Informe

Proteger el Montgó: la batalla de la prevención empieza con más cortafuegos

Se cumple seis años del terrible incendio en el Parque Natural y la Conselleria de Agricultura ha hecho público el informe del Plan de Prevención del PORN

Puesta de sol en el PN del Montgó. | Foto: AJ

Este mes se cumplen 6 años del incendio que acabó con el 40% de la masa forestal del Parque Natural del Montgó. Aquel dramático capítulo  trajo innumerables acusaciones entre administraciones. Entre las deficiencias que salieron a la luz estaba un Plan de prevención de incendios de 2006. que prácticamente no se había ejecutado.

El ámbito del plan coincide con el del PORN del Parque Natural del Montgó (7.399,6 hectáreas) y el informe de Evaluación ambiental de la revisión del Plan de prevención de incendios forestales del área viene a ser el nuevo manual de base donde se fijan nuevas actuaciones y se eliminan otras tantas.

Tras 14 años y un exiguo 12,9%  ejecutado del plan y un 16,5 % en relación con el plan de infraestructuras, la conselleria de Mireia Mollà publica un documento de un plan recientemente aprobado. La principal novedad son las ampliaciones de infraestructuras de prevención. De entrada, las áreas de cortafuegos se han ampliado al igual que los trabajos selvícolas y los puntos de agua.

En números, está previsto que se acondicionen 35,8 kilómetros de viales frente a los 26,07 km del anterior plan; un hidratante nuevo: 65,15 hectáreas de trabajos selvícolas y 33.12 kilómetros de áreas de cortafuegos. Como parte de la prevención, la Generalitat cuenta con fomentar la colaboración de los particulares y otras administraciones “en las fichas de la propuesta de plan se indica el fomento de ejecución y mantenimiento de áreas cortafuegos en terrenos no gestionados por la Generalitat que se estima en 170,76 hectáreas y en terrenos gestionados por la administración autonómica 1,9 hectáreas”. 

parque-natural-montgo

Vistas de Xàbia desde el cabo de Sant Antoni. | Foto: AJ

Además para la recuperación en “uso de parcelas agrícolas que contribuyan a la defensa contra incendios se prevé 19,81 hectáreas” de cara a aumentar su resiliencia frente al fuego y al cambio climático. Se incorpora además una actuación relativa al fomento de las alternativas de eliminación de restos vegetales distintas al fuego, como puede ser la trituración.

El parque cuenta con 7.399 hectáreas – las del PORN del Montgó -en un ámbito compartido por cinco municipios – Dénia, Xàbia, Pedreguer, Ondara y Gata de Gorgos. Entre la apuesta por las nuevas infraestructuras de prevención, se han establecido más puntos de agua y red viaria. Desde la Conselleria de Agricultura, subrayan otras actuaciones novedosas como “la elaboración de un estudio sobre los Puntos Estratégicos de Gestión de la vegetación para la prevención de incendios”.

Adiós a las ayudas para paelleros

Junto a las novedades, el documento incluye la eliminación de actuaciones. Llama la atención que se suprime la realización de “un inventario de viviendas a menos de 500 metros de vegetación natural y seminatural” debido a su gran número y dificultad de realización en relación con su utilidad real, según se indica.

Otra de las acciones eliminadas es el “amojonamiento del parque natural” por no tener relación directa con la prevención de incendios. ASí como las órdenes de ayudas para la adecuación de paelleros y chimeneas privados.

Para evitar el abandono de los ‘deberes’ de la Generalitat, el Plan de Prevención tendrá una actualización constante. Esta novedad recoge la creación de una línea en la dirección general de “coordinación y seguimiento”.  Es más se impone la remisión de datos de medición o memoria descriptiva de lo realizado, a la dirección general, la cual los recopilará y analizará anualmente, y los presentará a la Junta Rectora del Parque.

Otros cambios respecto al Plan del 2006,  se encuentran en su procedimiento de elaboración, según confirman desde el área de la Conselleria de Transición Ecológica. “Se podido realizar un análisis del grado de avance alcanzado del mismo, permitiendo así actualizar las actuaciones ya ejecutadas, y descartar otras, bien por su nivel de dificultad de realización frente a la utilidad en el plan”.

Entre las medidas preventivas a adoptar se incluirán al menos, un estudio previo de flora y vegetación de interés a no afectar, las modificaciones en las fichas de las obras respecto a tiempo, dimensiones y características técnicas, así como el balizado de terrenos para evitar afecciones.

Suscríbete a nuestra newsletter