Coloquio en el Valencia Boat Show

Moby Dick: La apasionante novela indescifrable de Herman Melville

El salón náutico celebró ayer un coloquio para analizar la obra, con motivo del 200 aniversario del nacimiento del escritor estadounidense

Vicent Llorens, José Luis Asúnsolo, Juan Antonio Gallart y Juan Melgar, en el coloquio celebrado ayer en La Base de La Marina de València. | Foto. Vicent Bosch

El Valencia Boat Show, en su jornada inaugural, rindió  homenaje a Moby Dick y a su creador, Herman Melville, con motivo del 200 aniversario de su nacimiento, con una mesa redonda en la que participaron  el director general de La Marina de València, Vicent Llorens; Juan Melgar, de la Librería Robinson de Madrid, especializada en libros náuticos; José Luis Asúnsolo, director del Área de Cultura de la Real Liga Naval Española, y gran especialista en la literatura náutica del Siglo XIX;  y Juan Antonio Gallart, redactor de Cultura de Economia 3.

Juan Antonio Gallart manifestó que era “un gran honor estar rodeado de especialistas, aunque yo estoy aquí en calidad de lector. De lector fascinado”, ya que, según Gallart, “tendemos a dividirlo todo entre lo divertido y lo aburrido, pero desde hace tiempo siempre digo que existe una tercera categoría: lo fascinante. Moby Dick no es una lectura divertida. Es facinante y perdura para siempre en la mente del lector”.

Asúnsolo, un pozo de sabiduría que deslumbró a los asistentes, contextualizó la inmortal obra de Melville entre la de los otros clásicos del género en el Siglo XIX, como Joseph Conrad o Julio Verne“Todos ellos se conocían, se leían y estaban pendientes de lo que hacían los demás”. Asúnsolo lo demostró estableciendo un magnífico paralelismo entre las figuras del Capitán Achab, protagonista de la obra de Melville, y el Capitán Nemo, el popular comandante del Nautilus en 20.000 leguas de viaje submarino.

Juan Melgar, por su parte, quiso subrayar que el gran momento de las creaciones literarias con el mar como escenario fue el Siglo XIX, “un siglo de guerras cortas y tiempo de grandes exploraciones”, y que los grandes títulos que se escribieron en aquellos años “no creo que encuentren textos a su altura en el futuro”.

El director de La Marina, que se define como “un apasionado” de la novela sobre la Gran Ballena, condujo el coloquio y sacó a colación algunos de los temas más relevantes que se tratan en las monumentales páginas de Moby Dick: La alegoría sobre el totalitarismo que representa la figura de Achab; el presagio de las posteriores civilizaciones multiétnicas que refleja la variopinta tripulación del ballenero Pequod; e incluso abrió la charla al comentario de otras grandes obras del escritor norteamericano como Bartleby, el escribiente o Billy Budd.

A la conclusión del coloquio, Llorens prometió al público asistente que se repetiría en la próxima edición del Valencia Boat Show. Porque, según los asistentes, se pasó demasiado rápido y, sobre todo, porque la riqueza literaria de Moby Dick es tal que, muy pronto, seguro que algún estudioso habrá extraído nuevas conclusiones que generarán nuevos debates. Pero, como ya apuntaron sabios como Jorge Luis Borges, lo más probable es que nadie sea capaz de descifrar jamás el significado de Moby Dick en toda su extensión. Tal vez ni el propio Melville, a quien la incomprensión de su obra por parte del público le destruyó la vida, sabría qué responder.

Suscríbete a nuestra newsletter