Concoval presenta Oficoop, punto de atención integral al cooperativismo

Archivado en: 

La Confederació de Cooperatives de la Comunitat Valenciana pone en marcha la Oficina de Orientación e Información Cooperativa (Oficoop). Esta iniciativa se ha presentado en la asamblea general ordinaria, en la que se han aprobado las cuentas de 2018 y el plan de gestión para este ejercicio.

Oficoop es un nuevo punto de atención al cooperativismo, un servicio sin ánimo de lucro, abierto y autónomo, cuyo propósito es multiplicar el cooperativismo en la Comunitat Valenciana: incrementar el número de cooperativas y la base social de las existentes.

Oficoop ofrece orientación a promotores de toda clase de cooperativas, atención de consultas sobre su funcionamiento y sobre estructuras federativas y asociativas en la Comunitat Valenciana.

También se centra en la formación en materia cooperativa, información sobre subvenciones y programas de impulso al cooperativismo; resolución extrajudicial de conflictos y orientación en materia de disolución y liquidación.

Otra función que desempeñará será la de altavoz para difundir difundir la actividad de las federaciones en materia de emprendimiento, orientación e información. El objetivo es complementar, así, el servicio de información y asesoramiento de aquellas federaciones de cooperativas que actualmente no ofrecen estos servicios.

Haciendo balance, el presidente de la Confederació, Emili Villaescusa, ha repasado los principales objetivos de la organización y ha destacado la necesidad de continuar fomentando el diálogo social. Villaescusa ha asegurado que “las cooperativas se han mostrado en los últimos años como un modelo de presente y de futuro y, coincidiendo con una mejora general de la economía, ha experimentado ciertos avances; pero ahora es cuando se necesita dar un impulso al sector desde el gobierno autonómico y dar un salto de protagonismo en la agenda política”.

Uno de los principales objetivos de Concoval es dar continuidad al Plan Fent Cooperatives para que puedan completarse diferentes actuaciones, entre ellas disponer de los instrumentos adecuados para que las medidas que recoge se lleven a cabo. En palabras de Villaescusa, “se necesita un servicio propio para el Consejo Valenciano del Cooperativismo, hace falta un registro de cooperativas adaptado a las tecnologías del siglo XXI, y hay que cambiar algunas leyes y desarrollar otras”.

Suscríbete a nuestra newsletter