La información económica de los líderes

Según el informe realizado por Randstad

2018 registra el mayor paso de contratos temporales a indefinidos en 10 años

En la Comunitat Valenciana fueron más de 80.600

Archivado en: 

Evolución contratos temporales convertidos a indefinidos en Comunitat Valenciana. | Fuente: Randstad a partir de datos del SEPE

Los contratos temporales convertidos a indefinidos en la Comunitat Valenciana han aumentado un 26,9% respecto al mismo periodo que el año anterior, convirtiéndose en el mayor incremento registrado en el último decenio según el informe realizado por Randstad, basado en los datos publicados por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) de enero a octubre de 2009 a 2018.  Las conversiones han superado la barrera de los 80.600, registrando la cifra más elevada de la serie histórica.

Cuando se analiza la serie histórica, el análisis revela que tras superar en 2009 los 43.400 contratos temporales convertidos a indefinidos, este indicador del mercado laboral fluctuó entre los 38.900 y los 38.700 contratos hasta registrar en 2012 la menor cifra de la década (33.867). A partir de este momento, la cifra de contratos temporales convertidos a indefinidos aumentó durante los seis años siguientes hasta alcanzar el dato más elevado en 2018.

Cabe destacar, además, que en el caso de la Comunitat, el ratio de conversiones respecto al total de contratos indefinidos es el sexto más elevado de España; es decir, dos de cada cinco de los contratos indefinidos de la región proviene de un contrato temporal (41,7%), lo que refleja la importancia de este tipo de contratos en el mercado laboral. Por provincias, Alicante es la que más aumenta (45,7%), seguida de Valencia (39,8%) y Castellón (39%).

A nivel nacional, Randstad detecta que el número de contratos temporales convertidos a indefinidos supera los 700.000 y también registra la cifra más elevada de la serie histórica. En concreto, se han realizado 708.131 conversiones, un 23,2% más que la cifra alcanzada el año anterior (574.644).

“Este índice demuestra que el trabajo temporal se posiciona cada día más como un puente hacia el empleo estable. Los contratos de duración determinada incrementan la empleabilidad de los profesionales, les ayudan a incrementar su experiencia y les permiten compatibilizar el empleo con la formación, sobre todo en épocas como verano o Navidad”, señala Luis Pérez, director de Relaciones Institucionales de Randstad.

Por sectores, cabe destacar que más de la mitad de los contratos indefinidos realizados en industria es una conversión (52%), el sector que alcanza la mayor tasa. Le siguen construcción (43,6%), servicios (34,8%) y, por último, agricultura (20%).

 

Suscríbete a nuestra newsletter