iPRONICS, de la UPV, seleccionada por Nature como empresa tecnológica pionera

Su tecnología combina lo mejor de la electrónica y la fotónica y está llamada a cambiar radicalmente los sistemas de tratamiento y procesado de la información

Archivado en: 

La empresa iPRONICS, derivada de la Universitat Politècnica de Valencia (UPV), ha sido seleccionada por Nature entre las filiales pioneras a nivel mundial en 2020 en la primera edición del Spinoff Prize, impulsado por la revista y la multinacional Merck. iPRONICS trabaja para hacer accesible comercialmente y democratizar el acceso al inmenso poder computacional de la fotónica, la ciencia que explota las ventajas de las señales que viajan a través de la luz.

Los procesadores fotónicos programables de iPRONICS comparten una plataforma de hardware común reconfigurable por software, una solución de bajo coste que permite que el mismo hardware se aplique a un número ilimitado de aplicaciones, según informa la UPV.

Según su director de operaciones, José Capmany, las tecnologías actuales basadas en transistores electrónicos se están acercando a los límites de sus capacidades fundamentales y la fotónica programable es clave para hacer frente “al apetito voraz de ancho de banda, flexibilidad y velocidad de proceso que requieren muchas aplicaciones emergentes”.

Entre estas aplicaciones, destacan las comunicaciones 5G, la interconexión de centros de datos, la inteligencia artificial, los biosensores, la industria 4.0, la conducción autónoma, la computación cuántica y el Internet de las Cosas.

El enfoque de iPRONICS combina lo mejor de ambos mundos –electrónica y fotónica- y está llamado a cambiar la forma en que hasta ahora se han concebido los sistemas de tratamiento y procesado de la información, porque busca cooperar con los sistemas electrónicos y no competir con ellos. A ello se añade su carácter disruptivo al romper las barreras de acceso y utilización de los chips fotónicos.

Según su directora de información, Ivana Gasulla, y el responsable de producto, Prometheus Das Mahapatra, “en pocos años este producto podrá emplearse por cualquier usuario, tenga o no conocimientos técnicos”. Nature y Merck han seleccionado para este premio un total de 44 empresas filiales (“spinoffs”) de todo el mundo que convierten investigaciones científicas en empresas innovadoras con alto potencial y que están posicionadas para tener un impacto positivo en la sociedad.

Para iPRONICS estar en este listado supone “un espaldarazo tremendo, más aún cuando la empresa apenas cuenta con seis meses de vida, si bien la experiencia y trayectoria profesional del equipo fundador viene de muchos años atrás”, destaca el cofundador de iPRONICS y presidente no ejecutivo de la empresa, Iñaki Berenguer. iPRONICS se fundó en 2019 como escisión de la Universitat Politècnica de Valencia, fruto de varios años de investigación llevada a cabo en los Photonics Research Labs del Instituto de Telecomunicaciones y Aplicaciones Multimedia (iTEAM).

Suscríbete a nuestra newsletter