Revista Economía 3 | Liderazgo

“Apostamos por la impresión aditiva para diversificarnos”

La directora comercial analiza la actual situación y los planes de Industrias Alegre, uno de los referentes de la automoción e innovación

Mónica Alegre. | Foto: Vicente A. Jiménez

“Debemos convivir con la pandemia y lo que no podemos es pararnos porque no nos lo podemos permitir”. De esta forma tan contundente nos explica Mónica Alegre, directora Comercial de Industrias Alegre cómo están trabajando actualmente para salir adelante en estos momentos tan complicados donde la innovación y las nuevas ideas se convierten en grandes aliados.

Cuando nos ponemos al volante de nuestro vehículo no nos paramos a pensar en toda la idiosincrasia que conlleva, quién ha diseñado cada una de las piezas, como se han encajado… La cuestión está en que nos aporte comodidad, seguridad, belleza, tranquilidad… e Industrias Alegre incorpora su granito de arena en cada uno de los vehículos para conseguir estos objetivos.

Su historia comienza en los años 50, de la mano del emprendedor y fundador, Vicente Alegre, el padre de nuestra protagonista, Mónica Alegre, directora Comercial de la compañía. “Él era matricero de profesión y comenzó a trabajar con tan solo 16 años”.

Su inquietud y su capacidad innovadora no paró. De hecho, el gran despegue de la compañía se produjo en los sesenta, época en la que ya fabricaba y creaba moldes para el plástico para terceros. “Llegó un momento en el que se planteó por qué no fabricaba él mismo la pieza”, destaca. Así que Vicente Alegre compró maquinaria, hizo pruebas para garantizar la calidad del molde y se puso a fabricar piezas de plástico. A finales de los 60 se estableció en Patraix y ya eran casi 100 trabajadores. A partir de este momento, pasó de ser moldista a fabricante de piezas de plástico.

monica-alegre

Mónica Alegre. | Foto: Vicente A. Jiménez

En esta misma época creó su propia marca, Valeplast y bajo este paraguas fue el primero en desarrollar las cajas de herramientas de plástico además de otros productos como marcos de espejo, revisteros…

En la actual sede de Albal están desde 1972, etapa en la que comenzó a trabajar con sus primeros clientes del sector de la automoción: PSA, Seat y Ford.

En 1976 suministraron los pilares interiores del primer Fiesta y, desde ese momento, “hemos estado presentes en todos los Fiestas fabricados por Ford”.

En la década de los 80 y los 90 se convirtieron en un ‘full service supplier’ (FSS), es decir, “un proveedor de primer nivel que puede trabajar una pieza desde su fase temprana, en la que aún no está diseñada, hasta su entrega final en las instalaciones del cliente”.

Con la llegada del s. XXI, pusieron en marcha varios planes estratégicos: crear un departamento de I+D para diversificar productos y sectores; llevar a cabo una nueva unidad de negocio centrada en el embalaje desarrollando Hybrid Box; apostar por tecnologías que aporten más valor a sus productos y complementarias a la inyección de plástico; y, por último, la internacionalización que comenzó en 2006.

Actualmente, la compañía cuenta con 34.000 m2 en su planta de Albal y 18.000 m2 más en la de Polonia, son cerca de 900 empleados y la facturación agrupada en 2019 fue 108 millones de euros.Están presentes en cinco países: España y Polonia con plantas propias, y Rumanía, India y México, mediante cooperación con partners locales.

Además, son Tier 1 –suministran directamente al fabricante de vehículos– para Ford, su principal cliente, seguido de Grupo Volswagen y PSA; pero también ha ejercido como Tier 2 –fabricando piezas para Tier 1– para Grupo Antolin, Johnson Controls, Magna y Faurecia, entre otros.

Como Tier 1, Industrias Alegre realiza los llamados guarnecidos interiores. Es decir, las que cubren los cinturones de seguridad, las que hay nada más subirse al coche y en el maletero, la pieza que lo recubre… además de guanteras, componentes del panel de instrumentos, de la puerta y de los asientos… Es decir, están capacitados para fabricar todo lo que es de plástico del interior del coche.


Puedes leer la entrevista completa en la REVISTA ECONOMÍA 3

Suscríbete

Suscríbete a nuestra newsletter