Innovación para fomentar la repoblación en el mundo rural

Jordi Benages, el pastor tras el queso 100 % sostenible

Este emprendedor ha obtenido financiación para instalar paneles solares con los que elaborar queso artesanal destinado a la venta de proximidad

Selección de quesos La Planeta.

Jordi Benages no es un un emprendedor corriente. Su proyecto aúna valores e innovación en un mundo, el rural, que no se caracteriza generalmente por la rapidez con la que se introducen los cambios tecnológicos. Una idea le rondaba la cabeza desde hacía tiempo y por fin podrá cumplirla: fabricará queso artesano con energía solar para aminorar el impacto ambiental y hacer su elaboración más sostenible.

Así lo cuenta el pastor valenciano desde la masía-quesería donde produce y vende sus productos bajo la marca Quesos La Planeta: “Surge la idea de seguir haciendo el mismo queso que hacemos a partir de la base de pastos ecológicos certificados y ayudando con ello a la prevención de incendios, la limpieza de zonas de barrancos y bancales de oliveras”, explica Benages. “Y una vez producida la leche, llevarla a la quesería y transformarla en queso pero de una forma más sostenible y respetuosa con el medio ambiente y, de alguna manera, acabar de cerrar todo el ciclo del queso“.

Hace seis años ya que Jordi se dedica al pastoreo de un rebaño de ovejas de raza Lacune en una granja familiar situada en el municipio castellonense de Xert. “Nosotros optamos por un modelo que respeta el ciclo vital de los animales y las estaciones del año, sirviéndonos de la sabiduría de nuestros antepasados pastores y de los recursos que ofrece el entorno para la ganadería extensiva, pero faltaba algo más”, admite.

Explica que la filosofía sigue siendo la misma: “Fabricar leche fresca recién ordeñada por la mañana de nuestras ovejas y a partir de ahí hacer la elaboración y el proceso siguiendo los mismos pasos“. Sin embargo, el calentamiento de la leche mediante el baño maría, que requiere calentar agua en unas cubas, se realiza convencionalmente con gas butano o con un termo eléctrico. También el agua para saneamientos y limpieza de tuberías y moldes emplea estas fuentes energéticas. Benages eliminará toda esta infraestructura, pues su deseo es que “todo se haga a través de placas solares“.

jordi-benages-pastor

Jordi Benages, pastor y responsable de Quesos La Planeta.

Espera poder empezar a funcionar con el sistema de energía limpia un poco antes de final de año, sobre octubre o noviembre, cuando termine la implantación, que requiere conectar la instalación de electricidad convencional con las placas solares.

Para Jordi es muy importante que el producto salga de la tierra y se quede aquí. “Trabajamos un producto local, de proximidad. Intentamos vender todo lo que se puede directamente. La gente viene a la quesería a comprar y nosotros también vamos a ferias y mercados”. ¿Y como última opción? “Tiendas que vendan ecológico, que tengan mucho producto a granel y en las que no haya plásticos“, revela Benages.

Crowdfunding

quesos-planeta

Surtido de quesos La Planeta.

Con la ayuda del crowdfunding que lanzó el 18 de junio podrá financiar la instalación de paneles de energía fotovoltaica que se convertirán en el primer sistema de fabricación no contaminante de queso artesanal de oveja. En 39 días, ha conseguido recaudar 7.200 euros a través de una campaña de micromecenazgo consistente en pequeñas aportaciones individuales de muchas personas. El nuevo sistema también contribuirá a mantener la práctica de la ganadería extensiva, que entre otras cosas es útil en la prevención de incendios forestales.

La recaudacion se ha llevado a cabo en la plataforma valenciana Lateuaterra.com, donde casi 150 personas han depositado su confianza en su iniciativa. Además, el proyecto se ha quedado a tan solo 200 euros del valor óptimo estimado por la plataforma y ha superado los 6.900 euros que requería como mínimo para poder afrontarlo.

Benages cuenta que las recompensas para los mecenas han sido un gran reclamo: “Eso es lo que más éxito ha tenido. En función de la aportación hemos hechos lotes de dos quesos, de tres quesos, camisetas, talleres sobre queso, un día de pastoreo con perros, una comida que organizaremos en medio de un bancal con las ovejas….“. El mes de agosto lo dedicará a preparar todos estos artículos y servicios, que se empezarán a entregar a partir de octubre.

Colaborar para impulsar el desarrollo rural

Confiesa además que no le faltó confianza en que la recolecta saliera adelante: “Lo habíamos comentado entre la gente unas semanas antes de ponerlo en marcha, pero eran conocidos, amigos o gente que nos compra el queso. Sí que intuíamos que podría tener éxito o que por lo menos la gente le echara un vistazo y viera de qué iba el proyecto. La verdad es que las primeras semanas fueron muy bien, después hubo unos días de estancamiento, pero al final ha ido bien“.

Jordi Benages ha contribuido a modernizar la imagen del pastor y ha sentado un precedente en el mundo del pastoreo: que emprendimiento, innovación y mundo rural pueden ir de la mano. Por ello, pone en valor la necesidad de repoblar las comarcas del interior potenciando el mensaje de las oportunidades que ofrece para la gente joven. “El sistema rural valenciano muestra un déficit importante de población joven y en edad de trabajar y lo cierto es que necesitamos atraer a las nuevas generaciones de pastores”, comenta.

La repoblación de los espacios rurales es uno de los temas en los que más queremos incidir porque es nos preocupa a los que vivimos en el interior, en este caso del norte de Castellón. Hablando con gente en reuniones hemos concluido que, sin menospreciar a nadie, debemos pasar de administraciones, entidades o ayuntamientos que no estén por la labor o que no tengan ese interés y empezar a trabajar conjuntamente“, reivindica el fabricante de queso castellonense.

Estamos hablando de pueblos como el nuestro, de 500 habitamentes, y otros de 80, 100 o 200 en los que no tiene ningún sentido trabajar individualmente o que el pueblo esté dividido porque un ayuntamiento sea de una manera y los otros de otra. Estas cosas creo que no llevan a ninguna parte“. Jordi Benages apuesta, en pueblos tan pequeños, por “hablar mucho y llegar a acuerdos” para favorecer la ocupación y recuperación de los espacios agrarios.

Suscríbete a nuestra newsletter