El Botànic pacta subir el IRPF a las rentas más altas y un impuesto ambiental

Se crean dos nuevos tramos en el IRPF para las rentas que ganan más de 140.000 y 170.000 euros y una nueva figura para los patrimonios de más de 10M. La exención de Patrimonio baja a 500.00 euros

Archivado en: 

Los grupos del Botànic han acordado este miércoles varias medidas fiscales, como nuevos tramos superiores del IRPF para las rentas altas, un impuesto a grandes tenedores de viviendas vacías, y un impuesto medioambiental sobre instalaciones del transporte de energía eléctrica.

En este sentido, se crean dos nuevos tramos en el IRPF para las rentas que ganan más de 140.000 y 170.000 euros y una nueva figura para los patrimonios de más de diez millones de euros. Además el Impuesto de Patrimonio que hasta ahora estaban exentos de pagar aquellos que tuvieran un patrimonio inferior a 600.000 euros, ahora el limite se reduce a 500.000 euros.

Además, se harán públicas las listas de grandes morosos y defraudadores a la hacienda pública valenciana, y se crearán nuevas deducciones al alquiler a colectivos de discapacidad, jóvenes y mujeres víctimas de violencia machista y al autoabastecimiento energético.

Los acuerdos buscan avanzar en un fiscalidad más justa y progresiva; van en la línea marcada por el Acuerdo de Resconstrucción de la Comunitat y el modelo fiscal del Gobierno de España, y se han alcanzado en una reunión de los síndics del PSPV-PSOE, Compromís y Unides Podem en Les Corts, para concretar las enmiendas a la conocida como ley de Acompañamiento a los Presupuestos de la Generalitat para 2021.

El síndic socialista, Manolo Mata, ha asegurado que “las clases medias y trabajadoras seguirán beneficiándose de la política fiscal de este Consell”, con medidas como ayudas fiscales al alquiler para jóvenes, la bonificación del autoconsumo eléctrico o el ajuste respecto a lo marcado por el Gobierno de España sobre el impuesto de patrimonio.

Mata ha precisado que siguen la senda iniciada con la reforma fiscal de 2017, que convirtió al sistema fiscal valenciano “en el más progresivo de España”, y ha confiado en “poder sumar en esta senda a todas las fuerzas que firmaron el acuerdo de reconstrucción, que es la base de esta propuesta”.

El síndic de Compromís, Fran Ferri, ha destacado que, después de estar meses exigiendo “que pague quien más tiene, que pague quien más contamine”, llegar a este acuerdo les permite decir que lo han conseguido, y además en un momento clave de reforzar servicios básicos como la sanidad, la educación y las políticas sociales.

“Nosotros, además de pedir mejoras, decimos de dónde queremos obtener el dinero para pagarlas: de los ricos, de los bancos que tienen miles de pisos vacíos, de las grandes multinacionales que han ganado dinero con la crisis”, ha afirmado Ferri, que ha añadido: “Queremos que esta crisis la paguen los poderosos y no los valencianos y las valencianas”.

La síndica de Unides Podem, Naiara Davó, ha resaltado que con este acuerdo logran que las grandes fortunas “arrimen el hombro junto al resto de la sociedad valenciana”, pues se crean dos nuevos tramos en el IRPF para las rentas que ganan más de 140.000 y 175.000 euros y una nueva figura para los patrimonios de más de 10 millones de euros.

Además, ha afirmado que no dejarán que “ningún fondo buitre se aproveche de la situación de crisis”, por lo que habrá nuevas medidas contra la especulación inmobiliaria y bonificaciones en el alquiler para las personas jóvenes, personas discapacitadas y víctimas de violencia machista.

Suscríbete a nuestra newsletter