Jueves, 23 de Mayo de 2024
Pulsa ENTER para buscar
autoridad Portuaria de Valencia

Ratio de Endeudamiento: ¿Qué es y cuál es su utilidad para la empresa?

Ratio de Endeudamiento: ¿Qué es y cuál es su utilidad para la empresa?

Para que una empresa pueda funcionar al máximo de su capacidad es necesario que posea una buena administración financiera. Y es que de ella depende el rumbo de la compañía y si se deben o no realizar inversiones para mantenerla. Por esa misma razón, los encargados del área financiera de una empresa deben hacer un análisis completo de la situación económica de la misma. Así, pueden tomar las mejores decisiones para el avance del negocio. Para lograr este análisis es indispensable calcular el ratio de endeudamiento, que permite comparar la deuda con el patrimonio para encontrar un punto de equilibrio entre ambos.

¿Qué es el ratio de endeudamiento?

El ratio de endeudamiento es un índice financiero que se utiliza en las finanzas para poder saber qué partes de los activos de una compañía son financiados por medio de deudas. Además, gran parte de su importancia radica en que a través de él podrás saber qué tan dependiente está tu empresa de la financiación ajena. Es decir, cuál es tu nivel de endeudamiento. En este caso entran en juego los acreedores y los inversores o socios para mantener la sociedad compuesta.

Asimismo, analizar el ratio de endeudamiento permite llevar un equilibrio entre la deuda generada y el patrimonio que se tiene. Una empresa sabe que sus ingresos no solamente se miden por lo que han obtenido. También por la estructura del capital completo, es decir, lo que se tiene entre lo que se debe. Ambos son aspectos que se deben tener en cuenta si deseas que tu compañía funcione de forma eficiente y genere beneficios. Del mismo modo, tienes que saber que esta herramienta tiene diferentes rangos dependiendo del rubro que desempeñe la empresa.

¿Cómo calcular el ratio de endeudamiento?

Ya se ha mencionado que este ratio financiero se refiere al equilibrio entre dos magnitudes lo que se debe y lo que se tiene. Es decir, las relaciones que tienen cada una. A través de estos dos componentes se puede determinar y evaluar si es conveniente comprar o vender valores en un momento específico. Por medio de este indicador lo que se intenta es medir las relaciones entre estos dos factores para saber si la empresa tiene un nivel de endeudamiento alto o bajo, y así tomar las medidas necesarias para mejorar la situación.

Para calcular el ratio de endeudamiento debes usar esta fórmula: Ratio de endeudamiento= Pasivo/ Patrimonio neto. En donde el pasivo representa el total de las deudas que posee la empresa en un determinado momento. Hay que hacer notar que el pasivo incluye tanto el Pasivo exigible, que son las obligaciones y deudas con terceros, y se pueden clasificar en: Pasivo exigible corriente/circulante (a corto plazo) y Pasivo exigible no corriente o fijo (a largo plazo). Mientras tanto, el Patrimonio neto es el capital de la compañía, es decir, el total de todo lo que posee más las ganancias obtenidas en un período de tiempo determinado.

Ratio de endeudamiento a corto plazo y largo plazo

Ahora bien, es importante diferenciar el ratio de endeudamiento a largo plazo del ratio de endeudamiento a corto plazo. Y es que del tiempo en el que se deba pagar la deuda, cada una tiene un método distinto. En este sentido, es diferente pagar una deuda que tenga un plazo máximo de un año, a una que tengas más tiempo para solventarla. De esta forma, cada uno posee características que lo identifican. El pasivo no corriente o a largo plazo, da créditos a un tiempo más largo por medio de la entidad financiera a la que estés vinculado.

Asimismo, el ratio de endeudamiento a largo plazo te da pasivos por impuestos diferidos. Mientras que el ratio de endeudamiento a corto plazo o pasivo exigible corriente o circulante, como bien dice su nombre, solamente te da provisiones a corto plazo, lo que quiere decir que es menor el tiempo en el que debes pagar tu deuda. Asimismo, estos créditos a corto los tienes que tramitar en tu entidad financiera, y esto se debe realizar entre los proveedores y las personas y/o entidades a los que se le debe pagar la deuda. Por otra parte, los pagos como los de vehículos e inmuebles (casas) se deben hacer a largo plazo, mientras que a corto plazo se tramita para las soluciones rápidas.

¿Qué indican los índices de endeudamiento?

Cualquier empresa puede endeudarse contando solamente con su patrimonio o con recursos de terceros. Esto se debe a que normalmente apuesta por la mejor tasa de rendimiento prestado en relación con lo que esta compañía está pagando con sus intereses. Por esa razón, no debes angustiarte si tu empresa tiene deudas, ya que se puede traducir en algo positivo a futuro. Sin embargo, si tienes mucha deuda, ahí sí tienes que estar más alerta. Los índices de endeudamiento se utilizan para determinar el nivel de deuda que posee una empresa.

Si este índice es alto significa que la empresa tiene una gran dependencia de la financiación ajena para poder seguir con sus operaciones empresariales y financieras. Sin embargo, cuando esta medida sobrepasa al 0.5 o 50% significa que la deuda ha llegado a un punto muy grande. Y tu compañía se puede ver comprometida ante este acto. Si esta situación pasa, le puede ser complicado a la empresa conseguir un préstamo debido al nivel alto de deuda que carga. Sin embargo, si este nivel es bajo (menor a 0.5 o 50%) significa que la compañía va en una buena dirección financiera.

¿Cómo se interpretan estos datos?

Para poder interpretar los datos de los índices de endeudamiento, primero debes conocer en qué nivel te encuentras del mismo. Si tu ratio de endeudamiento es alto, quiere decir que tienes una fuerte dependencia financiera ajena. Esta circunstancia trae como consecuencia que lo que tu compañía tenga que devolver junto con sus debidos intereses se traduce en una gran suma por parte del efectivo de la misma. Por otro lado, si el índice de endeudamiento sobrepasa el porcentaje medio de 0.5 o 50% quiere decir que el nivel de tu deuda es grande, y tu empresa podría estar mal comprometida.

Esto ocurre ya que el flujo de efectivo que se maneja se puede agotar. Lo que ocasiona que no tengas el capital suficiente para pagar lo que debes, lo que te puede obligar a vender acciones o, en situaciones extremas, quedar en quiebra. Si una empresa tiene un ratio de endeudamiento mayor a la media puede ocasionar que no le den préstamos porque la entidad financiera no se pondría en riesgo.

Mientras que si mantienes tu índice bajo (menor a 0.5 o 50%) puedes llevar un buen funcionamiento de tu compañía sin tener alguna preocupación. Asimismo, si el ratio de endeudamiento es igual a uno (1) quiere decir que por cada euro perdido los inversores han aportado uno también como deuda. Pero si el resultado da 0.8 quiere decir que, igualmente, los socios aportaron 0.8 euros para la deuda. Usualmente se pide que el resultado sea menor a 0.8, pero dependerá del sector.

¿Qué nivel de endeudamiento es aceptable?

Como se mencionó anteriormente, el nivel de endeudamiento ideal debería estar debajo del 0.5 o 50% para que tu empresa siga funcionando normalmente. Sin embargo, estos datos pueden variar de una compañía a otra de acuerdo al rubro en el que la misma se desempeñe. Un buen ejemplo son las compañías petroleras o de electricidad. Que debido al trabajo que realizan necesitan de un volumen de endeudamiento mayor que el de otras empresas. Un caso diferente es el de las líneas de taxis, compañías de comunicación, etc.

En estos casos, estas empresas no necesitan de altos volúmenes de materiales. Por lo que el nivel de endeudamiento es menor en comparación con las instituciones petroleras o de electricidad. También es importante resaltar que no porque poseas endeudamiento ya tu compañía está andando mal, al contrario, en muchas ocasiones esto puede ser beneficioso. Por ejemplo, si tienes un ratio de endeudamiento con un interés del 10% y lograste tener una rentabilidad del 20%, significa que la deuda no fue nociva, sino que te trajo ganancias.

Perfils UJI
Mujeres al Timon viaje transformador
Mujeres al Timon viaje transformador
Generalitat Matrícula colegios valenciano

Dejar una respuesta