La Generalitat empeora levemente su PMP pero lo mantiene por debajo de 39 días

Es el plazo más breve registrado en un mes de mayo desde que se tienen datos referidos al PMP y supone una reducción de 13 días frente a los 52 de marzo

Archivado en: 

La Generalitat empeora levemente su Periodo Medio de Pago Global a Proveedores (PMP) durante el mes de mayo hasta situarse en los 38,96 días, frente a los 37,42 días registrados solo un mes antes (abril 2020).

Esto supone aumentar un 4,12% el plazo que deben esperar los proveedores para cobrar de la administración pública, sabiendo que fue el pasado mes de abril cuando la Generalitat realizó un importante esfuerzo para pasar de los 52,25 días con los que cerró marzo a los 37,42 abril (-28,38%). El PMP registrado entonces, fue el más bajo de un mes de abril desde que se implantó este registro, en septiembre de 2014, al igual que lo ha sido este mayo.

Si se compara con el mismo mes del año 2019, la mejora ha sido de un 21,18%, ya que un año antes mayo se cerró con un Periodo Medio de Pago Global a Proveedores (PMP) de 49,43 días.

Cabe recordar que el carácter ondulante del PMP depende de la disponibilidad de liquidez de la caja de la Generalitat, como consecuencia de las transferencias de recursos adicionales o adelantos de liquidez por parte del Gobierno central. En este sentido, recordaba el conseller de Hacienda, Vicent Soler el “eficiente resultado de las gestiones y reivindicaciones” del Consell ante el Ministerio de Hacienda para disponer de liquidez en el primer semestre del año, que han tenido como resultado el ingreso de 3.557 millones.

No obstante, la Generalitat sigue sin alcanzar el plazo legal de 30 días fijado en la Ley de Morosidad. En el caso concreto de las entidades, la Administración de la Generalitat su PMP queda fijado en 38,81 días frente a los 36,86 que registraba en abril.

Así,  hasta 14 entidades del sector público de las cuales se han incluido datos para elaborar este informe estarían incumpliendo con el plazo que fija la Ley, y su demora en el pago a los proveedores rebasaría los 30 días.

Especialmente alarmante es el valor de este ratio en el caso de la Fundación para el Desarrollo y la Innovación de la CV (FDI) que ha empeorado en un mes su PMP de 130 hasta casi 166 y el de la Institución Ferial Alicantina, cuyo PMP, se dispara hasta casi 167 días, de los 145 que ya contabilizaba en abril.

Por contra, destacada ha sido la mejora del Instituto Valenciano de la Juventud que de 110 días en abril se ha situado en la mitad, cerrando mayo en 55 días.

Por su parte, la Agencia Valenciana de Seguridad y Respuesta a las Emergencias incrementa su demora en el pago de 62 días a 89 (+43%), cuando hace un año, el PMP de esta entidad era de apenas 21 días.

Según ha manifestado en varias ocasiones el conseller Soler“para el Consell es una prioridad reducir el PMP porque sabemos que de estos ingresos dependen muchos autónomos y pequeñas y medianas empresas valencianas”.

Soler ha asegurado que pagar las facturas “es una de las cuestiones que más preocupa a este gobierno, ya que tiene unos efectos muy importantes en el conjunto del tejido productivo, además de contribuir a proyectar una imagen de Administración seria y fiable”“Por ello consideramos fundamental -añade el conseller- pagar lo más pronto posible, a pesar de nuestras evidentes limitaciones económicas como consecuencia de la infrafinanciación de la Comunitat Valenciana”.

En concreto, en enero de 2015 el PMP global de la Generalitat era de 86,34 días, y cinco años después el periodo de espera se ha reducido prácticamente a la mitad.

Suscríbete a nuestra newsletter