20.000 euros por casa más un "minialquiler" por su uso durante 75 años

Un innovador proyecto de cohousing planea 18 unifamiliares en Rabasa

Ayer empezó a cerrarse la lista de cooperativistas que optarán al concurso para la cesión de suelo de la parcela del barrio alicantino por parte de la Generalitat

Plano general del proyecto de cohousing |E3

La cooperativa valenciana “Vida Sostenible Cohousing” presentó ayer  en el Centro Social del barrio alicantino de  Rabasa el proyecto de las 18 viviendas unifamiliares que prevén construir allí sobre una parcela de suelo público que la Generalitat Valenciana va a liberar en forma de cesión de uso.  La reunión  sirvió para ir cerrando el listado de los interesados en crear la cooperativa de futuros usuarios necesaria para presentarse al concurso abierto por la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVHA).  En el caso de ganar el concurso, sería la primer iniciativa de estas características que sale adelante en la provincia de Alicante.

El coordinador de “Vida Sostenible cohousing” – que actúa como gestora de la iniciativa-, Prudencio López, resaltó ayer lo novedoso de la iniciativa y las ventajas que supone no solo apostar por este concepto de vivienda basado en  la economía del bien común, sino el menor coste que conlleva además hacerlo sobre una parcela de suelo público.

Calculamos que la construcción  tendría un coste aproximado de 1.840.000 euros porque solo habría que pagar la obra y no el suelo. Si dividimos esa cifra entre 17 viviendas -porque una se cede a la Generalitat- nos sale por algo más de cien mil euros cada una. De esa cantidad, el usuario solo tendrá que aportar el 20%  más un minialquiler  mensual en concepto de cesión de uso“, explicó  el coordinador e impulsor de la iniciativa.

El proyecto incluye una propuesta de coliving con la que se pretende aunar en ese espacio ” hábitat y desarrollo profesional” para que instalarse allí sea, según Prudencio López,  “un proyecto de vida, no solo de vivienda”. Con este concepto, igualmente novedoso, pretenden crear las condiciones adecuadas para que pueda surgir un ecosistema vecinal  emprendedor “Nuestra idea es posibilitar que puedan coemprender y brindarles apoyo por nuestra  parte mentorizando ese espacio de coworking”.

El plazo para presentar el proyecto al concurso público finaliza el próximo día 28 de febrero. Para esa fecha han de tener constituida la cooperativa con el grupo de personas que se han sumado a la iniciativa para poder así, tal y como se solicita en las bases,  presentar la propuesta social, técnica y económica con la que optar a la cesión de la parcela de Rabasa.

 

 

 

 

Suscríbete a nuestra newsletter