La información económica de los líderes

400 kilómetros, 60 municipios y una "extraordinaria" rentabilidad

La Vuelta Ciclista a España más alicantina de la historia

Las tres etapas de la competición disputadas en asfalto alicantino han dejado un impacto directo económico de 200.000 euros diarios durante una semana

El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, presente en la salida de etapa desde Ibi |Foto: Adnán Leal

Más de 60 municipios. Casi 400 kilómetros. Hoteles y restaurantes llenos hasta la bandera. Así ha sido la Vuelta Ciclista a España más alicantina de la historia, que sigue su curso pero lo hace lejos ya del asfalto de la provincia. En consecuencia, las tres etapas de esta 74 edición disputadas en la Costa Blanca son pasado. Y han confirmado a Alicante como provincia amiga del ciclismo. Para Luis Ángel Maté, corredor del equipo Cofidis, ya lo era: “Estar aquí es como estar en casa, Alicante recibe muy bien a los ciclistas y ha sido un placer”.

Concluye pues el paso de la competición por excelencia del ciclismo español por suelo alicantino. Y lo hace dejando un importante impacto para la economía de la provincia. El presidente de la Diputación de Alicante, Carlos Mazón, explica que durante toda la semana –contando también los días previos en los que equipos y ciclistas ya estaban en la provincia- ha habido unos ingresos diarios de alrededor de 200.000 euros.

Hay satisfacción. Tanto por parte de instituciones involucradas en la organización, como por parte del tejido empresarial alicantino. Satisfacción, también, la de los miles de aficionados, de Alicante y de diferentes localizaciones de España y Europa. La competición acogió ayer la última salida desde la provincia. Fue en Ibi, que ha recogido el testigo de Benidorm el domingo y de Torrevieja el sábado, donde el idilio de La Vuelta con Alicante tocó a su fin.

vuelta-ciclista-españa

Momento en el que arrancaba la tercera prueba de La Vuelta |Foto: Adnán Leal

Al impacto económico directo que ha repercutido La Vuelta en Alicante habrá que sumarle también el indirecto y el inducido. Mazón asegura que el balance definitivo se llevará a cabo una vez finalice La Vuelta pero adelanta que los datos finales van a arrojar que las actuaciones llevadas a cabo han sido “extraordinariamente rentables”. Además, Mazón quiso poner en valor “el esfuerzo extra de todos los sectores productivos para satisfacer la mayor demanda de consumidores y usuarios”.

Con todo, el presidente del ejecutivo provincial reconoce tener “sensaciones contradictorias porque, por un lado, ha sido un orgullo tremendo ver cómo se han volcado todos para que todo saliera bien y, por otro, hay un poquito de morriña porque ya ha acabado”. Asimismo, Mazón ve difícil que el año que viene la competición pueda ser todo lo alicantina que ha sido este año pero, eso sí, afirma que “la vinculación con La Vuelta es ya irremediable”. Una unión, dice, que “nadie va a poder romper”.

Ibi y su oportunidad para mostrar su potencial industrial

La Vuelta ha dado a los enclaves que han podido albergar una salida de etapa una oportunidad. O varias. En el caso de Torrevieja, la de que el mundo viera un paraje único y singular como el de Las Salinas. En Benidorm, la de ampliar el espectro mediático de uno de los destinos turísticos por excelencia en la Costa Blanca. Y, en Ibi, la de mostrar y demostrar su importante potencial industrial.

El propio alcalde de la localidad, Rafael Serralta, reconoce que se propuso desviar la carrera hacia el polígono industrial. ¿Para qué? “Para que se pudiese ver en las televisiones que somos una zona eminentemente industrial en la que hay más de 550 empresas con una facturación que supera el millón de euros”, explica el primer edil. Entretanto, Serralta ha hecho referencia también al impacto que ha tenido La Vuelta en Ibi.  Por ejemplo, en el sector hotelero: “Estaba todo leno, no solo aquí en Ibi, también en otros pueblos de la comarca como Castalla”.

La última etapa en Alicante, que arrancó desde Ibi, ha sido para el alcalde ibense “la culminación del trabajo de mucho tiempo”. Lo dice convencido de que el acontecimiento es “histórico” para el municipio y con dudas sobre si se va a poder a vivir algo igual en el futuro. Reconoce que no sabe “si habrá otra ocasión” pero una sonrisa se dibuja en su cara al sostener que “hemos disfrutado mucho esta”.

Suscríbete a nuestra newsletter