La información económica de los líderes

Transición energética

La empresa de energía solar Voltien pone el foco en la provincia de Alicante

Ha conseguido autorización para instalar una planta fotovoltaica en Sax y ya negocia planes de expansión y futuros proyectos con importantes empresas alicantinas

El complejo de Sax estará operativo a mediados de 2020 |Foto: V3j Ingeniería

El municipio alicantino de Sax contará con una nueva planta de energía fotovoltaica a partir del año que viene. El proyecto, autorizado por el Servicio Territorial de Industria y Energía a la empresa valenciana Voltien, tiene luz verde para la instalación de un enclave cuyas obras comenzarán en el primer trimestre de 2020 y cuyo funcionamiento estará en marcha para verano de ese mismo año.

Se trata de una apuesta que a partir de ahora va a ser una constante por parte de la entidad con sede en Valencia, que ha puesto los ojos y el objetivo en la provincia de Alicante.  Javier Muñoz, CEO de la marca -V3j Ingeniería- que explota la comercialización de energía eléctrica de Voltien, señala que, de momento, tienen“más plantas en Valencia y Castellón…pero en Alicante estamos prospeccionando emplazamientos que nos parezcan interesantes. Han contactado con nosotros empresas importantes de la provincia para que le llevemos sus proyectos”.

La nueva instalación se va a situar en el Polígono 23 de la localidad saxeña y va a contar con un presupuesto total cercano a los tres millones de euros. 2.797.410, en concreto. El impacto económico sobre el municipio va a ser, sobre todo, impositivo. Esto es así porque, según Muñoz, “luego no se va a necesitar realmente mucha mano de obra para el mantenimiento de la planta porque se opera de manera remota”. Asegura, además, que una importante parte de la inversión irá destinada a “subcontratas que serán partícipes de las obras previstas para comienzos del año próximo”.

El hecho de que se haya optado por Sax como destino para el proyecto responde a las facilidades que el propio ayuntamiento saxeño ha dado a Voltien para poder afincarse en su territorio. “No nos han bloqueado, no nos han entorpecido y no nos han retrasado, como sí hacen otros”, cuenta el CEO de V3j al tiempo que destaca el “buen acuerdo de adquisición de un terreno” al que han llegado con el consistorio. Otra de las ventajas es, apunta Javier Muñoz, la posibilidad de “evacuar energía en un punto de distribución cercano como el de Elda”.

Pendientes de la configuración del Gobierno central

El bloqueo político en el que está sumido el país perjudica al sector de las energías renovables de la misma manera que lo hace en otros sectores que esperan una u otra legislación para poder encarar el futuro con confianza y con una base sólida. “Hay temas encima de la mesa”, afirma Javier Muñoz. Entre ellos, el de la tasa del 7% sobre facturación que la actual administración en funciones decidió congelar durante seis meses para ver cómo reaccionaba el mercado. Una tasa cuya eliminación “llevaban prácticamente todos los partidos en su programa”.

Eliminarla supondría, según el directivo de V3j, “reforzar a las plantas de nueva creación” como la de Sax.  En cuanto a la ardua burocratización que tanta cola ha traído en el sector, Muñoz matiza que se ha reducido en los últimos años pero que se siguen necesitando “más recursos humanos para que los proyectos vayan saliendo hacia delante”. Cuando se camina “hacia la transición energética todo debería ser más fácil”, asevera al respecto.

A pesar de tasas que considera injustas y de trabas administrativas que suponen un freno, Javier cree que “hay unos años por delante que son súper interesantes porque después de la parálisis hay que intentar ahora echar el resto”. Con todo, aprovecha para mandar un mensaje a las instituciones de la Comunidad Valenciana: “Tienen que poner en valor el recurso más importante del que disponemos: el sol; y tienen que trabajar para que otras comunidades que lo tienen claro no le pasen por encima. Hay que intentar que todo se agilice”, sentencia.

Suscríbete a nuestra newsletter