El brexit

Morata: “El Reino Unido es una pieza fundamental de nuestra balanza comercial”

Los participantes en el encuentro coincidieron en señalar en la importancia de mantener los aranceles a 0 para no mermar la competitividad de los sectores de la Comunitat Valenciana

“El Reino Unido es una pieza fundamental de la balanza comercial de la Comunitat Valenciana”, sentenció José Vicente Morata, presidente del Consejo de Cámaras de la Comunitat Valenciana durante su intervención en el encuentro telemático “Brexit, Comunitat Valenciana. ¿Dónde estamos?” y en la que ejerció de moderador y organizador Joan Calabuig, secretario autonómico para la Unión Europea y Relaciones Externas. En dicha jornada intervinieron también Ricardo Díez-Hochleitner, consejero de la Representación de España ante la UE; y Amparo Ferrer, subdirectora general de Internacionalización de la Generalitat Valenciana.

“Hay tres aspectos que toda comunidad quiere: exportar más, turismo e inversiones”, aportó José Vicente Morata.

Recordó también que en la Comunitat Valenciana hay 3.200 empresas que están comerciando con Reino Unido. De esta cifra, cerca de 1.200 son exportadoras a dicho país. Por ello, “habrá que saber cómo acaban estas negociaciones, sobre todo en el ámbito aduanero y en los tiempos de espera ya que nos estamos temiendo los colapsos de mercancías, que pueden ser muy perjudiciales para nuestros productos perecederos, si no se llega a acuerdo”, añadió.

Morata se mostró esperanzado en que las transacciones económicas se puedan mantener e informó también que el Reino Unido es el tercer mayor inversor de la Comunitat Valencia y es el primer mercado en turismo. De hecho, “nos visitan cerca de tres millones de turistas cada año y además somos la primera comunidad con un mayor número de residentes del Reino Unido” reveló.


Morata: Nuestros clústeres son muy peculiares, con lo cual la negociación debe ser también muy específica”

En esta misma línea, también desveló su preocupación por ver cómo acaba el movimiento de personas. “Tenemos que garantizar a los turistas y residentes británicos que les podemos dar seguridad ciudadana, jurídica y sanitaria y debemos conseguir que estos servicios que ellos buscan en nuestra Comunitat y que nos diferencian de otros mercados estén garantizados”, incidió Morata.

Añadió también que “las empresas valencianas han hecho los deberes” y “han empezado a buscar mercados nuevos ante la posible caída de las exportaciones”. Sin embargo, Morata puso el foco en la importancia de que se tuviera en cuenta “la peculiaridad de nuestras exportaciones de agroalimentación, automóvil, calzado, cerámica… Nuestros clústeres son muy peculiares, con lo cual la negociación debe ser también muy específica”, subrayó.

De todas formas, -indicó- “esto no es el punto y final con el Reino Unido ya que su relación con la Comunitat Valenciana es histórica. Con lo cual, vamos a buscar la fórmula para que no se produzca ningún daño en ambos sentidos. De hecho, a pesar de la situación complicada de la covid-19 y el brexit existe un hilo de esperanza para que sigamos exportando, los británicos sigan veraneando aquí y sigan invirtiendo en la Comunitat Valenciana”, concluyó el presidente del Consejo de Cámaras de la Comunitat Valenciana.

Asegurar la liquidez a las empresas

José Vicente Morata, presidente del Consejo de Cámaras de la Comunitat Valenciana, en una imagen de archivo

Para situar cuál es el nivel de importancia del Reino Unido para la Comunitat Valenciana, Calabuig desgranó una serie de datos relevantes. Así, el Reino Unido es tercer destino de las exportaciones valencianas y el quinto en cuanto a importaciones. A nivel humano, alrededor de 20.000 valencianos viven en el Reino Unido y 300.000 británicos residen en la Comunitat Valenciana.

“Que el Reino Unido se haya marchado de la Unión Europea fue una mala noticia y ahora estamos negociando la relación futura”. De esta forma comenzó su intervención Ricardo Díez-Hochleitner.


Morata: “Tenemos que conseguir que servicios como seguridad ciudadana, jurídica y sanitaria que ellos buscan en nuestra Comunitat y que nos diferencian de otros mercados estén garantizados”

El consejero de la Representación de España ante la UE definió los aspectos más importantes de la relación de la UE con el Reino Unido centrado en tres ejes fundamentales: el cumplimiento del acuerdo de retirada; las negociaciones en curso; y el ejercicio de preparación.

El cuanto al acuerdo internacional de retirada, que está en vigor desde febrero de este año, “permitirá  una retirada ordenada del Reino Unido de la Unión Europea en muchos ámbitos”, matizó Díez-Hochleitner.

Este incluye dos apartados importantes: uno relativo a los derechos de los ciudadanos y otro relacionado con la contribución financiera. También contempla un capítulo para juicios en curso entre  entre ciudadanos y empresas del Reino Unido con la UE.

“Da la sensación de que no hubiera ocurrido nada a lo largo de este año pero, a efectos de pertenencia en el mercado interior, la relación con Reino Unido continúa como la hemos conocido hasta ahora pero esto termina el próximo 31 de diciembre”, matiza Díez-Hochleitner.

El consejero de la Representación de España ante la UE  recordó también que el Reino Unido  ya ha votado un proyecto de ley que regula aspectos externos del mercado interior británico y que “se opone a parte de lo establecido en el Acuerdo de Retirada”, explicó. Ante esta situación, la Comisión Europea ha pedido que se modifiquen aquellos artículos que contravienen dicho acuerdo de retirada.

En concreto, el proyecto de ley afecta a los compromisos adquiridos en el Acuerdo de Retirada, incluyendo el protocolo sobre Irlanda / Irlanda del Norte, acordados por Boris Johnson y su gobierno, y ratificados por el Parlamento Británico.

Por otra parte, Ricardo Díez-Hochleitner explicó que la Unión Europea ha presentado a Reino Unido un borrador que contiene un mensaje en el que dice “que quiere mantener una relación amplia y ambiciosa con Reino Unido”. Sin embargo, -recordó- que “la posición de la Unión Europea está condicionada por lo que ha decidido este país: no quiere formar parte de la Unión Europea, de su mercado interior y del Tratado de Schengen”, subrayó.

Ricardo Díez-Hochleitner  informó también que la negociación tiene tres pilares: uno horizontal, ligado a la gobernanza con la posibilidad de que el Reino Unido participe en programas de la UE; Y dos pilares económico-comercial: La UE ha establecido un acuerdo de libre comercio con cero aranceles y cero cuotas. Dicho acuerdo está sometido a dos condiciones: las de la competencia y “este es uno de los puntos de fricción que tenemos”, recordó. Y otros acuerdos importantes son el de pesca, transporte, la Seguridad Social y la movilidad.


Michel Barnier, el negociador europeo para el ‘brexit’, confía en que “sigue siendo posible un acuerdo pero queda poco tiempo”

Díez-Hochleitner reveló también que “no cabe la posibilidad de un acuerdo bilateral España-Reino Unido”.

El consejero de la Representación de España ante la UE recordó también que otra cuestión importante es la seguridad tanto interior como exterior, “un punto en el que el  Reino Unido no ha querido iniciar un diálogo con la UE”.

Ricardo Díez-Hochleitner informó a los asistentes vía online que la novena ronda negociadora comenzará el próximo 28 de septiembre e hizo hincapié en que “queda poco tiempo para negociar el acuerdo. De hecho, debe estar listo para finales de octubre para que tanto los Estados miembros como el Reino Unido puedan ratificarlo”.

En esta misma línea, señaló también que Michel Barnier, el negociador europeo para el ‘brexit’, confía en que “sigue siendo posible un acuerdo pero queda poco tiempo”.

En su intervención, Amparo Ferrer incidió que, según los datos que manejaban, los más afectados por los aranceles  serían los vehículos, los cítricos, los productos vegetales y el aceite de petróleo, hasta tal punto de que “podría mermar la competitividad de estos sectores y provocaría que la Comunitat Valenciana perdiera posiciones en términos de exportación”.

Según las cifras que expuso Amparo Ferrer,  “los vehículos representan el 47% del total de las exportaciones, los productos agroalimentarios un 13% y la cerámica y el calzado un del 6%”.

Ante este panorama, la subdirectora de Internacionalización sostuvo la importancia de defender un “arancel 0 y la necesidad de que se coordinaran los países de la Unión Europea con  intereses similares a los de la Comunitat Valenciana”.

¿Qué ocurre si no hay acuerdo a 31 de diciembre?

“Ocurra lo que ocurra, el 1 de enero habrá fricciones y controles para el comercio. Es posible que los bienes no fluyan como actualmente y que aumenten los costes”, vaticinó Ricardo Díez-Hochleitner.

“En 2019 no sabíamos, hasta última hora, si se iba a cerrar un acuerdo de retirada con ese país. La diferencia respecto de 2019 es que ese acuerdo internacional de retirada está en vigor y nos permite una salida suave”, incidió.

En este sentido, continuó explicando que “aunque no haya acuerdo de relación futura, el protocolo Irlanda-Irlanda del norte mira hacia el futuro y regula el tránsito de bienes entre Gran Bretaña y Reino Unido. Irlanda del Norte pertenece al mercado interior para bienes con la Unión Europea”, subrayó Ricardo Díez-Hochleitner.

Suscríbete a nuestra newsletter