Desarrollada por AIJU

Una app de realidad virtual fomentaría autonomía de jóvenes con discapacidad

Solo es necesario el móvil y unas gafas-carcasas por las que se pueden ver los vídeos explicativos en 360 grados

El Instituto Tecnológico del Producto Infantil y de Ocio-AIJU está desarrollando una aplicación de realidad virtual por la que jóvenes de entre 16 a 30 años con discapacidad intelectual podrán desarrollar habilidades que fomenten su autonomía personal. Para utilizar la aplicación, disponible en la Android Play Store, únicamente serán necesarias unas gafas-carcasas mediante las que los usuarios podrán ver un catálogo de vídeos explicativos en 360 grados. En ellos aprenderán diferentes actividades como usar un cajero automático, comprar un billete de transporte público, poner una lavadora o realizar otras tareas del hogar.

En total, se estima que más de 3.000 jóvenes se podrán beneficiar del proyecto DTE –Disability Technology Education, co-financiado por la Comisión Europea, a través del programa Erasmus+, y para el que AIJU está ultimando el desarrollo de esta herramienta de educación no formal, basada en el uso de la tecnología que permitirá a estos jóvenes aprender a realizar diferentes actividades de la vida cotidiana.

El proyecto se está desarrollando en colaboración con entidades de tres países diferentes. En España, AIJU -como Instituto Tecnológico de Investigación Infantil– y AMICOS -como organización de atención a las personas con discapacidad intelectual-. En Rumania participa SC Psihoforworld, una entidad de atención psicológica a padres de niños con discapacidad intelectual; mientras que, en Turquía, es KOZMOS, Instituto de educación secundaria de tecnología que trabaja por la integración de jóvenes con discapacidad.

Dentro del proyecto, se han realizado actividades con todos sus miembros en las que se ha presentado esta aplicación en un centro de educación especial para jóvenes con discapacidad intelectual en Galicia. El gestor del proyecto en AIJU, Raúl Esteban, ha explicado que “estudiando a este colectivo vimos que su vida autónoma está más limitada que la de otras personas y les gustan mucho las nuevas tecnologías. Por lo que pensamos en unir ambas facetas en esta aplicación, ya que el objetivo del proyecto es fomentar entornos menos dependientes”. Además, está previsto que un grupo de personas de entre 16 y 30 años con discapacidad intelectual testé la aplicación de realidad aumentada durante el próximo año en AIJU.

Suscríbete a nuestra newsletter