Presentará un nuevo informe

La AIReF empeora sus previsiones de contracción económica para este año

Eleva en medio punto porcentual la caída de PIB prevista inicialmente, que se situaba entre el 8,9 % y el 11,7 %

La presidenta de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF), Cristina Herrero, ha avanzado este lunes que la institución ha empeorado sus previsiones macroeconómicas para este año, al elevar en medio punto porcentual la caída de PIB prevista inicialmente, que se situaba entre el 8,9 % y el 11,7 %.

En un evento telemático organizado por el Consejo General de Economistas (CGE), Herrero ha explicado que la AIReF presentará esta semana un nuevo informe en el que actualiza todas sus previsiones tanto macroeconómicas como fiscales. El empeoramiento de la previsión de PIB para este año se debe a que el segundo trimestre se ha comportado peor de lo esperado y no a que la recuperación vaya a ser más lenta, ha apuntado Herrero.

Al mismo tiempo, ha instado a tener en cuenta que la reactivación mostrada por algunos indicadores se debe a que partía de niveles muy bajos. Así, en 2021 la economía española experimentará una recuperación incompleta en un escenario “más benigno” que el previsto anteriormente, cuando estimaba un repunte del PIB de entre el 4,6 % y un 5,8 %, tanto en términos económicos como de empleo.

En el plano fiscal, la AIReF estima un deterioro del déficit público de entre 6 décimas y un punto de PIB con respecto a sus anteriores estimaciones -las iniciales eran de entre el 10,9 y el 13,8 % del PIB y las más recientes, de entre el 11,9 y el 13,9 %- por las nuevas medidas adoptadas. La ampliación de la brecha fiscal se reflejará en la ratio de deuda, que se situaría a finales de año entre el 116 % y el 123 % del PIB.

Además, con el objetivo de valorar la dimensión de la situación, la AIReF ha hecho simulaciones de sostenibilidad a largo plazo, que indican que, para mantener estable en 2030 el nivel de deuda de 2021, sería necesario realizar un ejercicio de consolidación fiscal similar al de la década pasada y alcanzar el equilibrio presupuestario en 2030.

Salida de la crisis con consenso

Por otro lado, ha destacado la importancia de trabajar ya en la estrategia de salida de la crisis de la COVID-19 y diseñar una hoja de ruta que cuente con el mayor consenso social y político posible, implique a todas las Administraciones Públicas y sea compatible con la sostenibilidad de las cuentas públicas a medio y largo plazo, un requisito imprescindible para preservar el Estado de bienestar.

Además, ha resaltado que es necesario que la sociedad pueda entender y confiar en la estrategia de recuperación, para lo que es fundamental contar con el mayor consenso posible, especialmente si, como es previsible, se cuenta con ayuda europea para diseñar este plan. Asimismo, Herrero ha subrayado el reto de absorber a los trabajadores que se encuentran en este momento en un ERTE.

En algunas ramas de actividad, como la hostelería, los ERTE han llegado a alcanzar al 80 % de los trabajadores. Según las perspectivas de la AIReF, las pérdidas de empleo en 2020 podrían estar por encima del 10 % en tasa de empleo equivalente a tiempo completo y con una recuperación muy parcial en 2021. Las expectativas están en línea con las del propio Consejo General de Economistas.

En este contexto, Herrero ha considerado que la prioridad de corto plazo no puede ser otra que profundizar en las medidas de apoyo a las pymes y al empleo para intentar que no se pierdan por el camino empresas viables ni puestos de trabajo sostenibles. Pero, a su parecer, se necesita también una estrategia con un horizonte temporal algo más amplio y con el mayor consenso posible, teniendo en cuenta que hay que reincorporar al mercado laboral a los trabajadores en ERTE y asegurar la viabilidad de las empresas, que la recuperación será desigual por sectores y que va a haber cambios a los que va a ser necesario adaptarse.

Planificación presupuestaria coordinada

En este escenario, según la presidenta de la AIReF, la incertidumbre no puede ser una excusa para no realizar un ejercicio de estrategia y previsión de medio plazo que incluya una planificación presupuestaria coordinada con la estrategia de recuperación. La existencia de recursos adicionales de la UE y su adecuado destino es un motivo adicional para una planificación económica y fiscal minuciosa.

A este respecto, ha indicado que la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera permite lanzar esta estrategia con la activación de la cláusula de escape, que admite desviaciones de las reglas fiscales a corto plazo, pero asociadas a la presentación de un plan de reequilibrio. Por ello, la AIReF ha recomendado hacer uso de esta flexibilidad y activar la cláusula para diseñar una hoja de ruta que fije una senda oportuna y creíble y para dar certidumbre sobre las reglas de juego.

Por otra parte, Herrero ha apuntado que es importante apoyar las decisiones en datos, lo que requiere apostar por la evaluación de las políticas públicas. A su juicio, en el actual contexto económico, la evaluación debe acompañar más que nunca al diseño y seguimiento de las políticas para compatibilizar las necesarias medidas a corto plazo con la planificación a medio plazo.

En este sentido, ha destacado el valor de las evaluaciones de AIReF, que pueden contribuir de manera importante al doble reto económico y fiscal que afronta el país. “Todas nuestras evaluaciones tienen en común que son una aproximación empírica, muy pegada al conocimiento de la realidad. No son un producto académico al uso, sino que intentamos que sean una herramienta útil y práctica”, ha sostenido.

Suscríbete a nuestra newsletter