La información económica de los líderes

Moliner espera obtener el consenso para aprobar las cuentas este mes

La Diputación de Castelló presupuesta 143 millones para 2019 sin deudas

Rebaja el capítulo de personal al 18,7 por ciento y destina 54,8 millones a inversiones directas en los munciipios

 / 

Moliner (derecha) y Salvador Aguilella, presentaron el presupuesto para 2019.

El equipo de gobierno del PP en la Diputación de Castelló presupuesta 143 millones para el próximo año, que deberá refrendar el pleno de este mes. Y, por primera vez, no incluirá carga financiera tras la cancelación de la deuda, lo que le da una capacidad inversora del 38,3%. Un presupuesto que, según el presidente Javier Moliner, “no es electoralista”.

Moliner, que compareció con el diputado de Hacienda, Salvador Aguilella, resaltó el hecho de que en el umbral de sus últimos meses al frente de la institución ha podido “cumplir el compromiso de dejar a la corporación libre de cargas financieras”, tras anunciar una operación para zanjar la deuda de 18,7 millones con los bancos.

Una gestión “eficiente” en el área de Hacienda ha hecho posible llegar a 2019 con la deuda a cero y con un presupuesto que destina el 38 por ciento, 54,8 millones, a inversiones directas, de las que se beneficiarán, apuntó, los municipios. Fruto de la eficacia en la gestión “el capítulo de personal para 2019 representa el 18,7% del presupuesto, por debajo del techo del 20 por ciento”, añadió el presdiente.

Acerca del documento económico que trasladará al pleno de este mes, Moliner destacó que “es resultado de la escucha activa” de las demandas de los alcaldes de la provincia, que recibirán ayudas económicas para obras en el Plan Castellón 135.

Destacó que el presupuesto mantiene la línea de transparencia e igualdad de oportunidades que marca “nuestra gestión en estos casi 8 años”. Así, “no habrá convenios singulares con los municipios y todas las ayudas están regladas”. Esa singularidad de los convenios ha sido una de las críticas constantes desde la oposición.

Tras la presentación del presupuesto a los medios de comunicación y superada la primera ronda de contactos con los portavoces de los grupos presentes en la Diputación, Moliner avanzó que mantendrán nuevos encuentros con la oposición para buscar consensos, pese a que la mayoría de su grupo es suficiente para imponer el presupuesto.

Moliner confía en que, como ya ocurrió con la aprobación de los presupuestos de los organismos autónomos Patronato de Turismo y Consorcio de Bomberos, en los que ha representación del Consell, se puedan aprobar las cuentas. Pero ello requiere reuniones previas antes de la final en la Junta de Portavoces.

Suscríbete a nuestra newsletter