La nueva regulación permite al crowdlending operar en toda Europa

Hasta ahora, las plataformas de financiación alternativa solo podían operar localmente

La fórmulas no bancarias de financiación contarán con una regulación que les permitirá operan en los países de la UE, tras el acuerdo alcanzado por el Consejo, la Comisión y el Parlamento europeos.

La iniciativa, informa la plataforma de financiación a empresas October, parte de la Unión de los Mercado de Capitales, donde se han sucedido durante meses los debates con el fin de impulsar la financiación alternativa de las empresas mediante la unificación de las diferentes regulaciones de crowdlending y crowdequity existentes en los 28 Estados miembros.

“Este acuerdo es una gran noticia para el sector. Hasta ahora, el mercado europeo del crowdlending no había podido alcanzar todo su potencial, en parte, debido a la fragmentación que supone tener diferentes normativas en cada país, lo cual complicaba y ralentizaba la entrada en cada país y la generación de un mercado verdaderamente paneuropeo. También nos enorgullece que parte de las iniciativas propuestas por October hayan sido recogidas para la elaboración de esta nueva regulación europea”, explica Grégoire de Lestapis, director general de October España.

El nuevo estatuto denominado “European Crowdfunding Service Providers for Business” (ECSP) reemplaza a los anteriores nacionales y permite que cualquier plataforma que conste como ECSP pueda operar en todos los países de la UE sin necesidad de otro permiso adicional.

En un sector donde las plataformas operan fundamentalmente a nivel local, la nueva regulación hará posible que más plataformas comiencen a hacerlo a nivel europeo, fomentando la financiación transfronteriza de las pymes.

“Hasta ahora, las operaciones transfronterizas han sido la excepción, no la norma. La puesta en marcha de nuestras operaciones de préstamos transfronterizos en Francia, Italia, España, los Países Bajos y Alemania ha supuesto una enorme cantidad de trabajo a nivel regulatorio para nosotros; uno o dos reguladores por país y diferentes normativas cada vez que lanzábamos un nuevo país.”, señala Olivier Goy, fundador de October.

La nueva normativa ECSP será de obligado cumplimiento para todas las plataformas de lending (préstamos) y equity (capital), y no una autorización supranacional optativa. Este nuevo estatus será entregado por el organismo regulador de cada país. Se centrará sólo en la financiación colectiva de préstamos y equity para empresas. El crowdfunding basado en recompensas o préstamos a particulares no formarán parte de la nueva regulación.


La nueva regulación duplica el máximo de crédito hasta los 5 millones de euro


Entre las novedades que presenta este nuevo marco regulatorio se encuentra que los titulares de los proyectos podrán obtener financiación de hasta 5 millones de euros en 12 meses, en comparación con los 2,5 millones de euros por proyecto que se otorgaban anteriormente. Y aquellas operaciones de mayor envergadura estarán reguladas por la Directiva relativa a los Mercados de Instrumentos Financieros (Directiva MIF) y el Reglamento sobre el Folleto.

La nueva regulación también supone un nuevo escenario en el que aparecen las figuras de los inversores sofisticados y los inversores no sofisticados, que contarán con diferentes derechos dentro de las plataformas:

Por un lado, los no sofisticados deberán someterse a una prueba para evaluar su conocimiento sobre los riesgos de las compañías financieras, recibirán alertas sobre los riesgos y tendrán que aceptarlos explícitamente, no se les permitirá prestar a un proyecto más de 1.000 euros o el 5% de sus activos. Éstos tendrán, además, un período de reflexión de 4 días para cancelar su inversión o préstamo, algo que no existía actualmente.

Mientras que, por otro lado, los inversores sofisticados no tendrán límites de inversión. Hoy en día, todos los inversores tienen un límite de 2.000 euros por proyecto, pero no hay límite en la cantidad total prestada o invertida.

El nuevo reglamento define normativas comunes de autorización y supervisión para las autoridades nacionales competentes. Reforzándose la labor de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) facilitando la coordinación y cooperación, mediante un mecanismo vinculante de mediación en caso de litigios y elaboración de normas técnicas.

“Uno de los principales impactos de la nueva regulación para October será la capacidad de abrir nuestra plataforma a inversores minoristas con sede en Alemania. Por otro lado, la nueva regulación permite que nuestra comunidad internacional de inversores particulares de Francia, España, Italia y Países Bajos puedan, por ejemplo, invertir en proyectos de pymes de origen alemán”, comenta Patrick de Nonneville, director de Operaciones de October.

Suscríbete a nuestra newsletter