Revista Economía 3

El comercio del centro de Castellón está al límite

Cada vez es más frecuente pasar ante locales que permanecen cerrados, vacíos y con carteles que anuncian que se alquilan o se venden

El comercio del centro de Castellón está al límite

Un comercio en Castellón cerrado.

El pequeño comercio de Castellón, el tradicional, el que resiste la competencia de las grandes superficies, atraviesa una situación muy precaria, castigado por la crisis económica de finales de la década pasada, ahondada ahora por los embates de la crisis sanitaria de la COVID-19. Tras retomar este verano la actividad al ralentí, de nuevo la sombra de la pandemia amenaza al sector, que ve como la campaña navideña, punto álgido de la actividad del cuarto trimestre del año, está en peligro ante las restricciones de movilidad que imponen las administraciones para evitar los contagios.


Adsuara insiste en que si no llegan aportaciones de las administraciones, el panorama se presenta muy negro

Cada vez es más frecuente pasar ante locales comerciales del centro de la ciudad que permanecen cerrados, vacíos y con carteles que anuncian que se alquilan o se venden. Carteles que comparten espacio con los que anuncian liquidaciones o ceses de actividad por jubilación. Son las consecuencias de una tormenta casi perfecta que une la incipiente salida de la grave crisis de 2008 con la irrupción de generada por la crisis sanitaria actual. Todo en un contexto en el que la competencia de las transacciones comerciales online y los cambios de hábitos de los consumidores se alinean para dibujar un panorama negativo.

El comercio tradicional afrontaba ya importantes problemas estructurales y la pandemia no ha hecho más que agravar su situación, como apuntan desde la patronal que los agrupa, Covaco. Es un análisis que también hacen los afectados, aquellos que aún mantienen abiertos sus comercios, resistiéndose a bajar la persiana. Los mismos que ven como, poco a poco, se cierran negocios, mientras no llegan ayudas de las administraciones. Y es que, de no ponerse coto a la situación, un tercio de los comercios del centro desaparecerán antes de que concluya 2020.


Puedes leer el reportaje completo en la REVISTA ECONOMÍA 3

Suscríbete

Suscríbete a nuestra newsletter