Cortes en la Junquera

La previsión de las cooperativas protege a las exportaciones de los cortes en la AP7

Muchas empresas han optado por hacer salidas escalonadas de mercancías, y en los casos de premura en la entrega, desviar el transporte por vías alternativas como la ruta de Irún

Imagenes de archivo de la AP-7 a su paso por Cataluña| E3

Las cooperativas valencianas, y principalmente las de la provincia de Castellón, con la Clemenules en pleno auge de la campaña, junto a la del caqui, en la comarca de la Ribera Alta, han elaborado una serie de medidas para tratar de minimizar el impacto sobre las exportaciones que podrían tener los reiterados cortes en la Ap-7.

Con los continuos bloqueos al paso fronterizo a Francia de la Junquera durante estos días, y en previsión de los mismos, muchas empresas han optado por hacer salidas escalonadas de mercancías, y en los casos de premura en la entrega, desviar le transporte por vías alternativas como es el caso de la ruta de Irún, a pesar del incremento de 700 euros de media que supone, de media, cada desplazamiento, según informó la FVET hace unas semanas.

“Se tienen ciertas cautelas con lo que pueda suceder, pero no creemos que se vaya a prolongar tanto en el tiempo como para comprometer el desarrollo de la campaña en sí misma” explican a Economía 3 fuentes de Cooperatives Agroalimentaries de la Comunitat Valenciana. Y, Aunque explican que la situación vivida el pasado año con los ‘chalecos amarillos’ en Francia fue mucho más grave, miran a la Junquera con preocupación.

En este sentido, el president de la Generalitat, Ximo Puig,  en un acto celebrado en la Federación Empresarial de Agroalimentación de la Comunitat Valenciana (Fedacova),ha exigido que “se tienen que poner medidas para garantizar la libre circulación de personas y de mercancías”.  Puig a manifestado su sentimiento de indignación ante una situación que ocurre concretamente en “este mes que para la industria agroalimentaria es fundamental, el mes de noviembre es uno de los que más se exporta”. Y ha lamentado que en estos momentos “estemos absolutamente paralizados por una situación en la que se están atacando a miles de puestos de trabajo,  sin que haya una respuesta efectiva para los responsables que son las autoridades catalanes”.

No obstante, desde Cooperatives Agroalimentaries de la Comunitat Valenciana indican que en líneas generales “la situación se ha llevado relativamente bien, porque no se ha prologando mucho en el tiempo y se ha podido reorganizar el horario de entregas”

“No hay perjuicio en el producto si está un día más o un día menos en el almacén de su salida al mercado”. “En líneas generales lo que se ha hecho en algunos casos,  es que los que han visto que pueden tener un problema para hacer llegar un camión a través de la Junquera, se han esperado un día o por ejemplo, han calculado las horas para que cuando llegue el transporte al punto problemático no haya problemas de circulación, porque los cortes son intermitentes”, explican las fuentes de la asociación.

Desde la asociación se ha explicado que, en cada caso, “se está reaccionando con vías alternativas como ajustes de calendario de entregas para que el impacto sea el menor posible”.

Las cooperativas están tomando medidas tales como: escalonar la recogida de cosecha, el traslado al almacén y/o el almacenamiento del producto para su posterior comercialización. Además, de escalonar el envío o flexibilizar el día de entrega con el cliente.

Los principales destinos de la exportaciones de las cooperativas valencianas, en general y por orden de importancia son: Francia, Alemania, Italia y Reino Unido, y con unas cifras que al cierre de la campaña de 2017, último datos que se manejan, de 895 millones de euros.

“Se tienen ciertas cautelas con lo que pueda suceder, pero no creemos que se vaya a prolongar tanto en el tiempo como para comprometer el desarrollo de la campaña en sí misma”. Y compara la situación con la vivida el año anterior con los ‘chalecos amarillos’ en Francia y subraya que “la situación actual todavía no ha llegado a aquellos niveles”.

Por tanto, la solución pasa, por el momento, por acomodar los ritmos de la exportación y de la campaña a la situación en la que esté la frontera.

Suscríbete a nuestra newsletter