La información económica de los líderes

La jornada organizada por la Cámara reunió a más de 100 empresarios

El “brexit” pone en juego 524 millones de exportaciones de Castellón a Inglaterra

Desde el Gobierno instan a los empresarios a crear planes de contingencia y la CEV alerta del problema porque Inglaterra es destino de cítricos y azulejos

En la jornada intervinieron, de izquierda a derecha, Peralta, Pascual, Vicente y Sáez.

La aplicación del “brexit” con la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) plantea un cuadro de incertidumbres para los empresarios castellonenses, que pueden ver afectadas sus exportaciones, que el año pasado superaron los 500 millones de euros. Afección que implica a las empresas de los sectores azulejero y citrícola, sin olvidar el turístico.

Por ello, unos cien empresarios acudieron ayer a la Cámara de Comercio de Castellón, a la jornada divulgativa “La empresa española ante el brexit”, para buscar las claves necesarias para afrontar con las mayores garantías posibles el nuevo escenario que se genera en Europa y su repercusión en el tejido socioeconómico de la provincia.

El Reino Unido es el cuarto país destinatario de las exportaciones de empresas castellonenses, por valor de 524.898.000 euros, el 8% del total de ventas al exterior, algo que se reflejó en la jornada organizada por la Dirección Provincial de Comercio en colaboración con la CEV, la Dependencia de Aduanas y la Cámara. Y es que, como afirmó  el vicepresidente de la Cámara, Ignacio Ferrer, “la salida de Inglaterra de la UE nos afectará a todos, de una manera u otra. De ahí que es bueno convertir la realidad que se avecina en oportunidades”.

De los 500 millones de euros en mercancías o productos que exporta Castellón a Inglaterra, un 33 por ciento son azulejos, seguido de los productos derivados del petróleo y los cítricos. De ahí que la situación preocupe entre el empresariado castellonense.

El presidente de los empresarios de Castellón (CEV), Sebastián Plà, confirmó la gravedad de la situación, “porque nuestra Comunidad y Castellón es eminentemente exportadora, tanto en cítricos como en cerámica, el Reino Unido es uno de nuestros principales destinos”. Por ello, considera que los empresarios provinciales deben estar preparados y suficientemente formados.

Valoró la situación que genera un “escenario de absoluta incertidumbre, porque lo peor que hay para las empresas, que necesitan un marco de estabilidad para poder invertir. Debemos estar preparados para cualquier escenario. Nadie, ni Reino Unido ni la Unión Europea desea un brexit duro, pero se puede producir y debemos contemplarlo y estudiarlo. Otros empresas de otros países de la UE están haciendo lo propio”.

Recordó Plà que “la Comunitat Valenciana y Castellón tienen una gran relación con el Reino Unido, país al que exportamos cerámica y cítricos, es uno de nuestros mercados objetivos y, además, el turismo procedente de allí es importante para nosotros. Todo esto se verá trastocado con el brexit”.

Decisión irracional

El director provincial de Comercio en Castellón, José Luis Peralta, calificó la salida de la UE del Reino Unido como “una decisión irracional, porque todo lo que suponga generar barreras, obstaculizar el comercio, es negativo. Porque el comercio siempre es bueno para las partes que intervienen. El brexit nos va a costar dinero”. Y añadió que el “brexit perjudicará a las empresas que son actualmente intracomunitarias y eso supone que tendrán que soportar aranceles de los productos, situación que ahora no ocurre”. En este contexto, la provincia,  debe estar preparada para afrontar el futuro de sus transacciones al Reino Unido.

En esa línea la asesora del gabinete de la Secretaría de Estado de Comercio, Ángeles Sáez, planteó uno de los dos escenarios posibles e insistió en que “cada empresa genere su plan de contingencia: procedimientos administrativos y comerciales, previsión de suministros, cambios en la logística por los controles aduaneros, protección de marcas, movilidad de trabajadores…”. Una preparación en la que encontrarán la colaboración y asesoramiento del Gobierno que se prepara para cualquier posible contingencia.

El segundo de los escenarios que se puede abrir lo planteó el representante de Comercio Exterior, Blas Vicente, al resaltar que con el acuerdo “se abriría un periodo transitorio, constituyendo una unión aduanera hasta 2020 y a partir de ahí Reino unido tendría la consideración de país tercero”. Por el contrario, “la salida abrupta supondría considerar Reino Unido como país tercero con procedimientos aduaneros distintos y controles en Aduana”.

El jefe de la dependencia de Aduanas e Impuestos Especiales de Castellón, Alfredo Pascual, puso sobre la mesa como uno de los efectos del “brexit” la recuperación de las aduanas, que “pasa a ser inevitable: las operaciones intercomunitarias se convierten en exportaciones e importaciones”. Asimismo, ha señalado que el cruce de la frontera “va a suponer controles de sanidad, calidad y seguridad”.

Tras el análisis de la situación y una descripción de los principales inputs que acompañan a todo este proceso, los expertos han señalado la necesidad de conocer esta nueva realidad en cada una de las diferentes opciones que se darán a lo largo de los plazos marcados para la concreción de este “brexit”.

Tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el propósito es que Reino Unido se mantenga como un mercado prioritario para las empresas de Castellón. Entre los aspectos más importantes se encuentra el hecho de qué va a pasar con los ciudadanos ingleses que residen en la provincia, pero también aquellos castellonenses que viven en territorio británico.

Otro de los elementos clave son los compromisos presupuestarios o fronterizos con las dos Irlanda. Además, el “brexit” obliga a recomponer las normas de protección de datos, establecer unas pautas de colaboración aduanera, medidas para evitar la competencia desleal, las inversiones o asuntos que tienen que ver con los aranceles y la necesidad de reducir las restricciones de naturaleza geográfica.

Suscríbete a nuestra newsletter