Este año sus carros de la compra facturarán entre un 2-3% más

Rolser abre oficina en Madrid para acercarse al cliente y aumentar ventas internacionales

El negocio internacional ha pasado en un año del 30 al 35% de la facturación. Tras más de un año al frente de la dirección general, los primos, Mireia y Vicent, "encajan su modelo de éxito"

La mítica empresa de carritos de la compra, Rolser se reinventa. Esa es su filosofía: evolucionar al compás de las necesidades. Por ello, busca ahora, con la apertura de un showroom en la capital de España, acercar, más si cabe, su oferta a los clientes de Madrid –no olvidemos que es allí donde tienen su sede las principales cadenas de distribución, entre ellas Carrefour, El Corte Inglés o Alcampo “clientes de referencia” para la firma alicantina–, pero también a los distribuidores internacionales.

No se trata de una oficina para la venta al público, de hecho, descartan desde la compañía este tipo de estrategia, sería fomentar en cierto modo una competencia directa para su cuidado canal de distribución: “No nos lo hemos planteado nunca, jamás ha estado sobre la mesa esa posibilidad”, confirma a Economía 3, Mireia Server, directora general de la compañía desde hace algo más de un año junto a su primo Vicent Server.

La apertura responde más a la necesidad de estar “muy pegados” al cliente –que Server prefiere llamar “partner”–, pues confiesa que la revolución que ha supuesto el ecommerce ha generado “cierta incertidumbre en la distribución” y “queremos transmitirles en todo momento que, en esta, como en cualquier aventura, vamos de la mano”, ha concretado a este medio.

Este nuevo espacio en la capital acogerá reuniones periódicas con los clientes, comerciales, proveedores, etc. y se utilizará además para exponer las nuevas colecciones que vayan surgiendo, así como para proyecciones y presentaciones de nuevos productos y de campañas publicitarias.

Server prefiere que los clientes visiten su fábrica de Perdeguer “es como abrirles nuestro corazón”, pero es consciente de las mayores dificultades que presenta acceder hasta la población alicantina, por tanto buscan aprovechar las buenas conexiones que tiene la ciudad de Madrid tanto nacionales como internacionales.

De hecho, el foco internacional es prioritario. En el último año, el negocio internacional ha supuesto un 33-35% de las ventas totales, frente al 30% de 2018. Además, se está trabajando para que ese porcentaje crezca paulatinamente.

En este sentido, Mireia Server explica que países con usos y costumbres similares a las de España son los que mayor demanda hacen del producto. Entre ellos, Francia, Alemania, Italia o Bélgica, mientras que en otros –en los que a priori es un producto más desconocido–, las ventas están funcionando también muy bien: Japón, Argentina, Canadá, Rusia y Australia.

Una dirección general “encajada” que toma velocidad

Desde que el pasado año, el Consejo de Administración de Rolser delegara sus funciones ejecutivas en dos direcciones generales encabezadas por Vicent Server Roselló y Mireia Server Mulet, tal y como publicó este medio, se ha producido, según Mireia, “un necesario encaje de piezas como si de un puzzle se tratara y es ahora cuando empezamos a rodar con fuerza”.

“Lo importante ha sido respetar cuáles eran sus responsabilidades y cuáles las mías, teniendo mucha comunicación y conexión –algo que siempre hemos tenido desde pequeños porque prácticamente nos hemos criado juntos– y creo que esta es la clave para formar un buen equipo y avanzar en un modelo de éxito”.

Vicent se ocupa de la parte de producción y tecnología, patrimonio e inversiones, además de recursos humanos; mientras Mireia gestiona la parte comercial, marketing, finanzas y relaciones institucionales; para precisamente en el desarrollo de nuevos productos volver a confluir.

Preguntada si podría dar algún consejo a las empresas familiares, ya que ellos suponen la tercera generación de la familia, opina que “cada empresa y familia es un mundo, no hay una regla única para todas ellas, cada una tiene que analizar su situación”.

No obstante, expone que en su caso siempre han tenido claro que “una cosa era ser trabajador de la empresa (y como tal teníamos que cumplir con nuestras obligaciones), que otra era ser accionista (y por tanto había que mirar por el interés general del capital) y otra formar parte de una familia (y por tanto nos tenemos que querer y llevar bien, sin que terceros factores perjudiquen esa relación)”.

Respecto al papel de su padre, Joan Server, artífice de la modernización de la compañía, destaca que supone un apoyo “importantísimo: nos asesora, nos hace cuestionarnos nuestras propias decisiones, nos ofrece un punto de vista siempre interesante y por tanto considero que es una suerte tenerlo a nuestro lado, y más sabiendo cómo en otras empresas el pilar fundamental se ha ido de un día para otro y los ha dejado desamparados, por tanto, nos sentimos afortunados”.

Habrá alguna novedad tecnológica en febrero

Aunque la empresa es líder nacional en el mercado de los carros de compra, también está apostando fuerte por otros productos como las escaleras para el hogar, las escaleras industriales o los centros de planchado y prepara los proyectos que abordará en 2020, entre los que destaca la renovación de su catálogo en favor de productos más respetuosos con el medio ambiente.

Las novedades se presentarán en febrero en la feria Ambiente de Frankfurt, en algunos casos se tratan de novedades más técnicas o tecnológicas como algún chasis nuevo, componente o material especial, y otras están más enfocadas a diseño.

Admite la directiva que cualquier desarrollo siempre es costoso, “sobre todo porque cuando sale al mercado queremos que salga perfecto”, pero adelanta, que este 2020 volverán a lanzar alguna novedad tecnológica.

Con todo, Server espera que la facturación se incremente este año un 2-3% y lo importante es que cuentan con “muchos proyectos de futuro para que esa facturación siempre vaya más”. 

rolser-stand-nueva-york

Stand de Rolser en Nueva York.

Suscríbete a nuestra newsletter