Fiesta

Animales del Bioparc celebran Halloween con su comida favorita en calabazas

Algunas de las especies más conocidas han recibido una sorpresa al ver sus espacios decorados con calabazas y otros elementos.

Archivado en: 

El Bioprac de Valencia ha festejado Halloween dando de comer a los animales del parque calabazas decoradas y otros ingredientes típicos de esta festividad. | Foto: Efe/ Ana Escobar

Algunas de las especies más conocidas de Bioparc Valencia, como elefantes, jirafas, leones o lémures, han recibido este viernes una “deliciosa sorpresa” de Halloween al salir a sus recintos exteriores, una decoración especial preparada por los cuidadores que incluía calabazas rellenas de su comida favorita.

Estas acciones tienen como objetivo garantizar el más alto estándar de bienestar animal y forman parte de las denominadas “técnicas de enriquecimiento ambiental”, según ha informado el parque valenciano.

Algunos de los hábitats que se recrean en Bioparc Valencia han amanecido con una ornamentación muy diferente a la habitual, y telarañas gigantes, murciélagos, guirnaldas de fantasmas, lápidas y ataúdes llamaban la atención de los animales a la salida de sus recintos.
Pero el mayor centro de atención para ellos han sido las calabazas que portaban en su interior deliciosos manjares para cada especie animal, según fuentes del parque.

Lubango, el macho de león que continúa positivamente su proceso de adaptación y ha sido la primera vez que disfrutaba de estas acciones especiales, se mostraba muy precavido al principio, especialmente curioso a continuación hasta que, finalmente, su olfato lo ha llevado a degustar la carne que los cuidadores habían escondido.

También esta actividad ha sido una novedad para las jirafas que, aprovechando su largo cuello, fisgoneaban en busca de su comida, y una de las especies que más se ha deleitado han sido los suricatas, que atrapaban enormes cucarachas y “apetitosos” gusanos.

Los enormes elefantes arramblaban con todo lo que se ponía en su camino, pero cogían con delicadeza las calabazas que engullían enteras de un solo bocado, y por último, los lémures comían y lamían sus “chuches” en forma de fruta y muesli con miel.

Por otra parte, Bioparc Valencia ha querido potenciar el compromiso con la concienciación de la sociedad respecto al estado de amenaza en el que se encuentra la naturaleza y la rica biodiversidad de nuestro planeta lanzando, a través de las redes sociales, el cuestionario “¿Has pensado lo terrorífico que podría ser la extinción de las especies?”.

A través de una serie de preguntas vinculadas a los animales, se puede conocer el peligro de extinción al que se enfrentan y descubrir “el verdadero terror” que esto supondría.

Suscríbete a nuestra newsletter