La información económica de los líderes

La iniciativa se abordó en el XIV Congreso de Citricultura de la Plana

Los citricultores castellonenses impulsan la etiqueta de calidad para la clemenules

Los productores quieren alcanzar la denominación para la próxima campaña y tienen el respaldo de 15 consistorios de las comarcas de la Plana Alta y Baixa

Nules acogió el XIV Congreso de Citricultura.

Superarse ante la adversidad. Eso es lo que buscan los citricultores de Castellón, en especial los de la Plana Alta y Baixa, con la creación de la primera etiqueta de calidad de la clemenules, la principal variedad de la provincia. Y lo hacen en un sector afectado por la crisis y la competencia externa. La denominación de calidad, una variación sobre la denominación de origen, que permite una rápida tramitación –estaría lista para la próxima campaña- se incluiría en el IGP citrícos de la Comunitat Valenciana.

Nules ha sido de nuevo, antes lo fue en la constitución de la Plataforma per la Dignitat del Llaurador de Castelló, el epicentro de esta iniciativa, que cuenta con los apoyos de los 15 ayuntamientos integrados en la plataforma, además de los citricultores, organizaciones agrarias, regantes, comercios y cooperativas. Todos trabajan para que se pueda estrenar la etiqueta en la próxima campaña.

Aprobada la idea, los colectivos implicados trabajan para darle fondo y contar con el apoyo de la administración. De hecho, el catedrático de la Universitat Politècnica de València y director del Instituto Agroforestal Mediterráneo, Manuel Agustí, está realizando un estudio sobre la diferenciación de la clemenules. Él estuvo presente ayer en el XIV Congreso de Citricultura de la Plana de Nules.

La petición de denominación de calidad que incorporarían en el etiquetado las clemenules, es para el portavoz de Agricultura en Nules, Cèsar Estanyol, “la puesta en marcha de la figura de calidad para la clemenules, es vital para la diferenciación, con la que se quiere dar una garantía real de llegada a los mercados y con un buen precio”. En esa línea trabaja el sector y las administraciones locales, como quedó claro en la jornada de ayer.

Una jornada que inauguró el alcalde nulense, David García, y que contó con intervenciones de expertos que analizaron la idoneidad y la fórmula para impulsar la figura planteada para la clemenules. Caso de la directora la de Victoria Conesa, directora de Intercoop Consultoría, que analizó la figura de calidad y la creación del reglamento e inspecciones de la figura de calidad, aclarando dudas sobre el proceso que se pretende seguir con la clemenules.

Que la clemenules tenga o no su denominación de calidad, como elemento diferenciador de su competencia en los mercados citrícolas, depende de las administraciones públicas implicadas. De momento, los citricultores tienen el respaldo de los 15 consistorios integrados en la Plataforma per la Dignitat del Llaurador, creada hace un año, también, en Nules.

Suscríbete a nuestra newsletter