Entrevista a Iván Colmenarejo, director general de Taronja Games

Los Taronja Games invierten un 300% más para salvaguardar la seguridad

El protocolo sanitario activado para los 70 atletas participantes de esta competición de cross training, un tipo de entrenamiento funcional que trabaja fuerza, potencia y acondicionamiento físico extremo, normalmente se realizaría para más de 800

Archivado en: 

La inversión en la quinta edición de los Taronja Games ha sido un 300 % superior a la del año anterior, que han empleado en salvaguardar la seguridad de los atletas, así como de los jueces, el equipo de la competición, el personal del hotel NH (en el que se alojaban) y de la dirección del evento. “Era lo principal y fundamental y lo hemos conseguido. Hemos activado un protocolo enorme para 70 atletas, que normalmente una activación de este tipo sería para 800 atletas en adelante”, subraya Iván Colmenarejo, director general del evento.

“Ha sido una edición especial, atípica, pero el balance es positivo. Creemos que el pasillo de seguridad creado -entre el hotel NH Las Artes, el pabellón municipal de la Fuente de San Luis, el polideportivo Quatre Carreres y la Ciudad de las Artes y las Ciencias- y la activación de empresas valientes que han participado en el reto ha sumado. Tanto atletas, como staff, jueces y todas las entidades involucradas han mostrado mucho interés ante hacer algo pionero post COVID-19 y mostrar su solidaridad y valentía a la hora de dar un paso al frente”, resalta el director de la competición de cross training, un tipo de entrenamiento funcional donde se trabajan fuerza, potencia y acondicionamiento físico extremo.

En esta edición, que se celebró entre el 24 y el 26 de julio, han participado 70 atletas de 13 países, han realizado 350 test rápidos, han contado con 50 empresas movilizadas que se han convertido en partners y proveedores y permitirá un retorno económico para las empresas de 500.000 euros. Esta cifra viene no solamente del gasto en alquiler de infraestructuras, alojamiento y alimentación, sino en la presencia temprana de deportistas y  acompañantes, que llegarán a tierras valencianas con antelación y que en muchos casos permanecerán en ellas unos días más.


El retorno económico para las empresas será de 500.000 euros

En cuanto al retorno económico para la ciudad, admite que no conocen el dato, pero asegura que el mensaje que mandan los atletas de influencia de otros países “es mucho más fuerte y solido”. “Muestra que hay eventos seguros en España, que hay empresas que tiran para adelante y que cuando nos juntamos somos capaces de dar ese primer paso que la sociedad necesita. No ha sido una competición al uso, ha sido un mensaje social que queremos enviar, de unidad. Si das pasos con coherencia y civismo, se pueden hacer cosas pese a las circunstancias”, resalta Colmenarejo.

En cuanto a las empresas movilizadas, Colmenarejo agradece que, pese a las circunstancias de la crisis económica, han estado “involucradas en aportar valor”. “Queríamos mandar un mensaje de tirar para adelante, y había muchas empresas deseando transmitir este mensaje. Hemos utilizado el deporte como canalizador y dinamizador para activar al elenco empresarial, que nos ha permitido poder hacer el evento, porque sin ellos no hubiera sido posible”, admite.

ivan-colmenarejo-taronja-games

Iván Colmenarejo, director general de Taronja Games

Compañías de eventos, material técnico de crosstraining, sonido, salud, retail, smart data, producción de imagen, infraestructuras, transporte, banca, suplementos nutricionales, restauración y streaming formarán parte del tejido que llevará a cabo las diversas jornadas, con la finalidad de demostrar que pueden volver a realizarse eventos bajo un paraguas de alta responsabilidad y planificación.

En concreto, destaca que muchas empresas son endémicas y les han hecho “un gran favor”, porque les han permitido dar servicio y promover la empresa entre el sector. Así, como en la competición no hay una prueba fija, sino que está basada en movimientos variables a alta intensidad, se han visto obligados a innovar. Los atletas han pasado por pruebas muy diversas, como el levantamiento puro de peso, quema de calorías sobre bicicletas estáticas, carrera a pie, ascenso de escalones, arrastre de cuerda con lastre, subida y bajada de sacos de arena, transporte de mancuernas, salto sobre cajón, dominadas, remo estático o anillas.

Para los test rápidos que han realizado en el certamen, señala que tuvieron la colaboración de un laboratorio de una de las empresas de seguridad y ambulancia del evento, por lo que alcanzaron un acuerdo “muy proactivo, que ha abaratado los costes dentro presupuestos”. “Ha sido posible, por la colaboración con NH, activar zonas sanas, mixtas y sucias. En caso de detectar algún positivo, se activaba un protocolo hasta que la PCR determinara si era positivo. Por suerte, todo el mundo estaba sano y hemos podido desarrollar el evento en condiciones de seguridad plena”, sostiene.


Colmenarejo: “Creemos que podemos mandar un mensaje al mundo, somos ambiciosos. Lo estamos pasando mal, pero aquí estamos”

Entre los atletas, que se preveía la presencia de 90, 20 de ellos no pudieron participar a causa de lesiones o porque se quedaron confinados en sus países, bien por restricciones de los gobiernos o porque habían estado cercanos a focos de coronavirus. “Les pedimos coherencia, sensatez y respeto y que no viniesen”, detalla.

Asimismo, Colmenarejo ha deseado que los Taronja Games -primer evento deportivo no profesional post COVID-19 con la presencia de atletas europeos- actúen como resorte que active otras competiciones a nivel nacional e internacional. De hecho, apunta que, en una conversación con el ganador del RX masculino, el italiano Stefano Carosso, se ofrecieron a marcar el camino en Italia, pues su competición será entre septiembre y octubre. “Creemos que podemos mandar un mensaje al mundo, somos ambiciosos. Lo estamos pasando mal, pero aquí estamos”, asevera.

Suscríbete a nuestra newsletter