La información económica de los líderes

Museo Arqueológico de la Provincia de Alicante

La exposición Rupestre del Marq congregó a más de 85.000 visitantes

La muestra ha servido para poner en valor el patrimonio provincial con grandes conjuntos como el de Pla de Petrarcos

Archivado en: 

La exposición Rupestre del Marq llega a su fin. | E3

La exposición del MarqRupestre. Los Primeros Santuarios” ha concluido su exhibición en Alicante con la visita de 85.063 personas. Más de 250 objetos procedentes de distintos museos nacionales y locales han integrado esta interesante muestra que se inauguró el pasado 5 de julio y que ha permitido reunir, por primera vez, piezas únicas que materializan el extraordinario patrimonio arqueológico de la provincia.

Con motivo de su clausura, el museo alicantino organizó durante los días 4 y 5 de enero unas jornadas de puertas abiertas que permitieron a cerca de 1.400 personas disfrutar de forma gratuita de los contenidos de esta exposición.

Por otra parte, también este fin de semana el Marq ha despedido “PlastiHistoria de la Humanidad“, una muestra de la Fundación Educa que ofrecía un original viaje por las etapas clave en la evolución y la historia del hombre, desde el Paleolítico hasta la era de la globalización, a través de figuras de plastilina.

Patrimonio provincial

La muestra evocaba las cuevas en las que plasmaron estas primitivas representaciones pictóricas y en las guardaban útiles de caza y herramientas para utilizar en la vida cotidiana. La propuesta expositiva temporal reproduce y describe este arte; aunque uno de los aspectos más atractivos es la puesta en valor de los distintos enclaves que tiene la provincia de Alicante.

Entre los puntos de mayor interés, se encuentran un gran conjunto de yacimientos con arte que, cuatro décadas después del descubrimiento de Pla de Petracos, se han dado a conocer en esta exposición a un público más generalista. La Diputación de Alicante, a través del Marq y el Área de Arquitectura, se ha implicado en nuevos proyectos de puesta en valor, como el que en la Vall de Gallinera afecta a los emplazamientos de Benialí IV y Benirrama I, o el que atiende y se prepara para la Cova de l’Or de Beniarrés.

Suscríbete a nuestra newsletter