Conoce qué es la prima de riesgo

Qué es la prima de riesgo y cómo afecta a los mercados de valores

Desde hace algunos años el término prima de riesgo se ha convertido en una palabra común en nuestro vocabulario. Sobre todo, después de las últimas crisis financieras que han afectado al mundo entero. Inversores, economistas, medios de comunicación, políticos… todos en algún momento han utilizado este término. Pero, ¿qué significa la prima de riesgo? ¿Cómo se calcula? Y más aún: ¿por qué es importante conocerla para poder tomar decisiones correctas al invertir?

El concepto de prima de riesgo es bastante amplio y muchas veces atemoriza a los inversores. La subida de este valor genera incertidumbre y miedo. Eso hace que sea indispensable saber de qué se trata antes de pensar en hacer un desembolso para invertir en algún negocio. Sin embargo, aunque es un concepto extenso y, en algunos casos genera un poco de caos, en realidad es sencillo de entender.

En resumen, la prima de riesgo no es más que el sobrecoste que un emisor de deuda tiene al ser comparado con otro emisor de deuda que es tomado como referencia. Y que, en teoría, tiene un menor riesgo. A continuación, veremos un poco más a fondo este concepto y cómo se calcula. Además, también vamos a descubrir por qué conocer este concepto y por qué es tan relevante en el momento de hacer una inversión en los mercados bursátiles actuales.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

¿Qué es la prima de riesgo?

La prima de riesgo es la tasa de interés adicional que se le paga a un inversor cuando decide invertir en activos que representan mayor riesgo. Es decir, mientras más riesgo suponga una inversión más alta será la prima a la que el inversor tenga derecho. Generalmente, este concepto tiene que ver con la deuda pública de los estados y, en Europa, se utiliza a Alemania como referencia para el cálculo de la prima de riesgo de los demás países.

En este caso, la prima de riesgo se define como el diferencial entre los tipos de interés que pagan los países con respecto al monto de su deuda pública. Siempre medida en puntos básicos. Es decir, que si un país A tiene que pagar un interés del 3% por su deuda pública y otro país B paga un 7% de interés la diferencia será del 4%. Este valor se transforma en puntos básicos y, en consecuencia, se dice que la prima de riesgo que tiene el país B es de 400 puntos básicos respecto al país A.

De esta manera, podemos decir que es el sobreprecio o interés de más que paga un país determinado sobre su deuda pública, con respecto a otros países. Esto influye para poder determinar su participación en los diferentes mercados financieros mundiales. Este concepto también se aplica al mundo empresarial e indica la capacidad de financiarse de una empresa. Mientras más alta sea la prima de riesgo, más difícil será la financiación para la empresa. Por su parte, mientras más alto sea el riesgo, el beneficio para el inversor será mayor.

¿Cómo se calcula la prima de riesgo?

Ahora que ya sabemos qué es la prima de riesgo es momento de saber cómo se calcula. Conocer la prima de riesgo permite tener un panorama más claro al momento de asumir los riesgos que conllevan las inversiones. El cálculo se basa en una fórmula muy sencilla. Solo es necesario saber el tipo de interés que tiene cada deuda y conocer el tipo de interés que se usará como valor referencial. Al conocer estos datos se aplica la siguiente fórmula:

Prima de riesgo= TIPD – TIPR

Donde:

TIPD: es la Tasa de Interés del país con más deuda

TIPR: es la Tasa de Interés del país de referencia

En España, por ejemplo, este valor se calcula tomando como referencia el interés que se paga por los bonos españoles a diez años. El país que se toma como referencia es Alemania. Esto es debido a que es el país con mayor estabilidad económica de la eurozona, lo que le da a los inversores mayor confianza al hacer un desembolso de dinero. No olvidemos que también se puede calcular la prima de riesgo empresarial que, en vez de países, mide el valor adicional o ‘prima’ que pagan las empresas para poder financiarse. En este caso se toma como referencia a las empresas más sólidas de cada sector económico.

Esta prima de riesgo empresarial representa un valor muy útil en los diferentes informes financieros que se presentan a los futuros inversores. Es una forma de atraerlos, ya que les permite conocer el riesgo que asumen al invertir en la empresa y que la rentabilidad que pueden obtener es más que aceptable. La prima de riesgo es un valor que proporciona una visión más real de la rentabilidad y el riesgo de una inversión empresarial en un  determinado país.

¿Qué pasa si sube la prima de riesgo?

La subida de la prima de riesgo es un factor que no solo afecta a las empresas o grandes corporaciones y fondos de inversión. Una subida de la prima de riesgo puede afectar a la economía de todo un país. Aunque es cierto que si la prima de riesgo sube, los primeros que sufren son las entidades bancarias dependientes del estado. Esto genera una reacción en cadena que va a afectar a sus usuarios y a toda la población.

Las medidas que tomen los bancos en una subida de la prima de riesgo tienen como consecuencias:

  • Tasas de interés más altas: lo que tendrá una repercusión directa en los ingresos de miles de familias.
  • Mayor desempleo: una subida de la prima de riesgo puede hacer que las empresas decidan no contratar más personal debido a la inestabilidad económica del país.
  • Caída en la economía del país: a menor inversión extranjera, habrá menos dinero para gastar internamente.
  • Menos impuestos: si la población no tiene poder adquisitivo los ingresos por impuestos serán mucho menores y será mucho más complicado recaudar impuestos.

Mientras más alta sea la prima de un país los ciudadanos sufrirán medidas más drásticas. Esto es debido a la falta de estabilidad para atraer a inversores extranjeros. Cuando la prima de riesgo se dispara ya nadie quiere invertir en activos de riesgo. Todos los inversores buscan liquidez o activos más seguros, como los bonos del Estado que encuentran compradores incluso con tipos de interés muy bajos. Por su parte, las empresas luchan por encontrar compradores para sus emisiones de bonos o acciones y mantenerse económicamente activas.

¿Cómo afecta la evolución de la prima de riesgo a los mercados?

La evolución de este indicador tiene un gran impacto en los mercados financieros. Al ser uno de los factores más importantes tomados en cuenta para la inversión también se convierte en uno de los parámetros que ayudan a determinar la evolución o caída de los mercados. De hecho, este indicador es tenido en cuenta por todos los inversores profesionales antes de tomar la decisión sobre en qué sector, empresa o país poner su dinero de manera que le otorgue una mayor rentabilidad.

Además, a medida que la prima de riesgo evoluciona también es posible para los inversores prever su comportamiento. De esta manera se hace posible determinar cuáles son los mejores momentos para invertir y cuáles pueden ser las ganancias que se obtienen al momento de realizar inversiones a largo plazo. Así, tenemos que mientras menor sea la prima de riesgo, mayor es la solidez económica. Y, por lo tanto, es más probable que los inversores se sientan atraídos.

¿Cuál es el mejor momento para invertir en función de la prima de riesgo?

Encontrar el momento perfecto para invertir nunca es una tarea sencilla. Son muchos los factores que se deben tomar en cuenta para poder decidir de manera correcta en dónde y qué momento conviene poner el dinero. Y cuando hablamos de invertir en función de la prima de riesgo esto va a depender en gran medida de las preferencias del inversor. Y también de lo que crea más conveniente para cumplir sus objetivos.

Es decir, si se invierte mientras el valor de la prima es alto se pueden sufrir problemas en cuanto a estabilidad económica. Pero, el beneficio que se obtiene puede ser mayor. Por otra parte, cuando la prima de riesgo es baja el beneficio no es tan alto. Pero, la posibilidad de tener una inversión rentable a largo plazo aumenta debido a la estabilidad que proporciona el mercado. Así que el mejor momento para invertir basados en este valor debe ser determinado por cada inversor. No sin antes hacer un estudio profundo de lo que cada una de las situaciones puede significar para su dinero.

LANTANIA: el futuro en construccion tren-300

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.