I Jornada del Instituto Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial

Vicent Botti (VRAIN): “El principal reto es tener una IA orientada al ser humano”

Se presentaron varios proyectos como el de un sistema que evalúa la resistencia a los antibióticos o una plataforma para educar en el uso de las redes sociales

I Jornada del VRAIN. De izq a derch: el secretario autonómico de innovación, Jordi Juan i Huguet; el rector de la UPV, Francisco Mora; y el director del Instituto Valenciano de Investigación en IA, Vicent Botti.

¿Cuál son los grandes retos que enfrenta la inteligencia artificial (IA) en el corto plazo? “Te voy a dar mi opinión. A mí lo que me gustaría es tener una IA que llegue a la sociedad y que resuelva los problemas de los ciudadanos. El principal reto en este momento es tener una inteligencia artificial orientada al ser humano”. Así vislumbra el futuro cercano el director del Instituto Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial (VRAIN), Vicent Botti.

“Evidentemente tenemos retos para conseguir una Industria 4.0 más productiva y sostenible, pero a mi me motiva especialmente llegar a una IA que, por ejemplo, de soluciones en temas de salud”, puntualiza el profesor de la UPV y señala la importancia de incluir un componente ético al desarrollo de esta tecnología. “La IA tiene que ser ética. Por ejemplo, si se utilizan datos, tenemos que tener garantías de que no están sesgados. Y cuando la IA tome decisiones, tenemos que ser capaces de conocer que motiva esa decisión”, recalca Botti.


“La inteligencia artificial tiene que ser ética”


Ayer se celebró en la Universitat Politècnica de València la I Jornada del VRAIN, un evento en el que “queríamos presentarnos a la sociedad”, expone su director. El Instituto de IA se constituyó en abril de 2019 fruto de la unión de seis grupos de investigación del departamento de Sistemas Informáticos y Computación de la UPV. “Llevamos más de 30 años trabajando en IA, pero ahora era el momento adecuado, por la importancia que está teniendo la inteligencia artificial, para tener una masa crítica que nos permita conseguir objetivos más ambiciosos”, explica Botti.

Son cerca de un centenar los investigadores que conforman el instituto, el cual “prácticamente toca todas las áreas de la IA”. Desde el aprendizaje y razonamiento automático hasta los sistemas multiagente, las tecnologías del acuerdo, el procesamiento del lenguaje natural e incluso el análisis de los sentimientos en redes sociales, el VRAIN trabaja e investiga todas las ramas de esta tecnología.

Primera jornada del Instituto Valenciano de Investigación en Inteligencia Artificial.

A la jornada asistieron numerosas empresas, como explica Botti, y contó con la participación del secretario autonómico de innovación, Jordi Juan i Huguet, y la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Caronlina Pascual, quien reivindicó el papel “crucial” que desempeñan las universidades en investigación y formación en inteligencia artificial y destacó la importancia de su contribución a la Estrategia Valenciana de Inteligencia Artificial.

También se refirió a la ronda de contactos que ha iniciado la Conselleria con investigadores en inteligencia artificial de las universidades valencianas e informó que estos encuentros van a continuar con objetivo de seguir avanzando en este campo. “Este es un camino que queremos recorrer con vosotros porque investigáis y formáis. Y necesitamos ambas cosas”, aseguró Pascual.

Resultados de la investigación en IA

Durante la jornada se presentaron varios de los entre 15 y 20 proyectos que según el director de VRAIN ya están siendo utilizados por empresas e instituciones o están en disposición de hacerlo. Estos abarcan campos como la seguridad criptográfica y la privacidad en redes sociales, la movilidad inteligente o la biomedicinas. En este último campo se presentó una herramienta que permite realizar predicciones de evolución de las resistencias a antibióticos, así como nuevos avances en IA para el diagnóstico clínico-genómico.

Otro de los proyectos fue Pesedia, una red social orientada a adolescentes cuyo objetivo es la formación en privacidad. Se trata de una plataforma creada por los investigadores en la que los jóvenes interactúan y reciben avisos ante comportamientos inadecuados o advertencias cuando publican determinadas informaciones. También relacionado con las redes sociales, está el proyecto U-Tool, una herramienta que analiza Twitter y permite conocer que perfiles son más influyentes, así como determinar los sentimientos de los usuarios respecto a diversos temas e incluso a través de la geolocalización de los tuits establecer patrones de movimiento y análisis geográficos.

“Hasta el momento la colaboración entre los seis grupos de investigación ha sido muy positiva”, asevera Botti y añade que han reforzado su presencia internacional. En esta línea, explica que el VRAIN ha entrado en un proceso de selección de la Comisión Europea para formar redes de centros de investigación de excelencia en IA. “Somos el buque insignia de la inteligencia artificial en la Comunitat Valenciana”, expresa el director del instituto.

Implantación de la IA en la Comunitat

En cambio, preguntado por el grado de implantación de estas tecnologías en la región, señala que este es “muy bajo”. Explica que el tejido empresarial de la Comunitat, formado mayoritariamente por pymes, no tiene los recursos para implantar tecnología de IA. “Ni siquiera pueden en digitalización, imagínate en IA”, lamenta.

Apunta que se debe aprovechar el potencial de las universidades y los centros de investigación, “referentes a nivel internacional”, para canalizar esos conocimientos hacia las empresas. “Sería muy importante que el tejido empresarial valenciano se beneficiase del potencial que tiene en sus cinco universidades públicas. Pero es necesario que se dote del tejido adecuado para que puedan acceder a esta colaboración”, indica Botti.

En este sentido, recuerda el profesor de la UPV, la iniciativa que se está gestando en el seno del Instituto ai2 de generar un DIH (Digital Innovation HUB) que canalice el talento hacia las empresas valencianas. “Necesitamos que la Administración valenciana apueste por un único DIH en esta Comunitat”, subraya Botti y añade que es preciso este “paraguas” que aglutine y cohesione al resto de de ecosistemas innovadores presentes en la región. “Habrá uno o no habrá ninguno”, sentencia el director de VRAIN.

Suscríbete a nuestra newsletter