Bioparc se afianza como referente de la conservación animal

Balance de un año en el que ha sido elegido mejor parque zoológico de España

Archivado en: 

Bioparc València se ha convertido en un referente en conservación en 2019, año durante el cual ha acogido la Conferencia Anual de la Asociación Europea de Zoos y Acuarios (EAZA) y ha sido distinguido como el mejor parque de naturaleza de España.

Además, durante el año ha incrementado el bienestar animal, ha apoyado la conservación ‘in situ‘ a través de la Fundación Bioparc y ha sido plataforma de divulgación y concienciación en la sociedad con múltiples actividades.

“Como el ciclo de la vida, ha tenido sentidas pérdidas y también nacimientos, llegadas y traslados de animales dentro de los más de 40 programas de conservación ex situ en los que participa el parque”, ha indicado Bioparc.

En la recta final del Decenio de las Naciones Unidas sobre Biodiversidad (2011-2020), “este 2019 puede considerarse que ha sido un año referente en conservación para Bioparc Valencia”, ha asegurado.

El parque ha conseguido ser el primero en eliminar completamente los plásticos de un solo uso del menaje y utensilios de sus restaurantes, adelantándose a la directiva europea de 2021.

Durante este año, se ha consolidado como plataforma de educación, divulgación y protección de la naturaleza celebrando días especiales y conmemoraciones para concienciar sobre la urgencia de actuar para preservar lo global.

Promociones “con causa” como BIOdías, donde todos los visitantes participaron con 1 euro en la conservación de los murciélagos, acciones lúdico-formativas como las escuelas de vacaciones de Pascua, Verano y Navidad, miles de visitas escolares o el Poblado de las Jaimas son otras actividades.

Además, ha participado en más de 40 programas internacionales de conservación ‘ex situ’, donde se han producido llegadas, traslados y nacimientos como dos duikers, especie que sólo puede verse en España en Bioparc; y cuatro gacelas Mhorr, especie extinta en su hábitat.

También primates gravemente amenazados como dos driles, un mangabey de coronilla blanca y el gorila Félix, que recibió su nombre en honor al conocido conservacionista español Rodríguez de la Fuente.

Además, se han adoptado medidas para mejorar el bienestar animal y la sostenibilidad del parque como las intervenciones en los recintos exteriores e interiores de gorilas o la instalación de una caldera de biomasa para calefactar las instalaciones de forma autosuficiente.

Asimismo, se han celebrado eventos solidarios “con causa” como la Carrera en Manada y la Can-rrera y los desfiles para adoptar perros abandonados que implican a la sociedad en el compromiso con el medioambiente y el bienestar animal.

Bioparc señala que también ha vivido “momentos dolorosos” como la pérdida de animales como Che, la jirafa nacida en el zoo de Viveros en 1995 y referente durante 24 años para miles de valencianos, los mellizos de chimpancé nacidos este mismo año o el león Teimoso.

Suscríbete a nuestra newsletter