Llega a València Energy Observer, el primer barco propulsado por hidrógeno

Llega a València Energy Observer, el primer barco propulsado por hidrógeno

Justo en frente del Veles e Vents, en la Marina de Valencia está atracado desde ayer el Energy Observer, el primer barco propulsado solo por energías renovables e hidrógeno. El catamarán estará atracado en nuestra ciudad hasta el próximo 5 de septiembre, después partirá a Tánger, Lisboa y el puerto de salida, Saint Malo en la Bretaña francesa, donde pasará el invierno. El público podrá visitar de manera gratuita el Village Energy Observer y conocer el barco a través de sistemas de realidad virtual, ya que no se podrá visitar por dentro.

“El puerto de Valencia corresponde a la 31 escala de la vuelta al mundo”, ha matizado Victorien Erussard, fundador y capitán del catamarán que ya ha recorrido 10.000 millas náuticas que corresponden a 20.000 kilómetros. Durante seis años visitarán 50 países y harán escala en 70 puertos más. El objetivo: “mostrar el gran potencial del hidrógeno y de las energías renovables en una movilidad limpia e innovadora para el futuro”, ha explicado.

El Energy Observer, con 30 metros de eslora y 13 metros de manga, inició su viaje en abril de 2017 y tiene un doble objetivo: “ser un desafío científico y tecnológico y un medio de comunicación con un afán divulgativo”, explica Victorien. En concreto, “vamos alrededor del mundo para contactar con los pioneros en energía sostenible”, ha matizado.


Suscríbete gratis a nuestra Newsletter
Y recibirás en exclusiva la actualidad económica y empresarial.

A la derecha de la imagen, el capitán e impulsor del proyecto, Victorien Erussard

Antes de iniciar esta aventura denominada “Odisea para el futuro” han tardado tres años en poner a punto el barco. Cuentan con patrocinadores tecnológicos, institucionales y financieros que les están permitiendo hacer este viaje. De hecho, este proyecto ha costado cerca de cinco millones de euros que incluyen el I+D y el acondicionamiento del barco. En cuanto a la labor de comunicación, el barco cuenta con un equipo de rodaje embarcado que está dirigido por Jérôme Delafosse, jefe de Expedición y que ya han hecho ocho documentales desde la primavera de 2017 que se emitirán en Planet+. Igualmente, se encargan también de compartir su aventura en redes sociales gracias a la información recopilada en el cuaderno de abordo.

Concretamente, esta expedición está centrada en la puesta en marcha de los 17 Objetivos del Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, de los que Energy Observer es el primer embajador de Francia.

El proyecto comenzó hace cinco años y se ha puesto en marcha gracias a la experiencia personal de Victorien Erussard como marino mercante, donde descubrió la amenaza que suponen los hidrocarburos  para los ecosistemas marinos, además del ruido que generan; y como regatista de vela de alto nivel, que le ha permitido atravesar el Atlántico con barcos de vela que no necesitan más que el viento y ningún combustible fósil. Ambas experiencias le sirvieron para desarrollar este barco “que simboliza las energías del mañana”, describe.

“Energy Observer es respetuoso con el medioambiente, no emite CO2, ni partículas finas, ni ruido”, ha constatado su capitán. Además, ha subrayado que “este sistema puede ser aplicado a pequeña, mediana y gran escala a cualquier medio de transporte y todas las industrias”.

En esta imagen se pueden ver las placas solares instaladas en cubierta

El catamarán tiene dos sistemas de almacenamiento de energía: uno a corto plazo, a través de baterías y otro a largo plazo a través de hidrógeno. Y, por otra parte, tiene dos fuentes de consumo de dicha energía: la propulsión del barco, que se lleva a cabo con energía eléctrica y la vida a bordo donde todos los elementos e instrumentos son eléctricos. En concreto, Victorien ha recordado que “el barco tiene un sistema de producción de hidrógeno embarcada que convierte el agua del mar en hidrógeno”.

A pesar de todo, Victorien ha apuntado un problema con respecto a las baterías: que “estas son de litio y solo tenemos reservas para treinta años”. Mientras que con el hidrógeno todo son ventajas. De hecho, ha subrayado que “es el elemento más presente en el  universo y que 9 de cada 10 moléculas están compuestas por hidrógeno. Pero, -ha matizado- es una energía secundaria. Además, es tan volátil que es difícil recogerla”. También ha reconocido que el hidrógeno es muy caro en este momento, “como todas las novedades”.

Y en 2019 toca Europa del norte

Energy Observer descansa en invierno en el puerto de salida, Saint Malo ya que a partir de marzo de 2019 toca dar la vuelta por Europa del norte y “vamos a añadir elementos nuevos al barco debido a la falta de sol. Vamos a trabajar sobre la energía eólica”, ha desvelado su capitán e impulsor

 

 

 

 

Dejar una respuesta

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.