporta”, explican.

Además, tanto el BBVA como el Sabadell tienen una larga trayectoria y una amplia experiencia en fusiones, siempre mandando ellos, por lo que es poco probable que Oliu y su consejero delegado, Jaime Guardiola, se encontraran cómodos siendo esta vez los relegados.

Josep-oliu-del-dabadell

Josep Oliu, presidente del Sabadell

No obstante, ambas entidades solo admiten diferencias económicas como motivo de la ruptura, por tanto parecería lógico pensar que el escollo de la operación no ha estado tanto en el reparto de poder personal como institucional. Con la ecuación de canje, se determina el valor de cada entidad y, sobre todo, su peso en el futuro grupo.

Según fuentes cercanas a la negociación, el banco de origen catalán con sede en Alicante demandaba un precio de 0,50 euros por título para valorar la empresa en 2.500 millones de euros, lo que hubiera implicado una prima próxima al 20% sobre el precio de sus acciones, que en el último año han registrado su precio más alto en 1,1126 euros por título y su mínimo en 0,25 euros, aunque su precio objetivo se sitúa en 0,38 euros.

Onur Genç enfrió los ánimos

Pese a que ambas entidades llevaban algún tiempo considerando unir sus fuerzas, no fue hasta el pasado 16 de noviembre cuando se confirmaron los rumores de negociaciones, después de que el BBVA anunciara la venta de su filial estadounidense por 9.700 millones de euros, que le proporcionaría un excedente de capital de 300 puntos básicos, unos 8.500 millones de euros.

La entidad que preside Carlos Torres Vila dijo en varias ocasiones que no tenía ninguna prisa para invertir ese capital,  que ni siquiera estaría en su balance hasta que se cerrara la venta el año que viene, y que le daría “flexibilidad” y margen para invertir en los mercados donde opera, así como la posibilidad de elevar la retribución al accionista cuando el BCE levante su veto, en 2021.

También aseguró la entidad que la fusión solo llegaría a buen puerto si realmente creaba valor para el accionista, y el consejero delegado, Onur Genç, enfrió los ánimos cuando explicaba que el BBVA no está “obligada” a hacer compras en España, aunque eso no le impedía analizar oportunidades.

Banco Sabadell podría desprenderse de TSB, su filial británica

Tras el fracaso de la posible fusión, Banco Sabadell insistía en que desarrollará un nuevo plan de negocio que priorizará el mercado doméstico como fórmula para incrementar la eficiencia en el uso del capital y los recursos del Grupo, aumentando así la rentabilidad y la creación de valor para los accionistas.

Sin perjuicio de que los ejes y objetivos principales del plan se harán públicos durante el primer trimestre de 2021, Banco de Sabadell anticipaba que contemplará, entre otras medidas, la ampliación del programa de eficiencia y transformación en el mercado retail en España -con impacto neutro en el capital- y analizará con sus asesores alternativas estratégicas de creación de valor respecto a los activos internacionales del Grupo, incluyendo TSB.

Según Sabadell, cuenta con una sólida franquicia en España y es líder en el índice de satisfacción de clientes en el segmento de pymes, por lo que se centrará en estos segmentos de mayor valor añadido y rentabilidad, e implementará su nuevo plan mejorando tanto su eficiencia como la generación orgánica de capital.

El mercado toma posiciones

Tras comunicar a la CNMV que Banco Sabadell y BBVA daban por terminadas las negociaciones que mantenían para abordar una eventual fusión, el mercado recogía la noticia de manera dispar.

Nada más abrir el Ibex 35, Banco Sabadell se desplomaba casi un 11 %, y sus títulos se pagaban a 0,359 euros; mientras que BBVA subía un 2,23%, la subida más acusada del selectivo en ese momento, cotizando a 3,854 euros por acción. Por entonces el Ibex 35, bajaba en la apertura 41,7 puntos, un 0,51%, hasta 8.062,9 enteros.

Minutos después la caída se iba moderando. A las 9.15 horas, el principal indicador del mercado nacional bajaba 5,3 puntos, un 0,07%, hasta 8.099,3 enteros. Y ya a las 10.30 horas, el índice de referencia ganaba 27,7 puntos, un 0,34%, y recuperaba los 8.100 puntos, concretamente 8.132,3 enteros. Las pérdidas acumuladas este año se situaban por tanto en el 14,84%.

El BBVA seguía liderando las subidas del índice al ganar el 2,31 % y Banco Sabadell ocupaba el lugar opuesto, con una caída del 12,68%, liderando a esa hora las pérdidas de la bolsa .

A mediodía el precio de canje seguía en la misma línea 3,859 euros para el BBVA, y algo más acusada la caída del Sabadell hasta los 0,3544 euros. La bolsa española continuaba con ganancias, el 0,27%, 22,1 puntos, lo que le permitía continuar por encima de 8.100 puntos (8.126,7 enteros).

El Sabadell que a primera hora registraba su mínimo de la jornada 0, 33 euros, anotaba sobe las 14 horas su máximo de la sesión 0,3704 € por título, para acabar cerrando la semana en 0,3476 euros por acción (-0,05).

De las once empresas del Ibex con pérdidas, el primer puesto ha correspondido a Banco Sabadell, que ha cedido el 13,58 % (también mayor caída de la bolsa), mientras la mayor subida del Ibex y de la bolsa, ha sido la de BBVA con un avance del 4,99%.

A pesar del fuerte descenso de este viernes, el Sabadell se revaloriza cerca de un 40% en noviembre -el día que se conoció la noticia cerró en 0,419%- .

Desde que se confirmaron las negociaciones con el BBVA hasta el cierre de este jueves, antes de comunicar a la CNMV el desencuentro, sus acciones habían avanzado un 16%.